Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

Las malas decisiones y las lesiones se llevaron de encuentro a Luiz da Silva. El popular 'Beto' no juega 90 minutos desde el 26 de noviembre del 2017, en el empate 1-1 de Grêmio ante Atlético Goianiense por la penúltima fecha del Brasileirao. Pero lejos de ser una constante, ese partido fue una excepción en una carrera que hasta el momento no consigue despegar en el exterior.

En lo que va del 2018 apenas sumó 92 minutos a nivel profesional, minutos que consiguió con Argentinos Juniors en la primera mitad del año. Su presencia podía estar cantada en un escenario como el actual en el que la selección tiene bajas en ataque, pero es prácticamente imposible que Ricardo Gareca lo llame con números como esos.

Beto da Silva no logró acomodarse a Tigres UANL. (Foto: Prensa Tigres UANL)Por eso vale preguntarse por qué elegir un equipo como Tigres cuando lo que Da Silva necesitaba era tener una continuidad que no consigue desde el 2016 cuando todavía estaba en el Jong PSV. ¿No era mejor volver al Perú para relanzar su carrera? ¿Por qué ir a un equipo acaparador que ficha a diestra y siniestra? ¿Por qué ir a Tigres cuando ya no tenía la opción de salir cedido?

La respuesta solo la conoce Da Silva y está en todo su derecho de elegir la oferta que más le convenga, sea deportivamente o económicamente. Eso no está en discusión. Lamentablemente corre un gran riesgo de pasar otro año casi en blanco. Hasta el momento solo disputó dos partidos como refuerzo de la Sub-20 de Tigres. Este panorama no parece pueda cambiar mucho en el futuro cercano, porque ni siquiera es considerado para el banco de suplentes, algo que no sorprende demasiado cuando se ve la nómina de ataque de su equipo y se encuentra a jugadores de la talla de André-Pierre Gignac, Eduardo Vargas, Enner Valencia o Julián Quiñones.

La situación es complicada. Da Silva tiene las condiciones para ganarse un lugar en Tigres, pero su presente indica que esto será muy complicado y que en enero debería buscar una nueva opción. Regresar al fútbol peruano no siempre es un retroceso, menos cuando ahora mismo miras los partidos desde la tribuna y no desde el campo. Ejemplos sobran y se pueden encontrar en la selección.

Yoshimar Yotún, Luis Advíncula, Edison Flores, Christian Cueva y Raúl Ruidíaz retornaron en algún momento al torneo local, destacaron y salieron nuevamente. Hoy definitivamente no es una opción para el ataque peruano. La pelota está en la cancha de 'Beto' si quiere ser considerado para los amistosos de marzo o para la Copa América.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy