Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comSan Lorenzo se coronó campeón argentino tras seis años de sequía. De la mano de Juan Antonio Pizzi y de su hincha más sagrado, el Papa Francisco, los cuervos fueron los mejores en un torneo en que los grandes mostraron tener un presente chico.

 

Tras el empate 0-0 con Vélez en el José Amalfitani y con la ayuda divina del empate 2-2 entre Newell’s y Lanús, San Lorenzo se proclamó campeón del Torneo Inicial 2013, que se caracterizó nuevamente por la pobre labor de los equipos tradicionales y por lo irregular de sus equipos en general. Un dato es inequívoco: los 33 puntos hechos por el ‘Ciclón’ significan la cosecha más baja de un campeón en la historia de los torneos cortos argentinos. Como fuere, para un club como el azulgrana que hace año y medio salvó la categoría en la última fecha, el título es más que una hazaña.

En el otro extremo, el de los promedios, Godoy Cruz (1.168), Argentinos Juniors  (1.168), y Colón (1.179) han quedado en posiciones de descenso al cabo del Inicial. Los tres deberán pelear la permanencia en el Final 2014.

El campeón: San Lorenzo

Luego del sufrimiento llegó la alegría en San Lorenzo que se sacó de encima la anterior mala campaña para salir campeón (Foto: Reuters)La llegada de una nueva dirigencia, con Matías Lammens como nuevo presidente del club y el conocido Marcelo Tinelli como primer vicepresidente; y la elección de Jorge Bergoglio, hincha confeso del equipo, como nuevo Papa en el Vaticano. Ambas fueron las principales ventajas económicas y anímicas, respectivamente, que impulsaron a San Lorenzo a encarar con nuevos bríos el último año y medio, luego del terrible torneo Clausura 2012 que casi envía al descenso al ‘Ciclón’.

El equipo se apoyó en la experiencia de jugadores como Leandro Romagnoli e Ignacio Piatti y en la juventud de los únicos dos que jugaron las 19 fechas: Héctor Villalba y la revelación del campeonato, Ángel Correa, quien fue el tercer goleador del equipo con cuatro goles. Con estos nombres como base, San Lorenzo afrontó el campeonato con una clave: ser el menos irregular de todos. Nunca pudo ganar más de dos partidos seguidos y, a la vez, se coronó campeón sin haber ganado ninguno de sus últimos tres.

Rafaela peleó cada partido como si fuera el último para destacar en el segundo semestre junto a los equipos que pelearon por el título (Foto: NotiFutbolWeb)De esta forma, San Lorenzo cumplió con la premisa que sigue desde 1995, que es salir campeón cada seis años. Lo fue ese año de la mano de Héctor ‘Bambino’ Veira; en 2001,con el chileno Manuel Pellegrini; en 2007 fue Ramón Díaz el campeón, y este 2013 le tocó a Juan Antonio Pizzi entrar en la historia del ‘Cuervo’.

La revelación: Atlético de Rafaela

De la mano de sus goleadores Diego Vera (8) y Lucas Albertengo (5), la ‘Crema’ cerró un campeonato muy bueno si se considera que no cuenta en su plantel con jugadores de renombre. Consiguió un octavo puesto, pero solo a cuatro puntos del primero,  con lo que ratificó ser un equipo muy sólido y ordenado. Mucho tuvo que ver su técnico Jorge Burruchaga, cuya mano se vio en resultados como el triunfo sobre Lanús en las primeras fechas del campeonato y la histórica victoria frente a Racing en Avellaneda.

Las decepciones: River y Racing

Ni con la presencia del colombiano Teófilo Gutiérrez en su ataque River Plate se salvó de pasar un mal rato durante el Torneo Inicial (Foto: NotiFutbolWeb)Ambos clubes culminaron un año desastroso. River contó con el regreso de Ramón Díaz -el técnico más ganador en la historia del club- y los refuerzos importantes de Teófilo Gutierrez, Jonathan Fabbro y Osmar Ferreira. Sin embargo, hizo una muy mala Copa Sudamericana -quedó fuera en cuartos- y un pésimo Torneo Inicial: acabó decimosétimo y llegó a los 9 partidos sin ganar. Para colmo, fue el torneo corto menos goleador de su historia: apenas 11 tantos convertidos.

Por su parte, Racing firmó el peor torneo de su historia: quedó en la penúltima posición y, salvo que haga un Torneo Final excepcional, estará inevitablemente muy complicado en los promedios del descenso para el próximo año. Al igual que River, la ‘Academia’ también supo reforzarse con nombres interesantes como los de Luis Ibáñez, Mario Regueiro y Gabriel Hauche, pero el equipo nunca supo encontrar su camino ni una idea de juego, ya que por los malos resultados contó con cinco técnicos a lo largo del año.

El goleador: César Pereyra

El tamaño es lo de menos en César Pereyra que por su capacidad goleadora tiene bien ganado un puesto entre los mejores del fútbol argentino (Foto: NotiFutbolWeb)Con los 10 goles del ‘Picante’, Belgrano culminó el Torneo Inicial a solo 4 puntos del campeón San Lorenzo. Acostumbrado a ser el goleador del equipo pirata en los últimos campeonatos, César Pereyra consiguió por primera vez desde el retorno cordobés en 2011 ser el máximo anotador de todo el fútbol argentino. Lo suyo pasa por mucha movilidad dentro del área, buen manejo de las dos piernas, constante búsqueda del error del rival, definiciones certeras y un juego aéreo bastante bueno para sus 1.70 mts de estatura.

Los mejores fichajes: Santiago Silva y Emmanuel Gigliotti

Casualmente, ambos jugadores se vieron involucrados con Boca Juniors. Y es que Gigliotti fue quien remplazó en filas xeneizes a Silva, quien no contó con el apoyo de Carlos Bianchi y se fue al Lanús de Guillermo Barros Schelotto. Allí, el uruguayo peleó el Torneo Inicial hasta la última fecha: fue el goleador del cuadro granate con siete goles y días antes logró el título de la Copa Sudamericana, en la que fue gran figura.

El 'Tanque' Silva se llevó de encuentro las críticas para ganarse la confianza de los seguidores de Lanús mientras peleaba en dos frentes (Foto: NotiFutbolWeb)Por su parte, el ‘Puma’ Gigliotti llegaba a ‘La Bombonera’ con la presión de ser el goleador del campeonato anterior en Colón y no defraudó. Pese a que Boca no hizo la mejor campaña, Gigliotti se las arregló para ser el goleador xeneize con ocho anotaciones, dos menos que el ‘Picante’ Pereyra, y para salvar de malos resultados en más de una ocasión al equipo de Bianchi.

La promesa cumplida: Ángel Correa

El joven delantero de 18 años se convirtió en uno de los baluartes del campeón San Lorenzo, en cuyas filas se consolidó como titular este año. Ya desde finales del año pasado, el hábil jugador demostraba gran proyección por su velocidad, gambeta y toma de decisiones al momento de definir. En el Inicial, le hizo un gol a Belgrano, dos a All Boys y uno a Boca.

 

Los datos

- Cantidad de goles: 409 (2.15 por partido)

- Mejor equipo en condición de local: San Lorenzo (6 triunfos, 3 empates y 1 derrota)

- Peor equipo en condición de local: Colón (2 triunfos, 2 empates y 5 derrotas)

- Mejor equipo en condición de visita: San Lorenzo (3 triunfos, 3 empates y 3 derrotas)

- Peor equipo en condición de visita: Colón (1 triunfo, 1 empate y 8 derrotas)

- Mayor goleada en condición de local: Lanús 4-0 Argentinos  (fecha 7) y Argentinos 4-0 Olimpo (fecha 14)

- Mayor goleada en condición de visita: Arsenal 1-4 Belgrano (fecha 18)

- Partido con mayor cantidad de goles: San Lorenzo 4-2 Belgrano (fecha 16)
Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: Reuters, NotiFutbolWeb

Comentarios (4)add
...
escrito por erick el rojo , diciembre 17, 2013
Aguante cuervo!!!! de boedo para el vaticano!!
...
escrito por Ángel , diciembre 17, 2013
Cierto es que el nivel del fútbol argentino sigue decayendo pero la pasión permanece intacta. Fue muy emocionante ver un desenlace en la última fecha con 4 equipos con probabilidad de ser campeón (San Lorenzo, Newells, Lanús y Vélez). Al final el Papa Francisco hizo su primer milagro desde el Vaticano.
...
escrito por Juan Carlos Castillo , diciembre 17, 2013
Nada de milagros, porque hace un año y medio bajo la presidencia de Carlos Abdo los de Boedo se estaban yendo a la B, tenían un promedio que asustaba, al final (se dice) Grondona lo sacó de la presidencia y llamó a varios socios del club para convocar a elecciones, y ganaron la dupla Lammens - Tinelli en el segundo semestre del 2012, agarraron un club destruido, quebrado, incluso con una denuncia de triangulaciones entre empresarios de jugadores y hasta del narcotráfico donde colocaban jugadores con escalas en Chile y Uruguay. El técnico en ese entonces era el pintoresco Ricardo Caruso Lombardi, técnico a quien llaman cuando un club está en camino a descender (salvó del descenso a Newell's, Argentinos Juniors, Racing, pero descendió con Quilmes). Ni bien la nueva presidencia agarró el club echaron a Caruso y tenían en cartera a varios técnicos: Fosati, 'Mostaza' Merlo y hasta Carlos Bianchi, pero todos ellos dijeron que no, entonces llamaron a Pizzi quien en ese momento dirigía a su Rosario Central querido en la B Nacional y al final aceptó el reto. Bien por San Lorenzo, uno de los 5 grandes de la Argentina pero con una deuda pendiente: es el único de los 5 grandes que no ha ganado una Libertadores, sólo ha ganado una Mercosur y una Sudamericana como trofeos internacionales, es poco para un grande.
...
escrito por Juan Carlos Castillo , diciembre 18, 2013
Con el resumen de este artículo discrepo con el autor cuando menciona a River y Racing como las decepciones del torneo, si ambos clubes ya andaban mal administrativamente, Racing tuvo tres técnicos en este semestre (Zubeldía, Isquia y ahora Merlo) y su dirigencia andaba en pugnas internas (Cogorno y Molina), y en River su presidente Passarella se endeudaba tanto que 'remataba' jugadores para hacer algo de caja chica, incluso sus empleados hicieron una huelga, y todo eso repercutía al plantel, los resultados se veían en la cancha. Para mí más bien la decepción total fue Newell's, hasta la fecha 10 era el sólido equipo a quien nadie podía vencer, sólo Vélez lo venció 3-0 en Liniers, después nadie podía ganarle a 'la lepra', era el puntero muy alejado del resto, hasta que llegó el esperado clásico contra Central en el Gigante de Arroyito donde en un vibrante encuentro (para mí el Central-Newell's es más intenso que un Boca-River), cayó Newell's 2-1 y de ahí no ganó más, empataba de local y perdía de visitante, sus perseguidores en ese entonces eran Boca, Arsenal y San Lorenzo, más atrás estaban Lanús, Vélez y Estudiantes. Después de perder el clásico lo de Newell's fue caída libre, pero el campeonato fue tan malo que pese a que Newell's no ganaba sus perseguidores tampoco hacía mucho para pasarlo, recién San Lorenzo lo pudo pasar en la fecha 15 ganándole a Boca 1-0 (la verdad fue un baile) y dos días después Newell's cae 2-1 ante Tigre. Ojo que el campeón San Lorenzo en las tres últimas fechas obtuvo 3 empates (2-2 con Rafaela, 0-0 con Estudiantes y 0-0 con Vélez), por eso digo que el torneo fue mediocre.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy