Vallejo cayó estrepitosamente en el Gallardo luego de haber estado haciendo un buen partido. Los problemas surgieron cuando desde el banco comenzaron los reclamos, pues desde allí el elenco poeta se salió del encuentro.
Manolo Núñez | @Manolonf
Columnista Editorial

La delicada situación de Vallejo fuerza a que en cada partido deba salir a buscar los puntos. Esa es una propuesta para nada descabellada dado el nivel del plantel de los trujillanos. En esa línea, esa apuesta en el Gallardo venía siendo efectiva luego de haber podido controlar a Cristal y haber salido a buscar la posesión del balón.

Pero tras el empate de Renzo Revoredo, el cuadro poeta se fue del partido por las reacciones que se dieron desde su propio banco. El técnico, Ángel Comizzo, comenzó a sugerir que el arbitraje estaba en contra de su equipo y la discusión terminó con su asistente, Néstor Pumpido, siendo expulsado. Vallejo, tras este suceso, no volvió a meterse en el partido.

Al final, el cuadro poeta terminó con siete goles en contra y dos expulsados, algo que lo perjudica sobremanera de cara a los partidos que le restan. En una situación como la de Vallejo, que desde el banco no aparezca la calma y el buen manejo de situaciones complicadas como las que se van a dar, es difícil pensar que el cuadro trujillano termine salvando la categoría.

Comizzo también perdió los papeles ante Melgar en Trujillo. (Foto: La Industria de Trujillo)

Si la campaña de Vallejo concluye en el descenso, parte de la responsabilidad será exclusiva de Comizzo y su comando técnico, que por ahora no sabe manejar las emociones de un plantel que claramente no se siente cómodo peleando por no descender. En la fecha anterior, frente a Melgar, ya se había visto la falta de gestión del equipo con un contexto a favor.

Por otro lado, tampoco ayudan los comentarios que se han estado repitiendo luego del partido, señalando que al cuadro trujillano le vendría bien un cambio de técnico a estas alturas del campeonato. Incluso se ha indicado que debería tener las características de un 'motivador'.

Faltando tan poco y estando en una situación tan delicada, un cambio de comando técnico a estas alturas podría resultar fatal para las aspiraciones de mantenerse en Primera. A Vallejo, por ende, le resta asumir que es un equipo que pelea el descenso, y poner a disposición de ello la jerarquía de un plantel que con pasta para pelear el título.

Captura: Gol Perú
Foto: La Industria de Trujillo


Leer más...

La crónica del Cristal 7 - Vallejo 2: Siete de la suerte

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy