Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comEn San Marcos, Mannucci goleó 0-4 a un Cusco diezmado por la expulsión de Ray Sandoval. Aunque en principio se trató de un trámite parejo, el 'Tricolor' estuvo siempre un paso adelante de un equipo que no gana hace cinco partidos.
Kenny Nagahama | @Kenny_Nagahama
Redactor

Hace un par de fechas, el aplauso fue general ante las grandes actuaciones de José Daniel Rivera y de Danilo Carando ante Deportivo Llacuabamba, más allá del resultado poco auspicioso -un empate- por el lugar que ocupa Cusco FC en la tabla de posiciones. Pero lo que se seguía viendo del cuadro imperial era eso: individualidades. Cuando los mejores en un equipo que no termina por convencer en lo colectivo no están en su mejor día, se siente como si el viento soplara mucho más fuerte de lo que realmente lo hace en su contra. Y ese viento no fue el del estadio San Marcos, sino el impulsado por Carlos A. Mannucci con una combinación entre un cuadro consolidado y valores individuales altos como el resurgimiento de Patricio Arce, como para intensificar el contraste. ¿Quiénes más pueden jactarse de cambiar todo su medio y marcar dos goles más?

La Pizarra: Orden es productividad

Cusco: El equipo de Francisco Melgar salió con un 4-2-3-1, y estuvo más habituado a esperar e intentar hacer daño con salidas rápidas al verse inclinada la balanza territorial a favor de su rival. Buscó más por derecha en el primer tiempo con Ray Sandoval y Édinson Chávez, pero no logró rematar directamente al arco más de una vez en todo el encuentro. Tras la expulsión del ex Sporting Cristal, el 'Churre' renovó el ataque con Miguel Carranza, Pedro Gutiérrez y James Morales, pero ninguno pudo ejercer efecto relevante.

Mannucci: Los de Pablo Peirano se pararon también con un 4-2-3-1, pero que jugó más al toque y se acercó con mayor claridad al área rival. El 'Tricolor' marcó la diferencia desde la superioridad en el medio de Tarek Carranza y Carlos Javier Flores, quienes participaron mucho más y se les vio más dinámicos que a Oswaldo Valenzuela y a Erick Gonzales. Sumado todo eso al muy buen nivel de Patricio Arce, los cambios del equipo trujillano sí funcionaron y no se notó una respuesta decreciente en relación con los que fueron titulares.

El Capo: Pato en su salsa

Arce, con emoción por la partida reciente de un amigo cercano, puso la cuota emotiva además de su gran aporte futbolístico al cerrar la goleada en San Marcos. (Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.com) 

Patricio Arce se viene asentando cada vez mejor en el equipo carlista, que ha demostrado con creces que no depende de tener a Diego Guastavino como conductor para poder funcionar. El 'Pato' la pidió por izquierda, por derecha y por el medio, marcó el ritmo del juego tricolor y consagró su actuación con dos buenos goles sobre el final.

Kazuki Ito: Tengo todo excepto críticas

Actuación aceptable de la cuarteta arbitral encabezada por Jesús Cartagena. El juez acertó en las dos tarjetas amarillas que desencadenaron en la expulsión de Sandoval, la cual fue un punto clave para en el desarrollo del juego. Por lo demás, más allá de que cobró una posición adelantada a Arce a los 47' y que pudo amonestar a Erick Gonzales por una falta contra Rodríguez sobre los 64', no se complicó a lo largo del partido.

Los Goles

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Leer más...

La ficha del Cusco 0 - Mannucci 4

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy