Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comFortaleza y Centro Sportivo Alagoano dieron la gran sorpresa en la Serie B brasileña al ocupar el primer y segundo lugar a pesar de ser dos equipos recién ascendidos desde la Tercera División. Avaí y Goiás completaron la lista de clubes que retornaron al Brasileirao.

Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

La Segunda División brasileña es un torneo sumamente duro que en los últimos años se acostumbró a que los descendidos desde el Brasileirao marcaran la pauta para el tan ansiado retorno. Esta vez solo Avaí consiguió el ascenso tras una temporada en la Serie B. Todos los flashes estuvieron en dos conjuntos que nadie esperaba: Fortaleza y Centro Sportivo Alagoano, equipos que llegaron desde la categoría inmediatamente inferior. También fue un campeonato de decepciones. Equipos con poderío económico y que aspiraban al ascenso quedaron fuera de carrera; otros como Paysandu y Juventude, con pasado en la Copa Libertadores, descendieron producto de las malas decisiones.

El campeón: Fortaleza

Fortaleza se consagró en la Segunda División brasileña por primera ocasión en su historia. El equipo dirigido por Rogério Ceni venía de ascender desde la Serie C y fue el claro dominador durante gran parte del torneo, lo que quedó demostrado con la ventaja de 9 puntos sobre Centro Sportivo Alagoano, cuadro que concluyó en el segundo lugar. La gran figura del equipo fue el delantero Gustavo da Silva, autor de 14 goles.

La revelación: Centro Sportivo Alagoano

Nadie tenía en los cálculos a este humilde equipo que venía de ascender desde la Serie C y que en 1999 fue subcampeón de la extinta Copa Conmebol. El cuadro dirigido por Marcelo Cabo quedó segundo con 62 puntos por encima de clubes con mayor poderío como Avaí, Goiás, Ponte Preta Coritiba y Figueirense. Su fortaleza estuvo en el buen equilibrio entre la defensa y ataque.

La decepción: Figueirense

Fortaleza - Figueirense (Foto: Globoesporte) 

La campaña de Figueirense en la Serie B colindó con lo patético. El equipo de Víctor Cedrón venía de consagrarse en el Campeonato Catarinense tras doblegar a Chapecoense, logró que lo posicionó como uno de los grandes favoritos para pelear el ascenso. La realidad fue completamente distinta. El equipo de nuestro compatriota, quien apenas participó en 5 partidos, culminó la campaña en el puesto 15 con 46 puntos, apenas a 3 unidades del descendido Paysandu.

El goleador: Dagoberto (Londrina)

El veterano delantero de 35 años terminó como goleador de la Serie B brasileña gracias a sus 17 goles en 19 partidos. Su mejor tarde la vivió el 1 de septiembre cuando le marcó tres goles al Atlético Goianiense. Curiosamente a lo largo de su trayectoria no se destacó por ser un goleador en todo el sentido de la palabra. Esta fue su campaña más goleadora en una liga desde 2011, cuando anotó en 8 oportunidades con São Paulo.

El mejor fichaje: Lucão (Goiás)

El delantero de 27 años fue la gran figura de Goiás. Llegó desde Criciuma para convertirse en el goleador del equipo que finalmente consiguió el ascenso. En total marcó 16 tantos en 30 partidos, convirtiéndose en referente y figura. Su buen desempeño hizo que se ganara la renovación para jugar en el Brasileirao.

La promesa cumplida: Pedrinho (Oeste)

Foto: Rodrigo Cursi / FPF 

Pedro Gabriel Pereira Lopes, delantero de 19 años nacido en São Paulo, se posicionó como titular habitual en Oeste, equipo que se ubicó en la segunda mitad de la tabla. Pedrinho ya había debutado la temporada pasada, pero fue en esta en la que consiguió la continuidad deseada. En total sumó 2107 minutos en 33 partidos. Anotó 5 goles.

Las cifras

Cantidad de goles: 846 (2.23 por partido)

Mejor equipo en condición de local: Fortaleza (13 victorias, 4 empates, 2 derrotas; 34 goles a favor y 15 goles en contra)

Mejor equipo en condición de visita: Avaí (9 victorias, 5 empates, 5 derrotas; 29 goles a favor y 18 goles en contra)

Peor equipo en condición de local: Juventude (3 victorias, 7 empates, 9 derrotas; 12 goles a favor y 26 goles en contra)

Peor equipo en condición de visita: Boa (1 victoria, 5 empates, 13 derrotas; 8 goles a favor y 26 goles en contra)

Mayor cantidad de goles anotados en un partido: Juventude 3-5 Goiás (fecha 31)

Mayor goleada en condición de local: Brasil de Pelotas 5-0 Vila Nova (fecha 35)

Mayor goleada en condición de visita: Clube de Regatas Brasil 0-4 Avaí (fecha 6), Paysandu 0-4 Ponte Preta (fecha 20), Juventude 0-4 Centro Sportivo Alagoano (fecha 38)

Ascendidos: Fortaleza, Centro Sportivo Alagoano, Avaí, Goiás

Descendidos: Paysandu, Sampaio Corrêa, Juventude, Boa

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Rodrigo Cursi / FPF, Globoesporte


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy