Jorge Leiva, el 'Palermo de los Andes', hace honor a su apelativo en Inti Gas. Esta vez fue figura en el triunfo de su equipo ante Cobresol.

 

TEXTO (Foto: Ciro Madueño)La historia de Jorge Leiva es peculiar. Al denominado por la prensa deportiva como el 'Palermo de los Ándes' no le gusta ese apelativo. Prefiere que lo llamen por su nombre. Sin embargo, ahora que volvió al Inti Gas de Ayacucho, este delantero de 31 años está confirmando que se acomoda a los equipos de provincia y, sobre todo, a los de altura. Esta tarde marcó uno de los tantos con los que el cuadro que dirige el colombiano Edgard Ospina derrotó en casa, por 2-1, al Cobresol. Con este resultado, se recuperó del revés que sufrió a mitad de semana ante San Martín, en El Callao.

Goleador en el Atlético Minero y en el Inti Gas entre 2008 y 2009, Leiva pasó a un equipo grande en 2010: Cristal lo contrató por un año con la esperanza de que sea el goleador que estaba buscando. Sin embargo, el ex jugador de las canteras de la 'U' solo marcó en un amistoso de pretemporada y, pese a que tuvo algunos minutos en el primer equipo, no marcó un solo tanto. Por ello, el cuadro celeste lo declaró prescindible e, increíblemente, Alianza Lima, desesperado por un atacante eficaz, lo fichó por año y medio (hasta deciembre de 2011).

Lo que pasó luego con Leiva en Matute solo tiene una explicación: mala suerte. Pese a que marcó en un amistoso que disputó el cuadro íntimo en Iquitos, se la pasó lesionado todo ese semestre. Al final, la directiva blanquiazul le rescindió el contrato y Leiva se fue a León para el 2011, donde llegó a convertir once tantos.

Como no estaba en los planes del 'Maño' Ruiz en esta temporada, Leiva optó por volver a Ayacucho, donde está encontrándose de a pocos. Es pieza de recambio, pero cuando entra aporta mucho en la ofensiva, sobre todo cuando el cuadro gasífero es dueño de casa. Por algo, ante Cobresol registró su primer gol este año y amenaza con seguir anotando si le dan más minutos.

Leiva es de esos delanteros que, como en los equipos grandes no funciona o la fortuna no los acompaña, en los chicos, como el Inti Gas, su eficacia aflora. No se extrañen que el 2013 regrese a un equipo de Lima si sigue anotando. Quién sabe, la 'U', que tiene necesidad de atacantes que definan jugadas de ataque, lo contrata para recuperar a un chico formado en la casa. Todo puede pasar.

Foto: Ciro Madueño

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy