Foto: Prensa FPFEn un partido que fue de más a menos y perdió su dinámica inicial, Universitario se impuso 0-1 a un combativo Llacuabamba en la Videna. Jonathan dos Santos volvió a marcar para así conducir a los cremas a su cuarta victoria consecutiva en la Liga 1, que los ubica cómodamente en la cima de la tabla de posiciones.
Gianni Rivera | @gianni_rc
Redactor

A los 12 minutos de juego, Deportivo Llacuabamba presionó en la salida a Universitario de Deportes y obligó al error en el pase de la zaga crema; el balón le quedó al salvadoreño Kevin Santamaría, quien sacó un potente disparo desde el borde del área con destino de gol, pero apareció José Carvallo -con una notable atajada a mano cambiada- para salvar su portería. Solo 8 minutos después, un tiro de esquina ejecutado por Donald Millán encontró destino en Aldo Corzo; este lo conectó y le bajó el balón a un correctamente ubicado Jonathan dos Santos, quien lo desvió con sutileza y marcó el solitario gol del cotejo.

En esas dos acciones se vio cristalizada la razón por la cual el elenco crema se quedó con los 3 puntos en la mañana sabatina de la Videna: el buen momento individual de sus referentes. Ello no se restringe únicamente a Carvallo, Corzo y Dos Santos, vale decir, pero los tres pueden ser vistos como la expresión más visible del tema.  Pero vale decir, también, que los del ‘Matemático’ Néstor Otero no se amilanaron en su primer choque frente a los merengues y plantaron cara con una propuesta que, al mismo tiempo de hacer duro y peleado el trámite, les permitió  pisar área contraria y generar algunas ocasiones de gol. Así, mientras que los de Ángel Comizzo se mantienen en la cima de la tabla de posiciones, silenciosamente, los de Pataz van hilvanando tres partidos que no hacen sino evidenciar que serán un hueso duro de roer en esta Liga 1.

La Pizarra: La fórmula sigue

Llacuabamba: Como lo hizo en sus dos últimas presentaciones, Néstor Otero alineó un 4-3-3. En la aplicada zaga patacina, lo del experimentado colombiano Humberto Mendoza, por su buena ubicación y oportunos cierres, fue el punto más alto; Keyvin Paico se paró como ‘6’ ancla y, con sus movimientos, dirigió la presión aurífera; como interiores actuaron los trujillanos Niger Vega y Segundo Acevedo, por quienes pasó la elaboración del juego ofensivo de los de Parcoy; los extremos Kevin Santamaría y Arly Benites -quizá por ello salió lesionado- tuvieron mayor trabajo en el ida y vuelta por los carriles exteriores y Álex Valera, quien fue marcado al milímetro por los zagueros cremas, fue más requerido para aguantar y descargar envío, por lo cual dispuso de mínimas situaciones para estampar su firma en el marcador. Más allá de los primeros cambios -que fueron de hombre por hombre-, Junior Viza y Maximiliano Velasco ingresaron al mismo tiempo para ganar volumen ofensivo sobre el final, pero fue muy poco el tiempo que estuvieron en el terreno de juego.

Universitario: Los de Ángel David Comizzo, por su parte, salieron al campo de la Videna con un 4-2-3-1. Con la intención de jugar lo más lejos posible de su arco, aplicaron su ya distintiva presión alta e intentaron llegar por los lados con previa construcción desde el fondo, con la incorporación de Carvallo en ese libreto para ejercer superioridad numérica; no obstante, ofensivamente sus pocas ocasiones se dieron principalmente vía contraataques en la segunda mitad. Así, la línea defensiva integrada por Aldo Corzo, Federico Alonso, Nelinho Quina e Iván Santillán se mostró ordenada y logró neutralizar a los atacantes llacuabambinos; en la contención, que no encontró la forma de enlazar el juego  y tuvo poca circulación de balón sostenida, actuaron -con mayor incidencia en el cotejo- Gerson Barreto y Jesús Barco; marcados de cerca por los de Pataz y poco entonados, quedaron Alejandro Hohberg -alejado de su rendimiento de la fecha pasada- Donald Millán y Alberto Quintero -el más incisivo de los tres y la excepción en el complemento-; y en el rol de centrodelantero se mantuvo invariable Jonathan dos Santos. El técnico argentino solo empleó dos cambios, que sirvieron de mero refresco.

El Capo: En lo suyo

Corzo, aquí atento a la entrada de Santamaría, fue el más trajinador del andamiaje de Universitario en San Luis. (Foto: Julio Aricoché / DeChalaca.com) 

Aldo Corzo cumplió una gran actuación en la jornada matutina en la Videna. Sólido en la marca, además de ponerle cerrojo a su banda, el lateral derecho de la selección estuvo acertado en sus envíos largos hacia los hombres de avanzada y llegó a trepar al campo contrario en algunos momentos del partido. Asimismo, hasta en tres oportunidades se desmarcó para conectar envíos de pelota parada; así -y no de casualidad- se produjo su asistencia para el gol merengue.

Kazuki Ito: En algo lo subsanó

No fue la mejor actuación del juez FIFA Víctor Hugo Carrillo. Si bien el partido nunca se le fue de las manos, repartió cobros erráticos -principalmente por dejarse impresionar con lanzadas de atacantes de ambos elencos-. En la jugada del complemento que a primera vista pareció más polémica, correctamente no marcó penal a favor de los cremas, pues Alberto Quintero fingió un contacto de Keyvin Paico y se lanzó a la piscina. No obstante, 'Negritillo' merecía la tarjeta por su intento de sorprender con una falta inexistente.

El Gol

Fotos: Julio Aricoché / DeChalaca.com; Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Llacuabamba 0 - Universitario 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy