Israel Kahn le dio el triunfo al Juan Aurich con el gol que le marcó a Cristal y que fue el único del partido. El volante gana cada vez más protagonismo en el equipo chiclayano, dónde ya no hay más “dieces” que él.

 

La técnica y precisión de Israel Kahn quedaron de manifiesto en el gol del partido (Foto: Prensa Juan Aurich)¿Cuántos volantes de llegada que pueden ser considerados ‘10’ tenía Juan Aurich el año pasado? Pues varios. Pueden contarse como creadores a Ciciliano, a Merino, a Sheput, a Cueto y hasta a Reimond Manco. Resultaba curioso que el Ciclón tuviera tantos jugadores “iguales” en su plantel pues era evidente que no iban a jugar todos juntos. Y sin continuidad, futbolistas de estas características, no rinden y se les termina “desperdiciando”. Efectivamente, si bien jugaron de manera aceptable, ninguno de ellos dejó una marca indeleble por lo realizado en la campaña del 2011 con todo y campeonato ganado.

Pudo esperarse que para este torneo, dado que se mantuvo al comando técnico y, con él, a la idea de juego, se mantuviera la costumbre de contar con varios hombres de de creación en el equipo. Sin embargo no fue así, más bien todos ellos dejaron el club y ahora se tiene únicamente a Israel Kahn, como jugador de estas características, en el grupo. Justamente este jugador que viene realizando una buena campaña en el equipo chiclayano fue clave en el encuentro ante Cristal pues con su gol derrotaron a los bajopontinos por 1-0. A pesar de ello, ¿es lógico que sea Kahn, un jugador con relativamente poco cartel, el único que reemplace a todos los antes nombrados?

Para empezar, debe aclararse que Kahn no llegó este año al Aurich. Él fue comprado a Alianza Atlético a inicios del año pasado, pero por exceso de gente en su posición fue prestado al mismo club de Sullana. Recién en 2012 ha vestido la camiseta del club, pero ya pertenecía a él. Luego, tres 15 fechas jugadas, está claro que él solo, sin ser brillante, basta para hacer lo mismo que hacía todo ese grupo junto: de a pocos, luego de la Copa Libertadores, el Aurich se acomoda entre los de arriba. Está por verse hasta donde llega el Ciclón por el camino de Israel.

Foto: Prensa Juan Aurich

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy