Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLa segunda jornada de la Champions incorporó consigo una llamativa coincidencia: dos de los mejores centrodelanteros del mundo, Robert Lewandoski y Erling Håland, consumaron su baraja de rasgos en común al enfrentarse ambos a sus respectivos exequipos, aunque con distintas suertes.

 

Mariano Manzor | @Mmanzor2900
Redactor

Hablar de los mejores centrodelanteros del mundo contemporáneo hace inevitable la mención de dos nombres principales: Robert Lewandoski y Erling Håland. El primero ha ya marcado una época como goleador, en mundo en el que debió convivir con auténticos monstruos de todos los tiempos como Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. El otro, tiene sin duda todo para marcar la siguiente época, pues con apenas 22 años ha roto todo tipo de récord.

Para dimensionar comparativamente lo que son ambos cracks, basta decir que Lewandoski es el máximo goleador histórico de la Bundesliga y de su selección. Håland, por su parte, anotó nueve goles en un mismo partido en la Copa del Mundo Sub-20; además, registra ya 25 goles en apenas 20 partidos de Champions League, solamente dos tantos menos que, por ejemplo, Luis Suarez.

¿Pero qué más tienen en común 'Lewa' y el 'Androide'? Pues quizá ningún rasgo más afirmado como que sus países de origen, Polonia y Noruega, sean de segundo y hasta tercer orden futbolístico en Europa. De hecho, el país nórdico no estará presente en Qatar 2022.

A Lewandowski le costó mar, cielo y tierra irse del Bayern, que quería retenerlo con un abrazo como el de Neuer el último martes 13 en el Allianz Arena. (Foto: AP) 

Para seguir con las coincidencias, ambos estuvieron enfrentados en el último tiempo: el polaco jugaba en el Bayern München y el noruego, en el Borussia Dortmund. Peculiarmente, ambos tomaron la decisión de marcharse de sus equipos a la par: Lewandowski se fue al FC Barcelona después del tránsito por un mercado de pases bastante agitado en el que el equipo bávaro no quería dejarlo ir. Por su parte, Håland acordó todo con el Manchester City de una forma mucho más fácil y rápida.

Por si fuera poco, después de un arranque de temporada bastante bueno para ambos, en el que comenzaron marcando varios goles, el sorteo de la Champions efectuado el último 25 de agosto arrojó un nuevo capítulo con cierto grado de morbo para ambos jugadores. Al Barcelona le tocó compartir el grupo C con el Bayern y al Manchester City, el grupo G con el Borussia Dortmund. Por eso, ambos delanteros de moda debían enfrentarse en la misma jornada a sus exequipos.

Lo que acabó con este set de coincidencias es que ambos experimentaron reencuentros bastante distinto. Lewandoski la pasó bastante mal contra su ex, ya que no solo le tocó perder 2-0: fue, en buena medida, el blanco de las críticas en el Allianz Arena por haberse perdido varias situaciones de gol de esas que acostumbra capitalizar y que en el debut blaugrana ante el Viktoria Plzeň, por ejemplo, facturó por partida triple.

Haland terminó sonriendo contra Reus y sus viejos compañeros. (Foto: AP) 

La otra cara de la moneda fue la de Håland. Con la sagacidad de la que ya había hecho gala en la primera jornada ante el Sevilla, marcó el segundo gol de los citizens ante su ex Dortmund, en un partido complicadísimo en el que hasta los 80' el elenco de Josep Guardiola estaba abajo en el marcador por la mínima. No es casual que las convergencias se hayan acabado en este párrafo: está claro que no solo por edad lo del noruego es actualmente más prometedor que lo del polaco, sino que a los '9' los ayuda siempre la compañía. Y hoy las perspectivas de Håland son la de formar parte de un equipo aspirante al título y las de Lewandoski, de ayudar a que uno que fue protagonista no termine de pasar a un segundo lote en Europa.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AP


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy