Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUn técnico más salió del banquillo de Real Garcilaso, el club que -cuando contrate a su nuevo entrenador- alcanzará el preocupante promedio de dos entrenadores por temporada a lo largo de su trayectoria en Primera. Tabaré Silva fue fue echado del elenco cusqueño y DeChalaca, sobre la base de estadísticas, analiza la repetitiva decisión tomada por la directiva cusqueña.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

Dos temporadas en Primera División, dos subcampeonatos del Descentralizado (2012 y 2013) y solo un entrenador en todo ese tiempo: Freddy García. Cualquiera que haya a visto a Real Garcilaso por aquellos años quizás no se habría imaginado que tras de la salida de 'Petróleo' del banquillo cusqueño -hace cuatro años- se acabarían produciendo doce cambios de entrenador en el cuadro celeste, lo cual representa trece procesos distintos de dirección técnica llevados a cabo por una docena de entrenadores distintos (Tabaré Silva es el único que repitió el plato).

Allá por 2014 el respeto por un proceso y la planificación de un proyecto a largo plazo -de parte de la dirigencia imperial- parecía hacerse realidad en un balompié acostumbrado a cortar cabezas tras pequeñas crisis de resultados. Hoy, cuatro años más tarde, esta mala costumbre parece haber calado a fondo en la directiva de Real Garcilaso. Desde aquellas ya lejanas temporadas de la mano de 'Petróleo' García, la escuadra cusqueña no fue capaz de conservar un entrenador durante toda una temporada.

Es más, ninguno fue capaz de superar el tiempo promedio de vida de un DT (siete meses) en un equipo peruano en la última década, calculado por un anterior artículo de DeChalaca. Actualmente, sin contar a los de este año, Real Garcilaso tiene un promedio de 1.8 entrenadores por año. Solo es superado por Sport Huancayo y Union Comercio, con 2.2 y 2.6, respectivamente. Sin embargo esta brecha disminuirá considerablemente ya que el cuadro celeste acumulará -como mínimo- 14 entrenadores en siete temporadas en la máxima categoría y su media se incrementará a 2.0.

Córtalo más corto

 

De la lista de doce estrategas que pasaron por tienda imperial hasta la actualidad,  res resaltan por el escueto tiempo que estuvieron al frente del equipo. Duilio Cisneros, Oscar Ibáñez y Gustavo Coronel -esto sin contar el interinato de Pablo Siacia- fueron quienes laboraron por menos días. El primero apenas llegó a 21 en 2017, el segundo a 39 en 2018 y el tercero a 84 también en 2017.

La directiva garcilasiana, pese a lo contundente de la estadística ajena -desde 2005 ningún equipo que campeonó cambió a su director técnico antes de finalizar la temporada- optó por cortar cabezas y echar al tacho los pequeños avances obtenidos por los tres entrenadores en mención.

La última víctima de estos constantes cambios fue Tabaré Silva, quien tras una racha de cuatro partidos sin ganar fue cesado de sus funciones. Dicha decisión, como casi siempre en Real Garcilaso, tomó por sorpresa al técnico uruguayo a quien no de quedó nada más que acatar la decisión. No se termina de comprender el porqué de este termocefálico afán de cambiar de entrenador de buenas a primeras, porque al menos como golpe de efecto no se ha traducido en resultados positivos para el club. Este mensaje aún no es entendido y no parece que vaya a entenderse en poco tiempo.

 

Así, finalmente, los únicos perjudicados seguirán siendo los hinchas y los jugadores. Los primeros porque mientras se mantenga esta ideología será muy difícil que los éxitos deportivos sostenidos -y no alguna clasificación efímera- acompañen al equipo. Los segundos porque deberán de adecuarse a las nuevas ideas y propuestas del entrenador que llegue al club, muchas veces sin poder contar con el tiempo necesario para asimilarlo.

Fotos: Prensa Real Garcilaso


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy