Foto: Prensa FPFCusco superó 1-3 a Ayacucho en gran partido de Sandro Rengifo y polémico arbitraje ante el exceso de juego brusco. Muy al estilo de Marcelo Grioni, el equipo negridorado se lavó la cara y comenzó a salir de la zona de descenso.
Víctor Sierra | @VictoRS2903
Redactor

La terrible ubicación en la tabla de Cusco FC lo obligaba a volver del receso con una única misión en ciernes: ganar todo lo que venga. Se trata de un negocio que conoce bien Marcelo Grioni, un entrenador práctico que no tiene resquemores de lanzar la pelota por arriba hasta que pueda entrar a los arcos rivales. Así empezó a satisfacer los objetivos con un estupendo triunfo sobre un Ayacucho FC sorprendido y a ratos aletargado.

El DT argentino propuso un cambio de sistema que resultó clave para que el cuadro imperial sumara los tres puntos. La línea de cuatro se mantuvo en defensa, pero el regreso de Anier Figueroa y las constantes subidas de José Junhior Velázquez mostraron un nuevo rostro para el equipo imperial. En el mediocampo siempre la salida estuvo a cargo de Édson Aubert, mientras la principal labor de Matías Abisab fue de generar desequilibrio por las bandas rompiendo líneas. Por derecha estuvo Sandro Rengifo, indomable y pocas veces contenido Joaquín Aguirre; por izquierda Víctor Cedrón, con diagonales, tuvo buen desempeño.

Pero esa disposición, pensada para que el balón circulara con vértigo, se topó con un trámite muy brusco. Ciertamente no fue solo cortesía de Ayacucho: ambos equipos recurrieron a las faltas para poder recuperar el balón y no siempre de la mejor manera. Micke Palomino perdió rápidamente el control del partido al sacar tarjetas amarillas con facilidad.

Cedrón encontró espacio para hacer de las suyas. Aquí elude a Salazar. (Foto: Prensa FPF) 

Lo que sí resultó determinante fue que el juez principal expulsara a Minzum Quina por una fuerte falta a Mauricio Montes. El banco ayacuchano se molestó e hizo sentir su malestar durante el resto del partido. Nada de eso inmutó al veterano goleador, que cuando convirtió el tercer tanto muy a su estilo -aprovechando una desinteligencia en área chica- no tuvo resquemores en celebrarlo a despecho de su exclub.

Para ese momento, la desventaja numérica le había pasado factura a Ayacucho, que cedió protagonismo. Salvo algunos arrebatos de Pedro Casique en primera línea, lo demás fue opaco, y los intentos de los uruguayos Pablo Lavandeira y Leandro Sosa esta vez fueron estériles. Ni el ingreso de Emanuel Páucar pudo ofrecer la solidez defensiva deseada; en cambio, el ingreso de Alfredo Carrillo por Miguel Carranza en filas imperiales generó desequilibrio y mayor poder ofensivo para los de Grioni que en la primera mitad.

Nota aparte merece el segundo gol cusqueño, obra de Sandro Rengifo, el mejor del campo en Villa el Salvador. Tras la notable definición del 'Nene', el equipo negridorado empezó a manejar el balón en el centro del campo, evitó el desborde del rival por las bandas y despejó toda situación de peligro con balones largos o recurriendo a faltas. Ayacucho, en cambio, rayó en la comisión de faltas innecesarias, y solo un cabezazo de Janio Pósito cerca del final le permitió descontar para impedir la goleada.

Rengifo celebra su tanto. El 'Nene' brilló como hacía mucho no lo conseguía. (Foto: Prensa FPF) 

Lo cierto es que los números están todavía lejos de cerrarle a Cusco, necesitado de sumar bastante más para rehuir las amenazas de descenso. Pero el primer paso estuvo dado: un triunfo claro y contundente sobre un rival a priori superior, que otorga nuevos aires a los de Grioni para confiar en el libreto que puede aportarles su nuevo director técnico.

Los Goles

La Encuesta

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del Ayacucho 1 - Cusco 3

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy