Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comNo llegó a una instancia decisiva, pero el Brasilia FC hizo historia en la Copa Sudamericana al tener una participación más que destacada para un equipo que no compite a nivel profesional y que tiene una historia de éxitos, descensos y problemas financieros que lo mantuvieron al borde de la desaparición.

Perdió 1-0 en la ida y logró igualar 0-0 en casa ante el Atlético Paranaense. No pudo conseguir la clasificación a cuartos de final, pero nadie puede dudar que lo hecho por el Brasilia FC en la Copa Sudamericana ha sido histórico.

El fútbol sudamericano no ha sido ajeno a que equipos del ascenso logren participar en torneos internacionales. Hay que recordar a clubes como Wilstermann en la Copa Libertadores, a Centro Sportivo Alagoano en la final de la Copa Conmebol 1999 o al Porongos, equipo de la Tercera de Uruguay que también participó en el ya extinto torneo sudamericano. Lo curioso es que el caso del Brasilia es incomparable.

Un verdadero compadre

Brasilia es la única capital sudamericana que no cuenta con un equipo potente en la máxima división de su país. En la ciudad sede del gobierno brasileño los clubes de fútbol no ocupan los primeros planos. Los equipos no son poderosos y su máximo representante -el Gama- compite en la Serie D, torneo equivalente a la Cuarta División.

Brasilia tuvo relativo éxito en los años setenta. (Foto: Globo Esporte) 

En medio de esa realidad fue fundado en 1975 el Brasilia Esporte Clube, club que vio la luz por la iniciativa de los miembros de la Asociación de Comercio del Distrito Federal. En sus primeros años se trató de un equipo importante de la zona, que consiguió ocho títulos del Campeonato Brasiliense entre 1976 y 1987, y que logró participar siete veces en Primera División gracias a que los campeones estaduales tenían acceso a la máxima categoría del fútbol brasileño.

En un inicio el Brasilia fue un club exitoso de la capital, pero en la década de 1990 el panorama cambió cuando se acogieron a la denominada Ley Pelé y se convirtieron en el primer club totalmente privado del fútbol brasileño. En 1999 el club fue adquirido por el empresario Enio Marques, quien cambió el nombre a Brasilia FC y que sumió al club en una profunda crisis económica que llevó a que descendiera a la Segunda División de su región de origen.

Al borde la desaparición, el equipo fue rescatado por el Gama, uno de sus dos clásicos rivales –el otro es el Brasiliense-, que le prestó juveniles para que pudiera subsistir y que asumió todos los gastos para que participaran en la Segunda División de Brasilia. El club logró retornar a la máxima división de la capital, pero volvió a vivir una crisis que llevó a su no participación en el torneo de 2005, que lo descendió hasta Tercera División, desde donde tuvo que bregar para retornar a Primera en 2012.

Contra todo, contra todos

Desde la quinta categoría del fútbol brasileño aparece Brasilia FC. (Foto: prensa Brasilia FC) 

El fútbol profesional brasileño está compuesto por cuatro categorías que van desde el Brasileirao -o Serie A- hasta la Serie D. El Brasilia no juega en ninguna de esas cuatro divisiones. El cuadro de la capital brasileña milita en el Campeonato Brasiliense, uno de los torneos estatales mediante el que se puede acceder a la Cuarta División.

¿Cómo un equipo de una división tan baja -que en el papel es la quinta- puede clasificar a un torneo internacional? A pesar de lo que se puede llegar a creer, la Conmebol no está facultada para prohibir el acceso de un equipo del ascenso en los torneos que organiza. Son las Federaciones o Asociaciones las que determinan en sus reglamentos cómo se define la clasificación a los torneos internacionales.

Sin una prohibición expresa, la Confederación Brasileña de Fútbol creó en 2014 la Copa Verde para intentar darle mayor competitividad a los equipos de la región norte, centro-oeste y Espírito Santos. El torneo contó con la participación de 16 clubes que se acomodaron en series de eliminación simple. El campeón era premiado con un cupo a la Copa Sudamericana. Brasilia FC venció por penales en la final al conocido Paysandú, equipo que participó en la Copa Libertadores 2003, que venció en Lima a Sporting Cristal y que también derrotó en la Bombonera al mismísimo Boca Juniors.

El título de la Copa Verde le dio a Brasilia el pase a la Copa Sudamericana. (Foto: prensa Brasilia FC) 

Con el título, Brasilia FC clasificó a la Copa Sudamericana, pero aún había un detalle por superar. El club fue acusado de utilizar a cuatro jugadores en situación irregular y esto le costó el título, que fue otorgado al Paysandú. El cuadro de la capital brasileña logró apelar y la CBF decidió darle la razón.

Nada verde

En medio de todos los problemas, Brasilia debió prepararse para disputar la Copa Sudamericana sin ninguna competencia local de por medio. El equipo disputó el Campeonato Brasiliense, pero cayó en la final ante el Gama el 2 de mayo de 2015. Desde esa fecha el club no tuvo participación en algún campeonato oficial, y debió entrenar en el modesto estadio de Taguatinga, campo que comparte con equipos de otras disciplinas deportivas como el fútbol americano.

En la Copa Sudamericana 2015, Brasilia fue emparejado con Goiás, finalista de la edición 2010 y miembro de la Primera División brasileña. La clasificación del cuadro de Goiania se podía dar casi por descontada, pero el fútbol una vez más dio una gran sorpresa y fueron los de la capital quienes avanzaron tras empatar 0-0 en la ida e imponerse por 0-2 en su visita al estadio Serra Dourada.

Brasilia logró un inesperado pase a la siguiente etapa de la Copa Sudamericana, superando a Goiás. (Foto: AFP) 

Brasilia logró el pase a octavos de final de la Sudamericana el 25 de agosto, y debió esperar hasta el 23 de septiembre para volver a disputar un partido oficial, esta vez ante el Paranaense. Fue victoria por 1-0 para el exequipo de Abel Lobatón, que en la vuelta logró sostener un 0-0 que le dio el pase a la siguiente instancia.

Los dirigidos por Omar Feitosa se despidieron de la Copa Sudamericana con la frente en alto. Fueron superados con lo justo y consiguieron algo histórico para un equipo que debe mendigar un campo de entrenamiento, que milita en una división que no forma parte del circuito profesional de la CBF, que en un inicio fue despojado de la clasificación, que logró recuperarla y que venció a un equipo de Primera División.

No es algo fácil lo que ha conseguido el Brasilia, que sueña con que esté sea el impulso necesario para empezar a escalar en el fútbol brasileño, pero también para ganar hinchas que lo acompañen partido a partido.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Globo Esporte, AFP, prensa Brasilia FC


Comentarios (1)add
...
escrito por scoliver , octubre 01, 2015
El fútbol brasilero pese a su bajón del primer sitial del mundo en estos últimos años (porque aunque no campeonará en todos los mundiales Brasil era para todos el equipo a ganar) mantiene un nivel de base muy bueno, sobre todo por su orden y descentralización y por ende siempre seguirán sacando jugadores. El Ej. es este Brasilia FC. que pese a no estar en la élite del fútbol brasilero avanzó en Sudamérica y si es que no le tocaba otro brasilero quién sabe hasta donde llegaba.
Acotar finalmente la élite del fútbol brasilero abarca a 100 equipos (20 en la A, B y C y 40 en la D) es algo así como decir la 1ra, 2da de acá más la actual etapa nacional de la Copa Perú y nos faltan 20 todavía.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy