Jorge Espejo vuelve por quinta vez al puerto.
 

Foto: Anuario ADFP 2006

 

Con el cintillo de capitán de la rosada en su última etapa con ella, en 2006 (Foto: Anuario ADFP 2006)Jorge Espejo es un caso atípico en el medio local: es un picapedrero con granada, pero, al mismo tiempo, un tipo de perfil bajo: cualidades, de más está decirlo, enfrentadas con el buen marketing futbolero. Con un currículo que desborda en tarjetas rojas, tranquilamente pudo ganarse un apelativo rutilante que despertara temor en sus eventuales rivales ('El Cirujano' Espejo, 'El Faite' Espejo), pero él optó por conservar su nombre y apellido: una carrera más tranquila y silvestre, por así decirlo.

 

Fue uno de los de las primeras camadas de ‘Chalaca’ Gonzales en el puerto. Es decir, la de ‘Patucho’ Villanueva, ‘Pichicho’ Valdivieso, Alex Becerra, Bratzo Gil, entre otros. Con ‘Chalaca’ debutó en el cuadro rosado en 1995 en un partido en Huánuco; con ‘Chalaca’ se marchó también a la Republicana al año siguiente. Volvió en 1997 y se quedó hasta 1999, años que significaron los mejores en su carrera. Volvió al puerto en 2001, tras un paso discreto por Alianza Lima, y tras aventuras en Melgar, Huaral y la San Martín, reapareció por cuarta vez con la rosada en 2006, para salvar a su equipo de la baja.

 

Ahora regresa por quinta vez al cuadro rosado. No se sabe en qué condiciones físicas ni futbolísticas, pues en 2007, su paso por Total Clean fue casi un papel en blanco. Vuelve con ‘Kukín’ y -probablemente- con Abel Lobatón, otros referentes de la casa porteña. Lo cual no deja más que una pregunta flotando por los aires: ¿para cuándo el regreso de Marquinho?
 

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy