Foto: Pedro Monteverde/ DeChalaca.comAlianza Lima, sobre la base de insistencia, consiguió un resistido triunfo por 2-0 ante un Llacuabamba que lo complicó más de la cuenta. Rubio y Ascues anotaron y, vestidos de blanquimorado, calmaron las ansias del hincha íntimo.
Miguel Marca | @migueelmarca
Redactor

La devoción por delante: Alianza Lima sufrió el peso de este tormentoso año y en octubre encontró la paz justa, al menos para derrotar a Deportivo Llacuabamba. El cuadro de Pataz se plantó bien en el terreno de juego y estuvo muy cerca de anotar vía Álex Valera, pero chocó ante un iluminado Ítalo Espinoza que se recompuso del partido pasado y atajó de todo. Mario Salas, impaciente pero no resignado, confió en Patricio Rubio, quien finalmente pudo anotar para alivio del técnico chileno así como de los hinchas íntimos, más enfurecidos que nunca luego de la igualdad ante Estudiantes de Mérida por Copa Libertadores. A quien le vino bien octubre parece ser a Carlos Ascues, nuevamente errático en mitad del campo pero con la maña suficiente para aportar en el marcador con un golazo que otorgó la tranquilidad del caso a los ahora blanquimorados.

La Pizarra: ¿Qué pasó, 'Chochera'?

Alianza Lima: El 4-2-3-1 que envió Mario Salas al campo no mostró un buen nivel en todo el partido. Los íntimos sufrieron atrás más de lo debido y el proceso defensa-ataque estuvo respaldado por un libreto sin sorpresas y hasta ineficiencia de los actores responsables, principalmente Ascues. En cambio, fueron rescatables las intenciones de Joazhiño Arroé y Kevin Ferreyra, pues en más de una oportunidad buscaron el arco. Los cambios del técnico chileno abrieron paso para romper el cero y agobiar al rival, que -mermado físicamente- ya no causó en el complemento problemas como en la primera parte. Oslimg Mora aplicó su velocidad -tras el gran pase de Arroé- y sirvió a Rubio, quien la mandó a guardar. Luego, Ascues le ganó el vivo a Álex Valera y se perfiló para anotar al palo más lejano de Miguel Ramírez.

Llacuabamba: Alberto Castillo no contó con algunos de sus habituales titulares, como Nicolás Raguso; aun así, planteó un 4-3-2-1 que funcionó y trajo problemas al rival. La conexión Kevin Santamaría - Álex Valera fue lo más valioso del elenco aurífero: gracias a ella, en la primera parte Valera estuvo de cara al gol en dos oportunidades, así Santamaría en una ocasión ya en la segunda mitad. Lo espantoso llegó justo en los últimos 45', pues el equipo de Parcoy no atacó más y no le dio más gasolina que para defender el cero. Los cambios tampoco aportaron soluciones y aunque Miguel Ramírez salvó su pórtico en más de tres ocasiones, todo lo cosechado acabó vulnerado.

El Capo: Así te quieren ver

Arroé en uno de sus ensayos al arco. 'Joa' es quien hoy pone mayor ritmo al juego aliancista. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Su retorno pospandemia no fue el mejor. Las críticas le llovieron a más no poder y el pasar de las fechas, sumado a unas cuantas buenas actuaciones, le han devuelto la confianza a Joazhiño Arroé, quien hoy incluso remata desde lejos. Lo más valorable del volante íntimo es que lo intenta siempre y, dentro del bajo rendimiento de su plantel, lo suyo hoy es de lo más rescatable. Además, sirvió un estupendo pase a Oslimg Mora antes del primer gol.

Kazuki Ito: Mire bien, profe

Miguel Ramírez simuló bien una falta que supuestamente le hizo Kevin Ferreyra antes del final del primer tiempo. Lo cierto es que el capitán de Llacuabamba vendió bien la supuesta falta y Micke Palomino terminó amonestándolo. De entonces en más no hubo problema alguno para el juez y sus asistentes.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Alianza Lima 2 - Llacuabamba 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy