Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn plena África Oriental, Burundi vive el fútbol con otros problemas más graves que la pandemia. El fútbol se paralizó en un tramo de ella, pero no por la Covid-19 sino por las elecciones que buscan cambiar de presidente tras 15 años; por lo pronto, retorna con la Copa Presidente local.

    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Con una población de más del 70% debajo del umbral de la pobreza, el segundo PBI per capita más bajo del planeta según el Banco Mundial, en plenas elecciones presidenciales y tras haberse retirado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por discrepancias con el protocolo y polémicas de sobornos, el fútbol de Burundi está próximo a volver a las canchas tras mes y medio paralización. Esta, sin embargo, no obedeció directamente a la pandemia, sino a la adaptación de los estadios para el proceso electoral. Las medidas de prevención siempre fueron leves y la asistencia del público nunca se prohibió.

¿Cómo es el sistema de campeonato?

La Primus Ligue de Burundi cuenta con dieciséis equipos que se enfrentan en un torneo de ida y vuelta de 30 fechas. El campeón -el único con acceso a un torneo internacional- clasifica a la CAF Champions League; en 2018/19 lo logró el Aigle Noir, que se consagró por primera vez en su historia. Por temporada descienden tres equipos.

¿Cómo se afrontó la pandemia?

La última vez que rodó la pelota fue el 12 de abril, para terminar los cuartos de final de la Copa Presidente de la República; una semana antes, el 5 de abril -ya con la declaratoria de pandemia efectuada por la OMS- se había jugado la vigesimosétima jornada de la Primus Ligue. Ya que hacia mediados de marzo había solo tres infectados en el país, el ministro de Sanidad, Thaddée Ndikumana, recomendó en principio proseguir el fútbol con lavado de manos previo y toma de temperatura a los espectadores a la entrada del estadio.

Los estadios en Burundi dejaron de ver rodar el balón para dar paso a las ánforas electorales. (Foto: FFB)

Sin embargo el fútbol sí se suspendió durante mes y medio durante la pandemia, pero por otro motivo: la adaptación de los estadios para albergar las votaciones de las elecciones presidenciales. Tras las elecciones llevadas a cabo este 20 de mayo, la Primus Ligue volverá con el partido Musongati - LLB Academic, según anuncio del presidente de la Federación de Fútbol de Burundi (FFB), Reverien Ndikuriyo. No se ha aprobado protocolo de salud alguno, ni tampoco prohibición alguna a la asistencia de público; los entrenamientos fueron grupales e incluso se ha validado la opción dada por FIFA para la ejecución de cinco cambios por equipo en cada partido. Cabe señalar que a la fecha de cierre de este artículo, Burundi cuenta con apenas 21 casos activos de Covid-19 en todo su territorio, pues 20 se recuperaron y apenas uno falleció de los 42 infectados inicialmente.

¿La calendarización se mantuvo?

Claramente no, pues la Primus Ligue ya debió haberse terminado; lo programado era estar acabando a principios de mayo, y ahora culminará a finales de junio. Las semifinales pendientes de la Copa también se mantendrán desde el 23 de mayo, así como la Segunda División, en la que faltaban disputarse seis jornadas.

¿Cuándo empezará la siguiente temporada?

Esta temporada empezó el 10 de agosto y no habrá necesidad de que esto cambie, pues Burundi no clasificó al Campeonato Africano de Naciones (certamen diferente de la Copa Africana de Naciones y en el que solo participan jugadores de ligas locales).

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: FFB


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy