Foto: FIFAUn doblete de Robert Lewandowski le sirvió al Bayern München para vencer a Al Ahly y meterse en la final del Mundial de Clubes. El cuadro bávaro enfrentará a Tigres en búsqueda de un título para el que es abrumador favorito.
Luis Alfonso Garcés | @lgarces_01
Redactor

Al tener participantes de todos los continentes del mundo, el Mundial de Clubes es por antonomasia la competición que ofrece partidos con diferencias más palpables entre los clubes que se enfrentan. Así sucedió en este encuentro: el Al-Ahly y su enorme historia como multicampeón de la Champions League africana tuvo al frente al tan histórico pero mucho más poderoso Bayern München, actual campeón de la Champions League europea y a la sazón el equipo más temido del mundo. En esta ocasión David no pudo superar a Goliat; aunque de los 'Diablos Rojos' vale destacar que, a pesar de la notoria superioridad del rival, mostraron actitud desafiante e intentaron hacer daño a partir de sus limitados pero combativos recursos.

La Pizarra: La diferencia está en los nombres

Al-Ahly: Pitso Mosimane alineó con un 4-2-3-1, dibujo que le ayudó a mantener un invicto de 22 partidos desde que asumió como entrenador del equipo. A pesar de la derrota, el portero y capitán Mohamed El-Shenawy fue el jugador más destacado en sus filas y evitó un resultado más aplastante. En tanto, en la zona ofensiva, Kahraba intentó generar peligro mediante transiciones rápidas, las cuales no tuvieron éxito.

Bayern München: Hans-Dieter Flick, al igual que su rival, formó con un 4-2-3-1, aunque el factor decisivo pasó por la diferencia de pesos entre ambos onces. Las pocas ocasiones de gol que le generaron a Manuel Neuer permitieron a los laterales Benjamin Pavard y Alphonso Davies dejar de lado sus labores defensivas e infiltrarse en campo contrario. El partido se decidió gracias al talento goleador de Robert Lewandowski, ya que el polaco aprovechó dos oportunidades para anotar los únicos dos tantos del partido.

El Capo: El goleador de siempre

Lewandowski, siempre irrefrenable. Aquí se mete entre Fathi y Sharaf. (Foto: FIFA) 

El máximo anotador de 2020 en el planeta continúa con efectividad de cara al arco rival. Robert Lewandowski apareció dos veces en el compromiso: la primera al minuto 17, cuando aprovechó un pase de Serge Gnabry para abrir el marcador, y la segunda a los 86’, minuto en que se encontró con un perfecto centro, cortesía de Leroy Sané, para hacer el segundo de cabeza.

Kazuki Ito: El uno para el otro

Las pocas faltas durante los 90 minutos se complementaron a la perfección con la flexibilidad del árbitro Mohamed Abdulla, lo que trajo como resultado un partido sin ninguna amonestación. Como debería ocurrir usualmente, el juez emiratí pasó desapercibido.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Cerro Porteño - Nacional de Montevideo

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy