Foto: FIFABayern se consagró como el mejor equipo de la segunda década del segundo milenio al vencer 1-0 a Tigres con un controvertido gol de Pavard. El cuadro bávaro logró el ansiado sextuplete, que iguala la marca del legendario Barcelona de Guardiola, y cerró de modo inolvidable la mejor temporada de su historia.
Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

El Bayern München de Hans-Dieter Flick alargó la hegemonía europea en mundiales de clubes al derrotar a Tigres. El campeón europeo no brilló, pero hizo pesar la amplitud de su plantel y la enorme diferencia en términos de calidad de jugadores con todos sus rivales. Casi a ritmo de entrenamiento, el también monarca alemán alzó una nueva copa y ratificó ser el mejor equipo del mundo en la actualidad. Esto último, por cierto, no quita que lo del elenco regiomontano haya sido combativo y el gol anotado por Benjamin Pavard fuera bastante polémico, pues en la carga previa Robert Lewandowski le ganó la posición a Nahuel Guzmán con un toque de mano al balón que el VAR -usualmente imperfecto en estas circunstancias- no detectó.

La Pizarra: No me haces falta

Bayern: Hans-Dieter Flick mantuvo el 4-2-3-1 con el que logró el pase a la final del torneo, pero ejecutó cambios importantes. Niklas Sule reemplazó a Jérome Boateng en la zaga central, David Alaba ocupó el lugar de Marc Roca en el mediocampo y Leroy Sané ingresó al once por Thomas Müller -baja por motivos sanitarios-. El equilibrio bávaro en todas las líneas se puso en evidencia durante los 90'. Con la velocidad de sus jugadores por banda, el campeón europeo priorizó los ataques por los costados, y el sector izquierdo fue el preferido con la dupla Alphonso Davies - Serge Gnabry. Pradójicamente el gol llegó por la banda que cumplía más labores defensivas, pues en una de sus pocas subidas al área rival, Benjamin Pavard recogió un balón suelto y anotó.

Tigres: Ricardo 'Tuca' Ferretti repitió la misma oncena que derrotó a Palmeiras en semifinales aunque -como era de esperarse- tomó algunos resguardos. Conscientes de la superioridad rival, Luis Rodríguez y Jesús Dueñas se sumaron muy poco al ataque para evitar quedar mal parados ante Gnabry y Sané. Quienes sí participaron activamente de las jugadas de ataque y se animaron a pisar campo contrario fueron Rafael de Souza y Guido Pizarro: los encargados de la contención se animaron con remates de larga distancia que llevaron algo de riesgo al arco de Manuel Neuer. De los jugadores ofensivos, fue para destacar el desgaste de André-Pierre Gignac, pues pese a no contar con muchas opciones siempre se las ingenió para complicar a la zaga bávara.

El Capo: Los agarró de Pavard

Pavard fue no solo el autor del único tanto sino también el futbolista más parejo en el césped de Qatar Foundation. (Foto: FIFA) 

Con el resultado puesto y por el trámite del encuentro, es entendible que el más resaltante en los 90' haya sido el autor del gol. Benjamin Pavard apareció como un fantasma en el área rival y puso la cereza al pastel de su cumplidora actuación en el Mundial de Clubes. El lateral campeón del mundo en Rusia 2018 cumplió con sus labores de forma correcta, casi no pasó apuros y fue superado pocas veces por sus rivales. Sin brillar, el francés aprobó un nuevo examen de exigencia mundial.

Kazuki Ito: El apoyo casi siempre estuvo

Esteban Ostojich tuvo una actuación destacable en la final del Mundial de Clubes. Pese a lo tranquilo del encuentro, el uruguayo resolvió de forma correcta las polémicas que hubo. Anuló bien -con ayuda del VAR- un gol de Joshua Kimmich por un offside de Robert Lewandowski. Asimismo, pese a que su asistente Richard Trinidad señaló posición adelantada en el gol de Pavard, el juez principal -también en colaboración con el VAR- corrigió el error. La intervención más resaltante en el encuentro fue no señalar penal por una mano dentro del área del propio Pavard pues el francés se encontraba apoyado en el césped. Sin embargo, lo que acabó poniendo una mancha al desempeño arbitral fue que ni la cuarteta ni el VAR detectaran el toque de mano de Lewandowski al balón en el duelo aéreo con Guzmán que devino en el rebote suelto que permitió a Pavard anotar; era poco perceptible, pero acabó siendo determinante.

El Gol

Las Fotos

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Bayern 1 - Tigres 0

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy