Foto: Prensa FPFComo en 2008 pero al revés, cuando Universitario celebraba sobre la hora el empate en el clásico un gol a los 95'+ -de Áxel Moyano- le dio tres puntazos a Alianza Lima. Los íntimos se afianzaron en la cima de la Fase 2 y despidieron a Ángel Comizzo, quien anunció su alejamiento del banco crema tras el partido.
Josu Gogeascoechea | @josugoge
Redactor

El 30 de abril de 2008, el estadio Nacional vibró de emoción. Era toda la hinchada de Universitario, que celebraba alocada el gol de Roberto Jiménez para ganar el clásico de aquella por 2-1. Minutos antes, Enrique Bologna había empatado el encuentro con el único tanto de penal marcado por un arquero en la historia del Clásico, pero los cremas tenían algo más que contar. Trece años más tarde, la historia se repitió en el mismo escenario, pero con una situación inversa: fueron los íntimos quienes celebraron a los 95'+.

A pesar de que los hasta este miércoles 19 dirigidos por Ángel Comizzo -quien en declaraciones a RPP al final del partido confirmó su alejamiento del club merengue, según él acordado desde el fin de semana previo- iniciaron el trámite sintiéndose más cómodos en el coloso de José Díaz, la historia empezó a cambiar con el correr de los minutos. El 3-4-1-2 que había planteado el técnico crema había sorprendido a más de uno: situó a Alexander Succar como carrilero por derecha, cuando todo apuntaba a que sería extremo izquierdo en un 4-2-3-1. De esa manera, el juego aliancista no podía generar superioridades y Armando Alfageme junto a Gerson Barreto dominaban el centro del campo.

Hubo una acción que cambió la dirección del encuentro. A los 19', Alberto Quintero salió lesionado por un tirón en la pierna izquierda y fue reemplazado por Luis Urruti. Tras ello, las esperanzas cremas se vieron mermadas mientras en Alianza, la figura de Hernán Barcos empezó a crecer. El '9' -con alma de falso ‘9’- retrocedía al centro del campo, giraba con toda la facilidad del mundo y empezaba a ubicar a los de Carlos Bustos cerca al arco de José Carvallo.

Concha se cuela entre Alfageme y Urruti. El volante aliancista rindió en importante nivel. (Foto: Prensa FPF) 

Tras la mejoría blanquiazul, una asistencia exquisita del ‘Pirata’ permitió que Ricardo Lagos sombreara al arquero crema con la cabeza -de modo idéntico a como lo hizo en el histórico triunfo de Mannucci sobre la 'U' en el Clausura 2019- y decretara la Apertura del marcador. Después de eso, los argumentos futbolísticos de Universitario decayeron y ni siquiera Hernán Novick parecía tener la llave para encontrar peligro y hacer sufrir a Ángelo Campos bajo los tres palos íntimos.

Aunque en el segundo tiempo Comizzo replanteó las cosas al sacar a Nelinho Quina para poner a Aldo Corzo y variar el esquema a un 4-2-3-1, nada parecía terminar de cuajar en filas merengues. Salvo algunas arremetidas y conexiones entre Urruti y el propio Novick, el equipo del exarquero no tenía idea de cómo profundizar ante la línea de tres centrales rivales. Los centros frontales lanzados por los cremas no encontraban a alguien libre dentro del área.

La polémica expulsión de Jefferson Portales -tras un choque con Alfageme- pareció darle algunas esperanzas a la 'U', pero esta nunca pudo hacer notar la superioridad numérica. Bustos cubrió la ausencia de su zaguero con otro como Jonathan Lacerda y el arco de Campos permaneció inmune. Incluso en los pies de Jairo Concha o en un disparo de Oslimg Mora pudo haber estado el segundo gol aliancista, pero el palo les dijo que no.

Barcos, adalid de todo en Alianza, felicita a Moyano, de cuyo gol el argentino fue autor intelectual. (Foto: Prensa FPF) 

Las emociones, sin embargo, estaban guardadas para el final. Cuando todo parecía consumado, otro centro frontal de Novick y un mal despeje de Campos permitieron que Nelson Cabanillas la tomara de volea para colocar el empate con una pinturita de aquellas. Respecto de Universitario algo está claro: nunca lo puedes dar por muerto, sobre todo después de haber empatado sobre la hora ante Sporting Cristal en el mismo estadio hace tres fechas.

En principio no había más tiempo y el punto compartido dejaba con un mal sabor de boca a los íntimos y trasladaba cierta sensación de victoria a Ate. Incluso Álex Valera, con un cabezazo al travesaño, puso a la 'U' al borde de una voltereta épica. Todo parecía escrito de crema hasta los 95'+, cuando otro testarazo al travesaño, pero de Barcos en el arco opuesto, permitió que Áxel Moyano tomara el rebote -también de cabeza- e hiciera explotar de euforia a todos los parciales íntimos que veían el partido por televisión.

La historia de 2008 se repetía, pero con protagonistas invertidos. No era ya la oración del 'Vagón' Héctor Hurtado la que tenía la última palabra, sino Alianza Lima a partir del garfio del 'Pirata' Barcos. Y aunque el Nacional no vibraba por el contexto en el que hoy se desenuelven la vida y el fútbol, los íntimos sí que saltaban de emoción por tres puntazos que no solo los mantienen en la cima de la Fase 2, sino que también les dan un envión anímico para encumbrarse como grandes candidatos para discutirle a Cristal el cetro de la Liga 1 2021.

Los Goles

Las Encuestas

Las Caletas

Las Fotos

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Universitario 1 - Alianza Lima 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy