La San Martin sigue cayendo en la tabla y, ahora que ya aseguró a Ángel Cappa como DT, surge una interrogante: ¿podrá el argentino elevar la performance alba?

 

San Martín sigue de mal en peor en el torneo y, ahora, con la llegada de Ángel Cappa a la dirección técnica, se espera por un repunte en el Descentralizado. ¿Podrá con este reto el argentino? (Foto: José Salcedo / DeChalaca.com)La realidad de la San Martín es pésima. A principios de año armó un equipo con la única convicción de pelear por el título, más aún que esta temporada la casa universitaria cumplía sus bodas de oro. No obstante, el primer gran golpe que sufrió el entonces equipo de Franco Navarro fue el hecho de que su plantel se plegó a una huelga que por poco conlleva a la desaparición de la entidad alba. A partir de allí, pues, hubo una evidente desconexión que, más allá de debilitar a una estructura definida con las salidas de Michael Guevara y Jesús Álvarez, generó un notorio desnivel con el resto de elencos con los que iba a pelear los primeros lugares.

En este momento ya transcurrieron 19 fechas del Descentralizado; Navarro no va más en la institución de Santa Anita y su inmediato sucesor (interino), Orlando Lavalle, nada pudo hacer para contrarrestar la pálida situación de los santos, que tras la derrota por 2-1 ante Inti Gas ahora marchan en el puesto 12 con solo 23 unidades. Una ubicación mediocre por como se había presupuestado la temporada, aunque -pese a que suena a excusa- todavía falta mucho por bregar en el torneo. En esa línea es que la dirigencia alba no perdió más tiempo en encontrar a un nuevo entrenador y, tal como lo confirmó Álvaro Barco en la mañana del domingo, el nuevo DT de la San Martín ya tiene nombre y apellido: Ángel Cappa.

La pregunta que se puede hacer cualquier seguidor del torneo local es si, en efecto, el argentino es el entrenador idóneo para un grupo que, a la sazón de su plantilla, debería estar enfocado en otros horizontes. Y el cartel del nuevo estratega albo, más allá de que dejó una notoria huella con la 'U' en el recordado Apertura 2002 (aunque, eso sí, bastante exagerada), no es el óptimo: bien que mal, está inmiscuido en tres descensos consecutivos en el fútbol argentino: el de Huracán, River Plate y Gimnasia y Esgrima de La Plata (en todos los casos cesado antes del término de la temporada). Nadie puede dudar que su imagen como ayudante de campo en Real Madrid, allá por mediados de los noventa, todavía vende, pero el reto que lo marca a corto plazo no es precisamente el de un plantel en crecimiento o formación, sino al que debe sacar de los escombros. Todas estas interrogantes, pues, se irán resolviendo y (bosquejándose) una vez que tome la posta en Santa Anita.

Foto: Ciro Madueño

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy