Foto: Prensa FPFEn el retorno de Gregorio Elso Pérez al comando técnico, Universitario consiguió un claro 0-2 sobre la San Martín y alcanzó posición de Libertadores. El cuadro de Santa Anita se complica cada vez más con la zona de riesgo.
Luis Valenzuela | @figovalenzuela
Redactor

Parece lejano aquel 8 de marzo de 2020 en el que Universitario de Deportes le ganó 2-0 a Alianza Lima. No solo porque desde el día siguiente de esa fecha no hay público en los estadios de la Liga1 debido a la pandemia, sino porque ese fue el último partido que Gregorio Elso Pérez había dirigido al frente del cuadro crema. El técnico uruguayo fue formalmente despedido por estar en el grupo "de riesgo", en evidente excusa vinculada con su afinidad a la administración entonces saliente.

Sucede que en lo futbolístico, el uruguayo estaba encaminando al cuadro merengue a recuperar protagonismo local, además de haber cumplido un papel decente en la Copa Libertadores. El nuevo cambio de administración temporal ha hecho que las personas que lo trajeron en 2020 puedan darle la oportunidad de regresar al Perú y completar lo que dejó a medio hacer. La expectativa era alta para los hinchas, tanto por el regreso del DT como por querer ver a su equipo jugar mejor, algo que se ha criticado mucho a Universitario en el último año y medio.

De momento, es muy temprano para ver si la 'U' va a mejorar respecto de lo que venía realizando, pero lo cierto es ya que se ven pequeños reflejos de la mano de 'Goyo' en el equipo. El hecho de ser más vertical en ataque, por ejemplo, se notó en la presentación ante la Universidad San Martín en el estadio Alberto Gallardo. Pero lo mejor es que esta segunda etapa empezó con un triunfo que da la posibilidad de creer que se vienen mejores presentaciones.

Valera cubre el balón delante de Bilbao. El lambayecano erró el penal que pudo poner en ventaja a la 'U' más temprano. (Foto: Prensa FPF) 

Universitario mostró el 4-3-2-1 que venía disponiendo en todo el torneo, solo que estaba vez contaba con el retorno de Aldo Corzo y Alberto Quintero en la alineación luego de la fecha eliminatoria y la ausencia de Hernán Novick por lesión. El cuadro crema se puso rápidamente en control del balón gracias a presión ejercida por el trabajador Luis Urruti y Álex Valera a la salida del rival.

Y es que la San Martín mostró problemas para encontrar el balón debido a lo cercanas que se encontraban sus líneas al arco defendido por Pedro Ynamine. El 4-3-2-1 de César Payovich solo mostró el ingreso de Luis Garro a la oncena titular en reemplazo del suspendido Saúl Salas. Se pensaba que el cuadro de Santa Anita iba a dar pelea ya que en su último partido frente a Sporting Cristal mostró una mejoría, pero eso no ocurrió en esta ocasión.

Así, una infantil falta de Jonathan Bilbao sobre Urruti antes de la media hora fue cobrada correctamente por Diego Haro como penal. La suerte hizo que Ynamine dejara la pierna extendida y que el balón lanzado por Valera desde los doce pasos chocara en el golero santo y se fuera desviado. Esta fue la ocasión más clara que tuvo Universitario en el primer tiempo: el cuadro esta vez de verde tuvo el control del balón, pero le faltaba profundidad para llegar con peligro al arco rival.

Urruti y su grito pelado: el uruguayo al fin anotó y abrió el triunfo para los suyos. (Foto: Prensa FPF) 

Se pensó que los ingresos de José Hurtado y Kevin Ruiz iban a fortalecer tanto la defensa como el ataque de la San Martín, pero no terminaron por marcar la diferencia. Es más: un mal despeje de cabeza de Ruiz habilitó a Urruti para que convirtiera el primer gol. Esto hizo que Universitario buscara con mayor intensidad imprimir mayores diferencias.

Poco a poco, el cuadro santo logró subir sus líneas para generar peligro sobre el arco de José Carvallo. El problema fue que la falta de conexión con los hombres de avanzada como Carlos Monges hacían inútiles esos avanzadas. Además, ese adelantamiento hizo que la defensa jugara algunos metros salida, algo que aprovechó Universitario para que llegara el segundo gol por intermedio de Tiago Cantoro, quien hacía su estreno en la temporada. El pase del ingresante Rafael Guarderas fue preciso para que el argentino-peruano rompiera líneas y lograra el tanto en segunda instancia.

La cara de felicidad de Pérez al término del encuentro no solo obedecía a la victoria, sino al hecho de que regresó a un lugar del que no debió salir. Se notó la conexión entre el DT y los jugadores, algo que hará que el equipo se readapte al estilo de juego del entrenador con mayor facilidad. Lo cierto es que el Goyo regresó con ganas de finalizar lo que empezó en ese 2020 que se ve tan lejano y que de su oncena dependerá evocar como cercano.

Los Goles

La Encuesta

La Caleta

Fotos: Prensa FPF


Leer más...

La ficha del San Martín 0 - Universitario 2

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy