Foto: Pedro Monteverde / DeChalaca.comEl título del Torneo de Verano fue conseguido, entre otras cosas, a partir de la mejora en el rendimiento de los tres jugadores que participaron en el único gol del partido respecto a la temporada 2017: Gabriel Costa, Jorge Cazulo y Renzo Revoredo.

 

Daniel Orrego | @dorrego1411
Redactor

Hay goles que significan una revancha personal tras una campaña desafortunada. Hay goles que congracian a un jugador con la hinchada que minutos antes desaprobaba su labor. Hay goles que son el premio a un trabajo arduo y constante. Hay goles que son la recompensa de decisiones adecuadas tomadas a lo largo de ese camino lleno de disyuntivas que es un partido de fútbol. Y hay goles que integran todas estas situaciones, como el que le dio el título del Torneo de Verano a Sporting Cristal.

La jugada empezó en los pies de Gabriel Costa, quien tomó un rebote dentro del área del ‘Matador’ y cedió para Jorge Cazulo. Costa versión 2017 hubiese buscado pasar entre la defensa huancaína desafiando esa ley básica de la física que postula que un cuerpo no puede tomar el lugar de otro. Las veces que el volante argentino –nacionalizado peruano para esta temporada- buscaba la maniobra individual en vez de asistir a un compañero se redujeron en el Torneo de Verano; así, se ha convertido en uno de los picos altos del cuadro celeste.

El pase de Costa fue a parar a los pies de Cazulo. El ‘Piqui’ es uno de los aciertos de Mario Salas desde la primera fecha del campeonato al ser ubicado en la posición en la que más ha rendido con camiseta rimense: la de mediocampista. Fuera de la zaga central, lugar en el que su libre albedrío y excitación provocaba desorden, Cazulo muestra mayor tranquilidad de cara al arco contrario; ahora, su empuje es canalizado hacia finales más felices.

 

Cazulo cedió el balón hacia la derecha, donde se encontraba libre Renzo Revoredo. Para el hincha del conjunto bajopontino, un defensor que solo sabe equivocarse, para infortunio de sus colores y fortuna del rival. Revoredo no será el central por el que se peleen diferentes clubes del extranjero en el mercado de pases, pero su rendimiento se ha visto enriquecido con la presencia de Omar Merlo a su lado: sin complicarse en demasía cumple con la labor que el técnico le encomienda, razón por la que ha sido titular en todos los equipos por los que ha pasado.

Tres jugadores que muchos pedían fuera del plantel por su desempeño en 2017 se juntaron para forjar esa pieza que ambos equipos querían sumar a su vitrina. Decisión acertada de Salas con la reubicación de Cazulo; revancha personal para Costa, quien descargó sus sentimientos celebrando con el puño en alto de cara a la tribuna sur; y alegría para Revoredo ante un público que no lo tiene entre sus favoritos, pero sabe reconocer su labor en momentos como este.

Fotos: Pedro Monteverde / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy