Foto: FIFATigres derrotó 2-1 a un vertiginoso pero frágil Ulsan Hyundai. Los dirigidos por el 'Tuca' Ferretti sacaron ventaja de estar en ritmo de competencia y dieron vuelta al marcador con dos tantos del francés Gignac.
Jimmy Balarezo | @jbalarezo_
Redactor

En la segunda ronda del Mundial de Clubes se toparon los ganadores de la Concachampions y de la AFC Champions League. Y más allá de que se suele sugerir una diferencia abismal entre los niveles de las dos confederaciones, nuevamente quedó demostrado que en Asia se ha dado un salto grande en las últimas décadas y existe cierta paridad. Sucedió que Ulsan Hyundai fue hasta superior durante la primera media hora de juego sobre la base de la dinámica y la carrera características de los equipos asiáticos, pero la reacción de Tigres bastó para cerrar rápido el partido. Tras el doblete de André Pierre-Gignac, no pasaron más de veinte minutos en el segundo tiempo hasta que el encuentro pasara a un punto muerto y se notara que la K-League no ofrece competencia desde diciembre.

La Pizarra: En constante movimiento

Tigres: Ricardo Ferretti dispuso un 4-3-2-1 en el que Jesús Dueñas, Rafael Carioca y Guido Pizarro formaron un trivote en la medular en el primer tiempo. Luis Quiñones y Javier Aquino se situaron los extremos para que quedara solo en punta Gignac; pero para la segunda parte ingresó el paraguayo Carlos González (delantero) por Francisco Meza (zaguero) y el equipo regiomontano terminó jugando con un 4-trapecio-2, con el francés retrocediendo a apoyar en la construcción.

Ulsan Hyundai: Hong Myung-bo, líder histórico de la Corea del Sur que consiguió llegar a semifinales en el Mundial de 2002, paró a su equipo con un 4-2-3-1. Lee Dong-jun y Kim In-sung trataron de imprimir velocidad cuando intercambiaban los costados, mientras Yoon Bit-garam aportó la cuota de calidad en la mediapunta y Kim Ji-hyeon batalló todo lo que pudo en la delantera.

El Capo: El Monsieur

Gignac en los hombros de todo su séquito atigrado: el francés es sin duda el líder de un equipo en buena medida dependiente de su humor goleador. (Foto: FIFA) 

Con ya más de un lustro en el equipo mexicano en el que es ídolo, referente y goleador histórico de la institución, André-Pierre Gignac hizo de nuevo gala de toda su calidad y espíritu de lucha. Se puso a los suyos al hombro no solo para remontar el marcador con sus dos goles, sino también para sostener la ventaja en campo contrario. Su nivel fue superlativo con relación al resto de jugadores en el campo.

Kazuki Ito: Con lo que corresponde

Esteban Ostojich tuvo una jornada tranquila: hubo poco calor de partido y ningún reclamo dificultó su tarea. Las cinco amarillas que sacó el uruguayo fueron indiscutibles, así como el penal cobrado a favor de Tigres por una evidente mano en el área de Kim Kee-hee -así haya tenido que pasar por la revisión del VAR-.

Los Goles

Las Fotos

Fotos: FIFA


Leer más...

La ficha del Tigres 2 - Ulsan Hyundai 1

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy