Foto: Prensa FPFUniversitario le cedió la pelota a Melgar, que se entretuvo con ella pero careció de profundidad. Sobre el final, los cremas se encontraron con la victoria con gol de Valera para asegurar el cupo directo a segunda fase de Libertadores y relegar al 'Dominó' a la Sudamericana.
Daniel Reátegui | @danielreateguiw
Redactor

31 de octubre: ¿Halloween o Día de la canción criolla? Cada quien celebra lo que le plazca y de acuerdo al gusto. Generalmente los niños se ponen el disfraz y con la compañía de sus padres salen a recorrer las calles, tocando las puertas del vecindario, pidiendo golosinas a la voz de "¿dulce o truco?". Y aquel vecino que se niegue a otorgar el dulce, corre el riesgo de ser víctima de una travesura por parte de los infantes.

Esta tarde en el Alberto Gallardo sucedió algo similar: Universitario invitó a FBC Melgar a que le toque la puerta, le cedió la pelota y lo esperó, a sabiendas de que el 'Dominó' saldría a buscar la victoria para llegar a la Copa Libertadores. Pero los rojinegros no llegaron al arco de José Carvallo: apenas merodeaban la vereda, el área grande. En general, los de Néstor Lorenzo abusaron del toque por el centro y por las orillas del área: ¡tuvieron diez córners a su disposición y no generaron peligro alguno en el arco crema!

Ante la ineficacia del cuadro de la calle Consuelo, la 'U' salió sin que le tocaran la puerta, no entregó el dulce y, a la vez, aplicó el viejo truco de "goles que no haces...". Así, los cremas liquidaron el pleito en el tercer minuto de tiempo adicional, tras gran jugada de Piero Quispe y una estupenda pisada de pelota de Álex Valera, quien con ello se generó el espacio y fusiló a Carlos Cáceda. Al cuadro rojinegro le quedó grande el disfraz de serial killer, mientras que los cremas pasaron de ser aparentes víctimas a verdugos implacables de los sueños continentales del 'Dominó'.

Valera celebra arrodillado su gol. El lambayecano cerró un estupendo año con divisa crema. (Foto: Prensa FPF) 

En general, Melgar extrañó a Bernardo Cuesta, pese a lo cual mantuvo el 4-3-3, con Christian Bordacahar de '7', Luis Iberico de '9' y Jhonny Vidales de '11'. El problema fue que pese a tener una gran temporada -con 12 goles en Liga 1-, Iberico no tiene los recursos de 'Berni' para generar juego, salir del área e irse a los lados. Por ello, pese a la movilidad de los atacantes rojinegros, nunca quedaron perfilados de cara al arco de Carvallo.

Todo lo descrito perjudicó la labor de Mariano Vázquez y de Alexis Arias, pues al no tener opción de filtrar el pase, ambos abusaban del toque en el borde del área. Tanta fue la inacción de Melgar que su chance más clara resultó ser el penal que ejecutó Iberico a 10' del final, justo cuando Lorenzo había dispuesto los ingresos de Joel Sánchez, Kevin Quevedo y Freddy Oncoy -precisamente a quien Nelinho Quina jaló en el área-. Tras el empate, el 'Dominó' echó el resto, pero descuidó el fondo y lo pagó caro.

En cambio, el estilo conservador que propuso Gregorio Elso Pérez con el 4-2-3-1 tuvo éxito merced a la buena labor de los centrales Federico Alonso y Quina y al soporte que brindaron Armando Alfageme y Jorge Murrugarra delante de ellos. Los hombres de avanzada se dedicaban a hacer circular la pelota; y cuando la tenían, la controlaban sin profundizar, salvo cuando Nelson Cabanillas encontró un hueco por izquierda y metió el centro que no pudo barajar Cáceda para que Luis Urruti mandara el esférico a la red. En el complemento, los de Ate fueron más cautos aún: no tuvieron una sola chance sino hasta los descuentos, cuando Quispe ratificó lo bien que se habla de él y Valera corroboró que está en estado de gracia -acabó la temporada con 11 goles convertidos-.

Cabanillas es perseguido por Arias. El partido culminó con algunos roces. (Foto: Prensa FPF) 

Sobre el final, hubo empujones y gritos entre Cabanillas, Quevedo y Quina: se metieron los técnicos, los asistentes y la policía, todo ello bajo la atenta mirada de Joel Alarcón, a quien se le había pasado un penal de Alonso a Bordacahar en el primer tiempo. Pese a ello, fue correcta la labor del réferi, quien no tuvo problema alguno para controlar el partido.

Cuando asumió 'Goyo' Pérez afirmó que su objetivo era meter a Universitario en un torneo internacional; tras su llegada, dio tranquilidad al plantel y ordenó el once, lo que hizo posible que aparecieran las mejores versión de Valera y de Urruti. No hubo truco en la propuesta de Pérez: sí mucho trabajo y ese, al fin y al cabo, fue el dulce del que disfrutan los hinchas cremas al estar en la Libertadores por tercer año consecutivo.

Los Goles

La Encuesta

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Melgar 1 - Universitario 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy