Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.comHuancayo y Alianza Lima no se sacaron diferencias en un trámite bastante anodino y maquillaron el marcador con dos goles en los minutos finales. Sendas desatenciones defensivas explicaron los tantos de Monsalvo y Beltrán para el 1-1.
Jorginho Abanto | @A23Abanto
Redactor

Otra tarde limeña de puro fútbol con un poco de sol tuvo esta vez a Villa El Salvador como sede de un partido en el que Sport Huancayo asomaba como potencial verdugo de un Alianza Lima golpeado. Y de hecho el 'Matador' casi termina haciendo honor a su apelativo, pero no por demasiados méritos propios sino por la insípida propuesta aliancista, esa de circular pelota sin muchos rumbos fijos y sujeta a desatenciones en el fondo como la que permitió el gol de Charles Monsalvo apenas a 3 minutos del final. Era la sentencia aparente para una semana oscura para los íntimos, ya muy golpeados por lo ocurrido ante UTC y Estudiantes de Mérida. El salvavidas lo arrojó Carlos Beltrán, lanzado al ataque en una carga múltiple que vio a cuatro íntimos ganar la posición de la zaga central huancaína, con Hervé Kambou y Jimmy Valoyes quedados en el salto. El 'Che', otro que no necesariamente ofrece garantías en el fondo, al menos salva la papeleta por esfuerzo.

La Pizarra: Cambios y más cambios

Huancayo: Los dirigidos por Wilmer Valencia salieron con todo su poderío dispuesto en el habitual 4-2-3-1. En los primeros minutos, se vieron un poco presionados en su salida: Marcos Lliuya estaba intranquilo y no podía hacer su típico juego de dribbling. Por el sector derecho, el duelo entre el experimentado Giancarlo Carmona y el joven Dylan Caro fue muy disputado: 'Barney' llegó en una ocasión de manera clara al área íntima, pero su remate fue contenido por Steven Rivadeneyra. Los papeles cambiaron cuando Hugo Ángeles se hizo expulsar casi al minuto 40 por una falta contra Carlos Ascues -que, por cierto, el volante vendió bien para que el juez Joel Alarcón expulsara al lateral del 'Matador'-. En la segunda parte, la serenidad y velocidad de Jimmy Valoyes fue clave para tratar de conseguir la victoria. Además, los ingresos de Carlos Caraza y Charles Monsalvo le permitieron al elenco huancaíno tener variantes en ataque y preocupar a la zaga íntima. Monsalvo, precisamente, abrió el marcador con una excelente definición tras una contra que condujo bien Valoyes por la banda derecha, aunque la alegría duraría poco.

Alianza Lima: Entretanto, los dirigidos por Mario Salas salieron fieles al 4-3-2-1. En la alineación se presentaban caras poco frecuentadas: Steven Rivadeneyra en el arco, Dylan Caro en el lateral izquierdo, Miguel Cornejo en el mediocampo y Kluiverth Aguilar en atípica función ofensiva. La idea de presionar y combinar pases rápidos funcionó: Caro, cuando se proyectaba, generaba peligro, y con un centro venenoso para Patricio Rubio casi permite que el chileno abra el marcador. Sin embargo la expulsión de Sebastián Cavero por trabar a Carlos Neumann obligó a repensar el esquema para el complemento a un 4-3-2, con Aguilar como lateral izquierdo, Ballón liderando la salida, Ascues con la licencia de moverse por todo el mediocampo y Rubio en punta. Y a pesar del ingreso de Cristian Zúñiga para sumar -eufemismo valga- en ataque, las ocasiones de gol no llegaron por el buen orden que mantenía Huancayo. La actitud de ir hacia el gol despertó cuando Monsalvo abrió el marcador, y Beltrán tuvo la fortuna de conseguirlo.

El Capo: Con mucho oxígeno

Ballón adelanta a Velásquez. El volante fue, una vez más, el más lúcido para reflejar lo que Mario Salas quiere de su equipo. (Foto: Fabricio Escate / DeChalaca.com) 

Josepmir Ballón, quien comenzó el encuentro por derecha y terminó jugando como volante central, delante de Carlos Beltrán y Francisco Duclós. El ex Sporting Cristal se acomodó a esa posición como director de la la salida del equipo para cubrir los espacios que dejaban sus compañeros, de modo de impedir las proyecciones de Huancayo. Ballón se multiplicó en el Iván Elías Moreno y -a pesar de haber jugado todo el encuentro con el duro golpe recibido en Venezuela en la mente- siempre estuvo puntual y preciso sin descanso alguno.

Kazuki Ito: Una media sonrisa

Joel Alarcón estuvo rodeado de jugadas claves que cambiaron el rumbo del partido. La expulsión de Hugo Ángeles fue el ejemplo más claro: debió ser una decisión más pensante, pues Ascues exageró el golpe. Con VAR de por medio, otra habría sido la situación. Por lo demás, el juez FIFA estuvo correcto en sancionar con amarilla las infracciones que marcó con cartulina de ese color.

Los Goles

Fotos: Fabricio Escate / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Huancayo 1 - Alianza Lima 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy