Composición fotográfica: Junior Chuquillanqui / DeChalaca.comLa undécima Liga de Campeones de Real Madrid superó los baches del inicio de temporada y aplacó la crítica a Florentino Pérez. Zidane, el técnico electo por el mandamás merengue, respondió a su confianza y se empieza a labrar el mismo camino de éxito que tuvo como futbolista en la ‘Casa Blanca’.
    Diego Rodríguez | @diroda86
    Redactor

Navas levantó los brazos. Cristiano, de discreto partido, cogió carrera, remató y engañó a Jan Oblak, desacertado en los penales. El portugués salió despavorido entre el entusiasmo y el cálculo para alguna captura de portada. Se sacó la camiseta y se armó la ‘piña’ merengue. Fue sintómatico: el colectivo celebró porque, antes, ninguna individualidad quebró el vestuario. Ganó el once, ganó la elasticidad de Keylor Navas, la jerarquía de Sergio Ramos, la eficiencia de Casemiro, los cambios de ritmo de Modric y la efectividad de Cristiano. 

Factor Zizou

Así se finiquitó la undécima ‘Orejona’ para un Real Madrid sin galácticos, lejos de las alfombras rojas y más cerca de las verdes. Cristiano parece ser una excepción, pero dentro del grupo la figura de Zidane ha acoplado su ego natural a una tarea colectiva. Se acomodó. ¿Qué tanto, entonces, ha revolucionado Zidane al equipo? Ningún jugador iba a sentir que su figura estaba por encima del francés. Las reglas estaban escritas y sin ser altisonante, su voz era más fuerte que la de cualquiera.

Hizo cambios de fondo en el vestuario, movió algunos detalles tácticos y puso a la ‘BBC’ on fire, Bale demostró que puede liderar, Benzema se volvió a centrar en el juego, y Cristiano fue efectivo en momentos claves sin estar al 100%. Con los goles garantizados, cerró su volante y dejó de lado a James Rodríguez por sus líos extra deportivos, que no eran compatibles con la comunidad que buscó en el plantel. Aseguró, pues, tres volantes compenetrados al medio: Casemiro como rastreador en defensa, la serenidad en el pase de Kroos y la prolijidad de Modric. Un equipo equilibrado.

 

El resultado clave para Zidane fue ganar en Barcelona en La Liga. Si bien no sirvió, finalmente, para ganar el título loca, sí incentivó al equipo y la concentración dentro de la Champions fue total. Desde ese 2 de abril, volvió el positivismo a Real Madrid. Eliminó sin sacrificio, pero con un ritmo ofensivo imparable a Wolfsburgo y Manchester City. Con los alemanes registraron uno de sus partidos más vertiginosos en ataque y el mejor de Cristiano Ronaldo.

El camino real

¿Será necesario De Gea? ¿Volverá Morata? ¿Se quedará Danilo? Por ahora la renovación del plantel es una incertidumbre. Algunos jugadores terminan su ciclo y otros se transformaron en piezas claves de la columna conformada por Zidane. La espalda de Florentino Pérez se ensancha y llega la Supercopa de Europa el 9 de agosto contra el Sevilla en Noruega, así como el Mundial de Clubes en Japón. Pueden llegar, pues, más títulos. Aunque, como se sabe, las prioridades a veces pasan por las finanzas en el club. Las pretemporadas planificadas en Canadá y Estados Unidos pueden ser comercialmente exitosas pero deportivamente agotadoras e improductivas. La necesidad de ampliar el plantel, por ende, se debería satisfacer contra la filial: Jesé, Odeegard, Nacho, Yáñez y Llorente son nombres que deberían ser más asiduos en las alineaciones.

Florentino se ha reconciliado con parte del madridismo. El balance fue positivo, el negocio le sale redondo y la hinchada sigue acostumbrada a respaldar lo efectivo. Real Madrid tropezó con el proceso de Rafael Benítez, pero no cayó. El año venidero se presenta como prometedor. El golpe al Atlético y Simeone en la final puede ser frustrante. Barcelona ha pasado por agua tibia con la Copa del Rey y La Liga su necesidad de renovarse. Mientras tanto, Europa se rinde, una vez más, a Madrid. Se rinde a Chamartín.

Composición fotográfica: Junior Chuquillanqui / DeChalaca.com
 

Comentarios (1)add
...
escrito por Miguel , junio 01, 2016
Interesante artículo que refleja con rigor y fluidez la conquista de la undécima. Que el Real Madrid se siga manteniendo a la altura de su historia y siga dando alegrías a sus seguidore.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy