La mejora de Aurich se nota con cada partido, lo que le da valor a la confianza que en su momento tuvieron en Chiclayo con el técnico y los jugadores.

 

Willian Chiroque volvió a ser el 'Periquito' que causa estragos en las defensas contrarias frente a The Strongest. Su mejora en la cancha va de la mano con la mejora que Aurich exhibe cada semana (Foto: diario La Industria de Chiclayo)La espera valió la pena. O al menos eso parece en Chiclayo ante la evidente mejora en la producción del ‘Ciclón’ en sus últimos encuentros, sin que ello signifique que ya todo está bien en el equipo de Diego Umaña.

Para el experimentado técnico colombiano, el caer en una mala racha no es novedad, aunque su paciencia se puso a prueba hasta hace algunas semanas en las que los rumores iban y venían en torno a su presencia al mando de Aurich. Ya con las aguas calmas, los chiclayanos empiezan a ver algo de lo que en este tiempo han esperado de su equipo, y en ello tiene mucho que ver la recuperación de algunos jugadores importantes para que su once titular pueda tener el mínimo de variantes que necesita en ofensiva.

Ante The Strongest, al menos en el primer tiempo, apareció el que ha sido su punto más fuerte desde hace dos temporadas: el flanco derecho. Con Roberto Guizasola y Willian Chiroque muy activos, la defensa boliviana se encojió de hombros cada vez que fueron abordados por ese sector del campo, ya que no lograban controlar los piques o quiebres que ambos realizaban. Incluso la presencia del colombiano Javier Araújo se hizo sentor en la misma etapa, no en la medida que de seguro se esperó cuando fue contratado, pero si con chispazos de lo que conoce con el balón. Sin embargo, el estado físico de estos jugadores aún no es el ideal, por lo que en el norte deben esperar un poco más de tiempo para ver a ese conjunto que el 2011 supo ser campeón.

Foto: diario La Industria de Chiclayo

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy