Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEl pasado 3 de octubre se cumplieron 30 años del último encuentro de la vieja NASL de Estados Unidos, que supo albergar a jugadores como Pelé, Franz Beckenbauer o Johan Cruyff. En 2011, este torneo se refundó y ahora se ha transformado en una especie de Segunda División.


La North American Soccer League fue el primer intento por introducir el fútbol profesional a los Estados Unidos. Hasta 1968, el país norteamericano no contaba con una liga que se constituyera a la par de la que tenían otros deportes populares como el hockey, el baloncesto o el fútbol americano.

El inicio del mito

En 1968, la United Soccer League y la National Professional Soccer League, los dos campeonatos de fútbol que surgieron en 1967 se fusionaron y dieron espacio a la NASL. La primera edición se disputó con 17 clubes, entre los que se encontraban 15 clubes estadounidenses y 2 de Canadá. El formato era atípico porque se entregaban 6 puntos por victoria, 3 puntos por un empate, 0 puntos por derrota y 1 punto extra a los equipos que hayan participado de encuentro en el que se hayan marcado más de 3 goles.

Los equipos fueron divididos en cuatro conferencias. Los cuatro equipos que culminaron en el primer lugar clasificaron a una semifinal con duelos de ida y vuelta. Al final, el ganador del torneo fue el Atlanta Chiefs, que derrotó a los San Diego Sockers con un global de 3-0. Desde el inicio, la liga promovió la presencia de extranjeros. De hecho, los dos goleadores fueron el polaco Janusz Kowalik y el uruguayo Cirilio Fernandez, ambos con 30 goles.

Los años maravillosos

La llegada de Pelé generó un cambio drástico en la cultural futbolística de los Estados Unidos (Foto: uol.com.br)

Hasta 1975, la NASL había promediado no más de 7.000 espectadores por temporada. Es a raíz de la llegada de Pelé a Cosmos en ese mismo año que la liga vive su etapa dorada en cuanto a asistencias. Con la presencia de O Rei, el fútbol empezó a interesarle un poco más a los norteamericanos, y la asistencias aumentaron hasta alcanzar su pico en 1981, cuando se promedió 14.440 espectadores. El torneo tenía la particularidad de incluir una gran final a la que se llamó Soccer Bowl.

La presencia de Pelé en el Cosmos de New York motivó la llegada de otros grandes jugadores como Franz Beckenbauer, Giorgio Chinaglia y Carlos Alberto, quienes se sumaron al peruano Ramon Mifflin. Es en 1977 que estos cracks logran obtener el título la liga, el segundo para el equipo de La Gran Manzana. Tras este campeonato, Pelé se retiró pero continuaron Beckenbauer y Chinaglia, quienes llevaron al Cosmos a otros tres campeonatos en 1978, 1980 y 1982.

Como presencia rutilante, en 1979 se sumó Johan Cruyff, quien firmó por Los Angeles Aztecs para el año siguiente jugar por los Washington Diplomats. También arribó su compatriota Johan Neeskens, quien se sumó a Cosmos.

El adiós


Para 1984, la liga había empezado a entrar en declive. Los grandes jugadores que habían arribado se empezaron a retirar, y el torneo empezó a quedar huérfano de cracks que pudieran atraer no solo a espectadores, sino también a patrocinadores que pudieran sostener el campeonato. Esa temporada apenas participaron 9 equipos, luego de las deserciones de Montreal Manic, Seattle Sounders y Team America.

Las finales se jugaron el 1 y el 3 de octubre, y coronaron al Chicago Sting como campeón luego de derrotar al Toronto Blizzard en el que José Velásquez había jugado entre 1980 y 1981. Finalmente, el 28 de marzo de 1985 se decidió suspender la temporada de ese año. La liga desapareció y Estados Unidos quedó huérfano de una liga profesional hasta la implementación de la MLS en 1993.

El ansiado retorno

Para 2011, la MLS ya se había consolidado como la principal liga de fútbol de los Estados Unidos. La presencia de jugadores como David Beckham avalaban a este campeonato, que se erigía en lo más alto de la pirámide del fútbol estadounidense. Es en ese año que la nueva NASL logra ver la luz luego de haber superado una serie de problemas contractuales con la USL First Division que motivaron la intervención de la Federación de Fútbol de los Estados Unidos.

Tampa Bay Rowdies celebra el título de la NASL 2013 (Foto: nycosmos.wordpress.com)

La liga se constituyó como una especie de Segunda División, aunque sin ascenso a la MLS y sin descenso a ligas inferiores como la USL o la PDL. Los cupos de la liga solo se pueden obtener mediante la compra de una franquicia, al igual que en la Major League Soccer. La idea del torneo era rescatar a la histórica North American Soccer League. Desde entonces se han coronado como campeones los Minnesota Stars, los Tampa Bay Rowdies y los históricos New York Cosmos, que regresaron en la temporada 2013.

En el torneo no solo han participado equipos históricos como New York Cosmos, sino también otros como los Fort Laurerdale Strikers -que albergó a Teófilo Cubillas entre 1979 y 1983- y los Tampa Bay Rowdies. Además, en 2011 contaron con la presencia de Montreal Impact, equipo que hoy participa en la MLS.

El espíritu del torneo hoy ya no es el mismo de la etapa dorada a finales de la década de 1970, pero igual se mantiene e incluso llega a integrarse con los equipos de las demás divisiones en la US Open Cup.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: uol.com.br, nycosmos.wordpress.com
Video: Youtube / usuario thecelebratedmisterk

 


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy