Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comHace exactamente dos décadas, 22 mujeres peruanas bajo la dirección técnica de Luis Sánchez disputaron el primer torneo internacional de un combinado peruano de fútbol femenino en Argentina. La campaña fue un tanto inesperada y las representantes nacionales, luego de superar un inicio adverso, lograron un decoroso tercer puesto a nivel sudamericano.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

Para los amantes del fútbol en el Perú 2017 será un año inolvidable, pues luego de 36 años la selección de fútbol masculino disputará una Copa del Mundo. Por fin quedarán atrás casi cuatro décadas que estuvieron marcadas por la frustración y el desaliento; años en los que solo algunos triunfos y contadas ocasiones en las que se estuvo cerca a la gloria pudieron sacar una sonrisa o hacer que se infle el pecho de orgullo.

Una de aquellas extrañas ocasiones en las que Perú peleó por un lugar entre los mejores sucedió hace 20 años y fue logrado por la selección de fútbol femenino. Por eso este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, DeChalaca quiere rendir homenaje a todas las mujeres, pero en especial a las que fueron elegidas para disputar el Campeonato Sudamericano Femenino de Fútbol 1998 en Mar del Plata. A las mismas mujeres que no se amilanaron ante la adversidad ni ante la inexperiencia, pues este certamen marcó oficialmente la primera participación internacional de un combinado femenino del país; a las mujeres que no tuvieron temor de incursionar en un deporte que fue y es dominado por el sexo puesto; a las mismas a las que no les auguraban un buen desempeño en el certamen tras caer derrotadas tres veces en una gira previa realizada en Argentina y Chile; a las mismas mujeres que bajo la dirección técnica de Luis Sánchez, y contra todos los pronósticos, trajeron el bronce de tierras argentinas.

Malos augurios

En el fútbol hay una frase que en el Perú se repite constantemente: "Lo que mal empieza, mal acaba". El debut peruano en el Sudamericano Femenino no fue la excepción pues la bicolor cayó goleada 15-0 contra la poderosa Brasil, selección que ya era un potencia mundial en la categoría y con quien compartía el Grupo A junto a Chile, Venezuela y Colombia. De este primer encuentro disputado el lunes 2 de marzo de 1998, más allá de la decena y media de goles encajados, no hay mucho que decir pues la verdeamarelha fue abismalmente superior al combinado rojiblanco.

Marcia Montero, Lorena Bosmans y Susana Quintana formaron parte de la delegación femenina. (Recorte: Deporte Total)El Scratch hizo goles de diferente factura y para todos los gustos: tres de cabeza, uno de tiro libre, uno de penal, nueve de jugadas colectivas y hasta un gol olímpico. Tras el abultado resultado se creyó que la participación peruana sería una más a las que ya se acostumbraban, es decir, que terminaría en un papelón; sin embargo, la goleada se debió principalmente a la gran diferencia de nivel que había entre Brasil y las demás selecciones de Conmebol. Clara muestra son los números brasileños en el campeonato: 66 goles a favor en 6 partidos jugados, un promedio de 11 goles por partido; y solo 3 tantos en contra. Si bien el marcador del debut fue el más abultado del certamen, con el pasar de los partidos se demostraría que eso no significaba que el peruano era el peor equipo del torneo.

Tres en raya

El siguiente rival de Perú en el Sudamericano fue Chile, que venía de golear 5-0 a Venezuela. Para el encuentro del viernes 6 de marzo, las peruanas estaban obligadas a olvidar la traumática derrota ante Brasil si es que pretendían pelear la clasificación a la segunda fase del campeonato y así lo hicieron. Apenas a los 3' tuvieron la chance de abrir la cuenta en el marcador; sin embargo Vivian Ayres falló un penal. Por suerte cinco minutos más tarde, a los 8', Susana Quintana anotó el primer gol oficial de una selección peruana de fútbol femenino en un torneo internacional. Con dicho tanto concretó también un hecho histórico en el deporte: la primera victoria de una selección peruana de fútbol femenino.

Con tres puntos ganados, el domingo 8 de marzo, la blanquirroja debía vencer a Venezuela en la penúltima fecha para llegar con vida a la fecha final. Las llaneras llegaban al duelo con tres derrotas consecutivas, con goleadas incluidas: 1-4 ante Colombia, 0-5 frente a Chile y 0-14 contra Brasil; por ello buscarían cerrar su participación de la mejor manera. Allí se justifica el ajustado 2-1 entre peruanas y venezolanas; para Perú anotaron Vivian Ayres a los 20' y Rossana Hoyle a los 56', mientras que para Venezuela lo hizo Milagros Infante en el ocaso del encuentro. Así. la selección peruana sumaba su segunda victoria y con seis puntos se ubicaba en el segundo lugar de la tabla al igual que Colombia, su último rival.

Mónica Zavala fue una de las volantes con mejor desempeño en el Sudamericano. (Recorte: Deporte Total)Las cafeteras llegaban al duelo con dos victorias y una derrota; en la primera fecha derrotaron a Venezuela, cayeron 1-12 contra Brasil y derrotaron 5-1 a Chile; al elenco colombiano le bastaba el empate para meterse en semifinales, por ello se justifica que al encuentro del martes 12 de marzo salieran a defenderse y buscar el partido de contragolpe. Así consiguieron abrir la cuenta por intermedio de Sandra Valencia a los 38'; sin embargo, con el pundonor de las jugadoras peruanas se logró la paridad a los 75' a través de Olienka Salinas. El gol de la victoria y, por ende, el de la clasificación llegó a los 86' con un gran desborde de Susana Quintana, que se metió al área colombiana y con un zapatazo batió a la guardameta rival. El partido no tuvo más y el combinado peruano conseguía su pase a las semifinales del torneo, algo que en la previa parecía imposible.

Una de arena, la otra de cal

En las semifinales del certamen aguardaba la escuadra local, Argentina; primera en su grupo y con cuatro victorias consecutivas: 9-0 a Bolivia, 3-0 ante Paraguay, 2-1 sobre Uruguay y 2-0 frente a Ecuador. El duelo disputado el viernes 13 fue, contrario a lo que se pensó, muy parejo y ambas selecciones pudieron ganarlo durante los 90' pero quedó igualado 1-1. Para Perú abrió la cuenta en el primer tiempo Olienka Salinas, mientras que para las albicelestes empató María Villanueva en la etapa complementaria. Lamentablemente para el combinado bicolor, en la tanda de penales no le fue bien y fue vencido por un marcador de 4-3. Así terminó el sueño peruano de llegar a la final del Sudamericano y -se entiende como lo más importante- asegurar el segundo lugar, y por lo tanto el repechaje ante un representante de la Concacaf de cara a la Copa del Mundo.

El último partido de las representantes peruanas fue ante Ecuador, que había caído 1-11 ante Brasil en la otra semifinal. El duelo ante la escuadra norteña fue bastante atractivo y con muchos goles; terminó empatado 3-3 y nuevamente se debió decidir al tercer y cuarto puesto desde los doce pasos. Esta vez la suerte le sonrió al cuadro blanquirrojo: no falló ninguno de los disparos y ganó 5-4 adjudicándose la medalla de bronce; una presea que hasta hoy no regresa a los cuellos de futbolistas peruanas en un Sudamericano.  

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Recortes: Deporte Total


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy