Que Alianza perdió por un gol en offside no se discute, pero sí que la reacción haya sido tan pobre pese a que el árbitro no detuvo la jugada.

 

Mientras Alianza acabó en lamento y quejas por la jugada del gol, en Nacional se celebró gracias a que no dejaron de seguir la acción pese a los reclamos (Foto: AP)Alianza cayó apenas por un gol en el Centenario, pero quedó la sensación que algo más pudo hacer, como por ejemplo, en su reacción ante la jugada que acabó en el taco de Tabaré Viudez para el gol de Nacional. A los errores que el equipo blanquiazul muestra en la actual edición de la Libertadores, tanto en defensa como en ataque, en Montevideo le sumó la falta de viveza que esta clase de partidos en ocasiones requieren. Que si hubo offside o no, la discusión queda fuera de lugar ante lo claro de la jugada: sí hubo. Pero lo que no se le puede achacar a la terna arbitral como parte de su responsabilidad es lo dormida que se quedó la última línea blanquiazul en esos segundos.

Aunque tuvieran la razón, no puede ser que los jugadores sean quienes determinen el final de una jugada. Si el árbitro no pitó el fuera de juego, la acción sigue. Y por supuesto, mientras los uruguayos sacaron máximo provecho a la confusión, para los peruanos fue todo lo contrario. Esa débil respuesta le acabó por costar a Alianza un resultado que, dentro de sus límites, era bueno. Ahora, con la esperanza cifrada del todo en sus dos partidos como local, en La Victoria deben revisar lo hecho en este partido para que, al menos, no los vuelvan a agarrar tan desprevenidos.

Foto: AP

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy