Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl segundo ciclo de Ángel David Comizzo llegó a su fin de manera inesperada. ¿Qué lecciones deja su paso por tienda crema y qué errores cometió durante ello?

    Jorge Frisancho | @wolfs_venom15
    Redactor

Tras un Torneo Apertura muy flojo que le costó el puesto al técnico chileno Nicolás Córdova, Universitario decidió volver a contratar a Ángel Comizzo como su entrenador para el Clausura. Tomando en cuenta el título nacional logrado en 2013, los dirigentes cremas pensaron que se podría repetir el éxito, a despecho de que contaban con un plantel austero en el que tres o cuatro jugadores que marcaban la diferencia sobre el resto.

Con José Carvallo como garantía en el arco, una primera línea de volantes conformada por Armando Alfageme, Rafael Guarderas y la revelación Gerson Barreto y una dupla explosiva en ataque compuesta por Alejandro Hohberg y Alberto Quintero, el técnico argentino peleó el Clausura hasta el final, aunque tuvo varias rachas -positivas y negativas- en el transcurso del torneo. Algo que no gustó en tienda crema fue que tras ganar el clásico, Universitario contó con una ventaja considerable con respecto a Alianza Lima; sin embargo, ella fue desperdiciada con una racha de cinco partidos sin ganar -cuatro empates consecutivos y una derrota categórica por 3-0 ante Deportivo Municipal-, lo cual le costó perder el título del segundo torneo del año en la última fecha. En la negociación posterior, el hecho de haber perdido la oportunidad de clasificar directamente a la fase de grupos pesó en la propuesta dirigencial que no colmó las expectativas del estratega argentino.

Uno de los aspectos que fue un blanco de críticas hacia Comizzo fue su excesiva dureza al momento de declarar y sus constantes quejas respecto de los arbitrajes, de los rivales y del torneo peruano en general. Si bien el entrenador rioplatense tuvo comportamientos reprochables en las conferencias de prensa, juzgarlo solo por ese motivo carece de rigurosidad y cae en un plano subjetivo que distorsiona todo análisis. Si se revisan los números de Universitario en el Clausura, el elenco merengue obtuvo el 64.7% de los puntos posibles, con la defensa menos batida del torneo y solo 10 goles recibidos en las 17 fechas jugadas. Sin embargo, el ataque fue el talón de aquiles de la 'U', pues solo logró 16 goles, lo cual le costó muchos puntos, principalmente en la recta final del certamen.

Comizzo volvió a ser competitivo con Universitario más allá de sus detractores, aunque sin duda lejos de cualquier perfección. (Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.com)

De esta manera, el principal aporte de Comizzo fue repotenciar la zona defensiva sin la necesidad de realizar ninguna contratación en esa zona: Universitario pasó de recibir 27 goles en el Apertura a solo 10 en el Clausura. Comizzo logró sacar la mejor versión de Carvallo, así como de Nelinho Quina, Christian Ramos y Bryan Velarde, quienes conformaron el bloque defensivo más sólido del segundo semestre del año. En un contraste radical, el DT falló más bien al no lograr explotar las cualidades individuales de Alberto Quintero -quien se lesionó en la recta final del campeonato, coincidentemente en la mala racha de Universitario- y de Alejandro Hohberg para combinarlas y formar un ataque letal. Encima, perdió a Germán Denis a poco de iniciado el Clausura; Comizzo nunca pudo encontrar el reemplazo adecuado y su ataque se vio bastante debilitado.

En síntesis, si algo hay que reprocharle a Comizzo en el plano netamente deportivo es la ineficacia de cara al arco rival del ataque crema, la cual nunca pudo ser solucionada a lo largo de su segundo periplo en Ate. Por otro lado, se debe destacar el buen trabajo defensivo, que fue el soporte que le brindó el liderazgo del torneo en las primeras fechas. Más allá de sus exabruptos y ciertas malacrianzas, el legado del técnico argentino es incuestionable y, de mantener el bloque posterior, Universitario solo deberá preocuparse por reforzar la zona ofensiva para ser uno de los candidatos para 2020. Que el lado personal no sea un factor para no reconocer lo bueno que dejó Comizzo y que debe ser aprovechado en tienda merengue.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Álex Melgarejo / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy