Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl fútbol boliviano, con dos campeones por temporada, tuvo la consagración de Wilstermann en el Apertura y San José en el Clausura. No obstante, el Royal Pari de Roberto Mosquera también merece una mención.

Aldo Ramírez | @ramireztello
Editor

Si algo de peculiar tiene Bolivia a lo largo del tiempo, es que vincula costumbres peruanas como cambiar de formato año a año. En torneos individuales, Apertura y Clausura, este 2018 tuvo hasta sistemas distintos: el primer certamen tuvo dos grupos y luego un reducido, mientras que el segundo una liga. Wilstermann y San José fueron los consagrados.

El campeón: Wilstermann y San José

El Apertura se resolvió gracias al equipo más contundente de la temporada. Wilstermann de Álvaro Peña tuvo en Gilberth Álvarez y Ricardo Pedriel fueron el pilar ofensivo que le dio al cuadro aviador el título del primer torneo. Posteriomente, un Clausura más peleado tuvo a San José de Eduardo Villegas como campeón, luego de superar a la recta final del torneo a The Strongest y Royal Pari.

La revelación: Royal Pari

Para el singular Royal Pari, las aspiraciones internacionales eran una utopía. Sin embargo, desde la llegada de Roberto Mosquera el cuadro inmobiliario tuvo un Clausura formidable y rescató un cupo a la Sudamericana, aunque estuvo cerca de la Libertadores.

La decepción: Universitario de Sucre

 

Oscar Sanz, el 'Gatito' Carlos Leeb y Adrián Romero no fueron capaces de salvar a Universitario de Sucre del descenso. Último, debajo de Destroyers, jugará la venidera Copa Simón Bolívar.

El goleador: Carlos Saucedo (San José)

Lo de Carlos Saucedo en el fútbol boliviano es no menos que fantástico. A sus 39 años, su vigencia sigue intacta y volvió a ubicarse como goleador del certamen boliviano como hombre de San José de Oruro. ¿El retiro? Lo deberá pensar todavía.

El mejor fichaje: Rolando Blackburn (The Strongest)

De olvidable paso por Sporting Cristal a inicios de 2017, el delantero se quedó con la miel de disfrutar del Mundial, además de regresar a su liga de origen para jugar con el Chorrillo. Sin embargo, el cuadro atigrado lo fichó para la segunda mitad de temporada y se destapó con goles a cada rato. El panameño tuvo un accionar impresionante.

La promesa cumplida: Paúl Arano (Blooming)

 

El jugador formado en las canteras del Blooming volvió a sus orígenes luego de un regular por el Petrolero Yacuiba en 2017. Con un pico de madurez a los 23 años, el atacante supo destacar en un equipo que trató de pelear los primeros puestos.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: APG, Opinión


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy