Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comTras un mes exacto de pausa editorial, DeChalaca renueva su propuesta de contenidos para ajustarse a lo que nuestra marca está convencida será, a partir de 2023, una nueva era tanto del fútbol mundial como peruano, por ocho argumentos puntuales.

Tras quince años y medio de publicaciones ininterrumpidas y después del trajín de una de las Copas del Mundo más intensas jamás vividas, en DeChalaca decidimos hacer una pausa más marcada que la que habitualmente tomamos al final de cada temporada. El mes transcurrido desde que el Iconic de Lusail vio a Lionel Messi consumar su sueño de alzar el trofeo más preciado ha servido no solo para una reflexión profunda sobre nuestro rol periodístico, sino en especial para efectuar una planificación acorde con el que sentimos es un auténtico momento de quiebre no solo para nuestra marca, sino para el fútbol peruano y mundial en general: el inicio de una nueva era en este deporte.

La partida física del rey Pelé, indiscutidamente la efigie más importante en casi 160 años de balones rodando en torno de veintidós hombres, fue la señal icónica que terminó de marcar el final de un tiempo y el inicio de otro. En el que más que la búsqueda de un principal heredero del trono, posiblemente la agenda del fútbol mundial venga derivada por otros cambios de magnitud estructural:

1. Qatar 2022 fue el cierre de persiana de una manera de vivir el producto principal que el fútbol ofrece a sus consumidores: la Copa del Mundo. Lo que comience a partir de este nuevo ciclo, con el incremento a 48 seleccionados participantes y una organización tripartita como sede de la siguiente edición del torneo, tiene aura de otro certamen muy distinto. Es evidente que si con el crecimiento a 24 equipos en 1982 la FIFA buscó que Estados Unidos interviniera siempre y que cuando se subió a 32 en 1998 persiguió lo propio para Japón, esta vez el teledirigido apunta a garantizar a China como mercado cautivo; pero la eventual alteración del formato de grupos, el efecto sobre las fases de clasificación -una Eliminatoria Sudamericana en la que casi todos tienen premio, por ejemplo- y las candidaturas múltiples como estándar -se vislumbra una de ¡Arabia Saudita, Egipto y Grecia! para 2030- hablan de un nivel base de competitividad diferente para el fútbol de selecciones a futuro.

Messi, el bisht en primer plano y la FIFA de reojo: el fútbol del futuro apunta hacia una exaltación del rendimiento individual por encima de todo. (Foto: AP) 

2. El otro gran fútbol del planeta, el de clubes, va a ver a su principal competición, la Champions League, disputarse este 2023 por última vez en formato tradicional. El sistema de tabla única -similar al que se introdujo en la Copa Perú desde 2015- que se impondrá a partir de la temporada entrante va a recompensar el rendimiento de una manera diferente: ya no interesará tanto quién se tenga eventualmente al frente sino cuánto es lo máximo que un equipo pueda rendir a partir de sus propias capacidades. ¿Es el camino a un fútbol menos especulativo y más frenético, acorde con tiempos en los que puede apostarse en tiempo real hasta el número de laterales que un equipo sirve durante un lapso del juego? Quién sabe. Lo importante es que posiblemente eso abrirá paso a nuevos debates sobre los formatos de los certámenes domésticos, de las que los grandes clubes buscan huir para no enfrentar a equipos de menores capacidades. ¿Y si en vez de Superligas la evolución es hacia Anti-ligas, por ejemplo?

3. No solo la Copa del Mundo masculina va a crecer en términos de participantes: su par femenina tendrá este 2023 en Australia/Nueva Zelanda un certamen inflado de 24 a 32 equipos, con una expectativa inusitada que se ha reflejado en la venta de más de medio millón de entradas a seis meses del inicio de la competición. Huelga decir el efecto que la evolución cultural hacia la igualdad de géneros ha tenido en torno del desarrollo del fútbol femenino: la Conmebol, por ejemplo, ha anunciado que a partir de la Copa Libertadores Femenina de este año los equipos mejorarán en un 68% sus ingresos por participación en el certamen, con todo lo que se sabe significa el cupo continental para los presupuestos anuales de los clubes que lo poseen. Estamos, sin duda, ante el inicio de una época paritaria del fútbol, iconografiada en el menú principal del FIFA23 con una presencia de Sam Kerr equivalente a la de Kylian Mbappé.

4. A propósito del principal videojuego de fútbol, la FIFA ha anunciado que 2023 es el último año en que EA Sports cuenta con la licencia exclusiva para el desarrollo de la franquicia. Lo que vendrá luego, en medio del renombrado EA Sports FC y los intentos de Konami por desarrollar un eFootball que aún no prende como sucedáneo del nostálgico Pro Evolution Soccer, aparenta ser una era de desarrollos más libres y de derechos de propiedad intelectual menos restrictivos. Eso potenciará, sin duda, el apogeo del fútbol virtual como otra dimensión del juego, en tiempos en que los metaversos y la inteligencia artificial se vuelven más cotidianos.

Del Solar y Reynoso: dos cabezas idóneas para el que al fin será un único proyecto común. (Foto: Prensa FPF) 

En el plano local, el fútbol peruano encuentra sus propios puntos de inflexión en el marco de este nuevo tiempo:

5. La selección peruana asiste al inicio de un nuevo proceso que sucede a otro muy extenso, el más largo y quizá exitoso de la historia de la blanquirroja. La valla dejada por Ricardo Gareca es altísima: entender que Juan Reynoso está enrumbado a escribir una nueva historia sin perder los cimientos de la que se ha esculpido en los últimos felices años es la clave. En DeChalaca hemos saludado la sobrada capacidad del nuevo seleccionador nacional para el cargo: era la mejor elección posible y él mismo se ha encargado con felicitable esfuerzo de poner a tono con el cargo algunos aspectos de su personalidad. Cómo podrá lidiar en el tiempo su proceso con un país en caos que ha encontrado en los últimos turbulentos años un tubo de escape en su selección es la gran interrogante del momento, a manera de reto para todos quienes estamos imbuidos en la industria de nuestro fútbol.

6. También comienzan una nueva era las selecciones de menores, pero con la mejor de las noticias posibles: con una unidad técnica que por fin verá trabajar en sintonía a la selección mayor con la Sub-20, la Sub-17 y la Sub-15. La designación de José del Solar es también un enorme acierto: en DeChalaca no hemos sido necesariamente fanáticos de su estilo táctico a lo largo del tiempo, pero reúne condiciones de experiencia, conocimiento, personalidad y espíritu constructivo para un fútbol al que siempre supo, como jugador y técnico, querer aportarle algo para que fuera mejor. Sin duda, es el interlocutor válido que Reynoso podía tener para empezar a pensar en macro, en líneas de carrera de selección para futbolistas con potencial; y también de modo indudable, alguien acorde con el reto de elegir al correcto responsable de una Sub-17 que se volverá especialmente importante hacia final de este 2023 con el país como sede de la Copa del Mundo de la categoría.

7. La Liga de Fútbol Profesional va a experimentar desde 2023 una transformación mayor con el cambio de matriz televisiva que se avecina a partir de la centralización de la negociación de derechos por parte de la FPF, en torno de la cual viene experimentándose una álgida guerra comercial por todos conocida. En DeChalaca creemos que es natural que en un conflicto de esta especie cada actor de la industria del fútbol defienda con uñas y dientes sus intereses relativos; y por lo mismo, no creemos estar en posición de efectuar un análisis periodístico objetivo, ya que a cualquier marca audiovisual independiente como la nuestra le conviene un modelo lo más libre y menos restrictivo posible en torno de la difusión de los partidos. Por ende, saludamos que el nuevo formato de transmisión garantice la transmisión radial irrestricta de los partidos, para así poner fin al nefasto monopolio introducido desde 2015 que impide a aficionados de todo el país escuchar relatos de su ciudad en la cobertura de sus equipos; creemos que esa mayor libertad redundará en más y mejor difusión del producto fútbol en todo el Perú.

La inmensidad de la Copa Perú ha sido el refugio de las transmisiones alternativas independientes en los últimos años: el nuevo modelo de derechos permitirá que ahora, el fútbol profesional vuelva a ser libre al menos en formato audio. (Foto: Copa Perú en Acción) 

8. Por último, la Copa Perú llegará a su edición número 50 en 2023 con el mayor de los cambios en su historia: dejará de dar ascenso directo a la máxima categoría del fútbol peruano. Contrariamente de los temores que con interés subalterno ciertas voces han querido siempre introducir en dirigentes y aficionados de todo el país a lo largo de los años, en DeChalaca estamos convencidos de que se trataba de una modificación tan necesaria como conveniente: los clubes de todos los rincones de la patria que participan del fútbol macho podrán contar con un mejor proceso de evolución y madurez institucional para su incursión en el profesionalismo, a través del paso inicial por una Liga2 que filtrará a los equipos que estén en condiciones de dar un salto mayor. Que con el tiempo puedan implementarse nuevos pisos de ascenso no amenguará de modo alguno el espíritu amateur de más de 30 mil clubes por competir en todo el país: cada cual podrá ponerse progresivamente objetivos a la medida (distritales, provinciales, etc.) sin obligarse a una carrera frenética por volverse profesionales.

Para ajustarnos a todo este escenario de gran transformación, en DeChalaca nos hemos ocupado durante un mes de vacaciones de reorganizar nuestro plantel, rediseñar nuestros contenidos, modernizar nuestra propuesta escrita y audiovisual y lanzar una importante serie de novedades editoriales que comenzarán a conocerse una a una desde este 19 de enero. El nombramiento de Luis Adrián Pérez como nuevo jefe de redacción de nuestra marca apunta a ofrecerles una cada vez mejor simbiosis entre texto, palabra e imagen: una propuesta que nuestras diversas plataformas les alcanzarán desde ya. El compromiso, por lo demás, es el de siempre: desarrollar con pasión el mejor periodismo deportivo posible con el norte de aportar a un mejor fútbol peruano. Como desde hace quince años y medio, los invitamos a acompañarnos en esta nueva era. (EL DIRECTOR)

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AP; Prensa FPF; Copa Perú en Acción


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy