Cuando tenía todo para clasificar, The Strongest completó un record negativo nada envidiable en el Perú: perdió siempre que vino y nunca anotó un solo gol.

 

The Strongest se enredó una vez más en canchas peruanas. (Foto: diario La Industria de Chiclayo)Un recorrido por páginas web y usuarios de Twitter de Bolivia, en los últimos días, dejaba traslucir un optimismo latente de la prensa y la afición del Altiplano por una eventual clasificación de los dos equipos más grandes de La Paz, Bolívar y The Strongest, a los octavos de final de la Copa Libertadores. Para hacer un parangón con lo vivido por el Perú en tiempos recientes, se asemejó mucho a la expectativa vivida en 2010, cuando Alianza Lima y Universitario pasaron ambos a la siguiente instancia del torneo continental.

Por eso, para The Strongest era fundamental conseguir un resultado positivo en Chiclayo, cosa que no ocurrió y que ahora deja el camino libre para que los dos brasileños del Grupo 1, Santos e Inter, se hagan de los cupos a octavos. Pero estadísticamente el reto era difícil: el cuadro atigrado no saca siquiera un empate fuera de La Paz desde la Libertadores 2000, cuando igualó 0-0 ante El Nacional en Quito. Con la derrota en Chiclayo, suma 18 caídas consecutivas en sus salidas al exterior por Libertadores.

Pero el yugo de la estadística era peor si se consideraba que en el Perú, The Strongest la pasa particularmente mal. Por Libertadores había venido a jugar dos veces antes, en 1978: cayó 3-0 ante Sporting Cristal y 2-0 ante Alianza Lima. Y también jugó dos partidos oficiales por Merconorte ante el propio Alianza: perdió 4-0 en 1998 y 2-0 en 1999. Si se añade el 1-0 de Aurich, se agregan cinco derrotas en igual número de partidos, además de 12 goles encajados contra cero anotados. Números de terror que este jueves en Chiclayo no han hecho más que añadir una raya al tigre. 

Foto: diario La Industria de Chiclayo

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy