Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comMannucci soportó el asedio al cual lo sometió UTC en el segundo tiempo para salvar un punto y mantener viva la chance de alcanzar el segundo puesto de la Fase 1. El 2-2, además de liquidar las chances del 'Gavilán' de ser cabeza de serie, castigó la dejadez carlista, complicada por las expulsiones.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

Si bien el UTC - Carlos A. Mannucci no es un clásico, sí existe una rivalidad que data de los Regionales de la segunda mitad de los ochenta, la cual se extendió en Primera División hasta 1993, año en el que UTC descendió. Esa añejo pica se hizo patente esta tarde-noche en el Nacional, en la que Mannucci golpeó rápidamente a UTC en la primera parte, siempre jugando a la espalda de los zagueros cremas. Y para alimentar el morbo, fue el 'Gavilán' el que dio un vuelco a la pálida performance de los primeros 45' al arrinconar en el segundo tiempo a Mannucci hasta quedar muy cerca de voltear un partido que pudo haber sido significativo no solo por la reacción, sino porque habría permitido al equipo de Franco Navarro seguir peleando la segunda plaza de la Fase 1. No se concretó, pero vaya que ambos regalaron un emotivo capítulo más de una creciente rivalidad deportiva.

La Pizarra: Se miraron en el espejo

UTC: Navarro dispuso un 4-2-3-1, con Nicolás Ortiz y Carlo Diez delante de los zagueros. Más arriba, abiertos, se ubicaron Luis Iberico por derecha, Érinson Ramírez al centro, Gino Guerrero por izquierda y Mauro Guevgeozian como único punta. Debido a la pasividad de Koichi Aparicio en el gol de José Carlos Fernández y en el segundo tanto, al no cerrar el pique en diagonal de Ricardo Lagos, Navarro lo sacó de la cancha y colocó a Paulo Goyoneche, quien reportó mayor seguridad en el fondo. Asimismo, retiró a Guerrero, de pálida actuación, y colocó a Renato Espinosa, con lo cual varió el esquema un 4-trapecio-2, siempre con Iberico abierto por derecha y corriendo a Ramírez del centro a la izquierda, de modo de que Espinosa y Guevgeozián se batieran con la zaga carlista. En el segundo tiempo, apremiado por el resultado, el DT del 'Gavilán' soltó a Josué Estrada a trepar por el carril derecho, con lo cual forzó a Iberico a correrse al medio.

Mannucci: Pablo Peirano dibujó también un 4-2-3-1, en el que en el primer tiempo la pareja de volantes de primera línea formada por Jean Pierre Fuentes y Carlos Javier Flores cumplió cabalmente la doble función de cortar el juego del 'Gavilán' e iniciar el desarrollo del juego mediante el pase a Patricio Arce. Precisamente fue el 'Pato' quien brindó las asistencias para los goles de 'Zlatan' Fernández y 'Richy' Lagos. Aunque Arce se ubicó en el inicio por el sector derecho del mediocampo, tenía libertad para circular por todo el frente de ataque, tanto así que apareció por izquierda para asistir a Lagos. Junto a ellos, en el medio quedó Arley Rodríguez, mientras que de punta iba Fernández. En el segundo tiempo, Mannucci perdió la pelota, lo cual se agravó con la salida de Arce para el ingreso de Diego Gustavino y, luego, con la salida de Flores para que entrara Ernest Nungaray.

El Capo: Potencia el talento

Érinson Ramírez, acá en disputa del balón con Arley Rodríguez, volvió a ser el conductor necesario para que la volante de UTC engranara marca con generación de peligro. (Foto: Diego Urbina / DeChalaca.com) 

La actual versión de Érinson Ramírez dista mucho de lo que ofreció el año pasado en la Universidad César Vallejo e incluso de la versión prepandemia 2020 en el 'Gavilán'. De innata habilidad, le ha agregado a su talento una condición física propia de un deportista profesional. Ya había dado muestras de ello al ser el El Capo de La Fecha en dos jornadas previas y esta tarde-noche, pese a que no marcó, el pisqueño surgido en Alianza Lima fue otra vez el mejor jugador del partido. En el primer tiempo fue quien llevó más peligro al arco de Manuel Heredia con dos remates de larga distancia, mientras que en el complemento resultó indescifrable para el sector derecho de la zaga carlista; además, ejecutó el córner que culminó en el gol de Gonzalo Rizzo. Cuando al talento se agregan trabajo y sacrificio, los resultados saltan a la vista.

Kazuki Ito: ¡Hola, don José!

Hace apenas 48 horas hubo en el mismo gramado un pésimo arbitraje que arruinó un gran partido de fútbol. La tarde-noche de este jueves 15 en el Nacional también hubo goles y expulsados; no hubo VAR, pero sí una cuarteta que ejecutó una correcta labor. José Mendoza, árbitro central, actuó con solvencia para diluir una escaramuza surgida luego de que los jugadores de UTC no quisieron echar la pelota para que atendieran a Arley Rodríguez. El chancayano saldó la situación con un par de amarillas a Fernández y Ortiz, pese a que quien inició el tumulto -Delio Ojeda- se perdió entre la multitud sin ver tarjeta. Luego, el réferi no se dejó sorprender por los hombres del 'Gavilán' que reclamaban gol luego que el remate de Ramírez diera en el travesaño y picara en el césped, sin traspasar la línea de gol. Asimismo, Mendoza estuvo acertado en la roja a Fuentes por codazo a Ortiz y en la doble amarilla a Rizzo.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde y Diego Urbina / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del UTC 2 - Mannucci 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy