Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comA pesar del muy discreto encuentro que hizo, la San Martín lo buscó por todos lados y mejoró con respecto a las fechas pasadas. Por sobre todas las cosas: transformó su posesión en gol. Sobre la hora, Werner Schüler salvó el 1-1 ante Melgar, que se sigue desmoronando y una vez más cedió puntos sobre el final.
Jimmy Balarezo | @jbalarezo_
Redactor

Cuando se repasaban los antecedentes, se caía en cuenta de que estaban frente a frente dos de los equipos más irregulares del campeonato. Pero también es cierto que son dos de los más atractivos a la vista: sus propuestas son ofensivas, entretenidas y, más allá de que no siempre consigan resultados, suelen favorecer al espectáculo. Pero tal vez por la necesidad de puntos, en esta ocasión tanto rojinegros como santos terminaron tomando muchos más recaudos de lo normal, y al encuentro siempre le faltó chispa. Empezó mejor FBC Melgar, que consiguió adelantarse gracias al autogol de José Bolívar, pero se cayó dramáticamente. Y cuando parecía que la Universidad San Martín cerraba otro partido en cancha contraria sin suerte, un tiro de esquina que pivoteó rudimentariamente Mohamed Karamoko y definió Werner Schüler terminó sellando el empate final.

La Pizarra: Sin variantes

Melgar: Carlos Bustos jugó con su ya típico 4-3-2-1, en el que envió por los costados del ataque a Johnny Vidales e Irven Ávila, mientras Othoniel Arce se encargaba del centro ofensivo. El flojo partido del mexicano, sin embargo, llevó a que Joel Sánchez ingresara en su lugar el segundo tiempo, y la punta del ataque pasara a ser responsabilidad del 'Cholito'. El sistema no cambió.

San Martín: Héctor Bidoglio tampoco modificó el dibujo con respecto a fechas anteriores, y al igual que su rival salió con un 4-3-2-1. Gaspar Gentile y Jairo Concha se encargaron de las bandas, para que Nicolás Figueroa (más tarde reemplazado por Sebastián Gonzales) fuera el centroatacante. Ni siquiera cuando ingresó Karamoko varió el dibujo, ya que Jordan Guivin, esta vez interior al inicio, pasó a ocupar el lateral derecho; Jairo Concha tomó el lugar en el medio.

El Capo: La aguja en el pajar

Aubert manejó los tiempos de la volante dominó. Aquí lucha el esférico con Concha. (Foto: Prensa FPF) 

Cuando a pesar de las intenciones por tenencias largas y de fútbol al ras el partido no corre y se hace mas bien trabado, se tiene que valorar un poco más a quienes siempre se la entregan a los suyos y los hacen jugar. Tal fue el caso de Edson Aubert. El arequipeño fue el más claro de los treinta jugadores que tuvieron participación en San Marcos y, sin ser brillante, fue con diferencia el mejor.

Kazuki Ito: ¿Pero qué vio?

Augusto Menéndez estaba cumpliendo con una correcta labor en el Monumental de San Marcos, corrigiendo con oportunas amonestaciones la continuidad de faltas que se fueron sucediendo; sin embargo, en una de las últimas jugadas del partido, sancionó tiro de esquina luego de que Gentile rematara de modo muy desviado sin haber sido interrumpido. Aquel cobro desencadenó el gol santo e influyó así sobre el resultado.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com; Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Melgar 1 - San Martín 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy