Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl 28 de julio de 1953, en pleno aniversario patrio, Perú consiguió su segunda mayor goleada sobre Chile. Recordemos el 5-0 que resultó tan legendario, que terminó dando nombre a un restaurante en el estadio Nacional.

 

Se llamaba la Copa del Pacífico y era un trofeo que consagraba la rivalidad histórica entre Perú y Chile. Su disputa fue efímera, pero, para nuestra selección, fue parte de una de sus jornadas más gloriosas: ocurrió el 28 de julio de 1953, en el 132° aniversario de la república.

¿De Mago a Mago?

El balón yace en el fondo del arco de Clemente Velásquez luego de una gran acción individual de Enrique Hormazábal para anotar el primer gol en el triunfo de Chile por 1-2 (Recorte: diario La Crónica)Los amistosos fueron dos: se programaron para el 26 y 28 de julio, ambos en el estadio Nacional de Lima. Perú era dirigido por Juan ‘El Mago’ Valdivieso (y no por el argentino Ángel Fernández-Roca, como consignan erróneamente algunas publicaciones). Chile no era un cuadro cualquiera: dirigido por el húngaro Franz Platko, su selección era uno de los paradigmas del ‘fútbol táctico’ y tenía como figuras al puntero derecho Atilio Cremaschi, al goleador Jorge Robledo y al mítico y veterano arquero Sergio Livingstone. Se alojaron en el Hotel Maury.

'Tito' Drago marra una inmejorable ocasión para marcar luego que la pelota se le escapara al 'Sapo' Livingstone (Recorte: diario La Crónica)Nuestra selección, en tanto, concentraba en el Círcolo Italiano. Dormían en un pabellón, con literas de dos pisos. Tenían duchas con agua caliente y lavatorios como gran lujo. Su rutina empezaba a las 8 de la mañana, con exámenes médicos; desayunaban a las 9 (tazas de café con leche y muchos panes). Luego, jugaban bochas, al ‘sapo’, ping pong o billar. Escuchaban música, desatando la polémica entre los hinchas de los Embajadores Criollos y los de los Troveros Criollos. Almorzaban a la una y luego hacían siesta obligatoria. A las 3 y media recién comenzaban los entrenamientos. Después, al final de la tarde, se duchaban y daban un paseo por las instalaciones, departiendo con los socios del Círcolo.

Así se abrió el camino a la goleada de Perú, con un remate cruzado de 'Toto' Terry que resultó inatajable para Sergio Livingstone (Recorte: diario La Crónica)El primer choque, el domingo 26, dejó sinsabores: Chile nos derrotó 1-2 y La Crónica criticó a la blanquirroja por su “malabaresco exhibicionismo”.

Saliendo del coma

La revancha estuvo pactada para Fiestas Patrias, el martes 28 de julio. “Nuestro fútbol debe salir del coma”, editorializaba La Crónica; acusaba, asimismo, a la profesionalización (1951) del declive del fútbol peruano, sin augurar que los años cincuenta serían uno de los más notables de la selección, pese a no clasificar al mundial de Suecia 58.

Sergio Livingstone vuela una vez más pero sin mayor resultado para evitar el segundo tanto de Perú, obra de Cornelio Heredia con fuerte remate (Recorte: diario La Crónica)Sin gran respaldo, Perú formó aquella tarde con Clemente Velásquez en la puerta; Enrique Velásquez y Guillermo Delgado en defensa; Joe Calderón, Dagoberto Lavalle y Cornelio Heredia al medio; Luis Navarrete, Roberto ‘Tito’ Drago, Félix Castillo, Alberto ‘Toto’ Terry y José Da Giau en delantera. Da Giau era goleador de Centro Iqueño y fue convocado a última hora. El árbitro fue el inglés Charles Dean, de dilatada trayectoria en nuestro medio.

El gol llegó pronto: a los 7’, ‘Toto’ entró por izquierda, dribleó a Rojas y remató al palo opuesto de Livingstone. Otra circunstancia nos favoreció de inmediato: a los 10’, Mr. Dean expulsó al chileno Enrique Hormazábal. No obstante, el primer tiempo no movió más el score.

Festín con nota 20

El 'Clásico del Pacífico' fue intenso y entre sus mejores valores estuvo Cornelio Heredia que aquí se esfuerza por robar un balón (Recorte: diario La Crónica)La explosión peruana ocurrió en los veinte primeros minutos del complemento. El 2-0 cayó a los 50’: De Giau centró el balón, Castillo abrió las piernas para que el balón pasara y este llegó donde Heredia, que remató fuerte y esquinado.

El tercero fue dos minutos más tarde: Terry y Navarrete combinaron, ‘Toto’ disparó rasante y Livingstone bloqueó mal; el rebote lo tomó ‘Tito’ Drago, quien sacó un remate que rozó al zaguero Roldán y se introdujo en valla chilena.

Y el cuarto llegó tres minutos después, a los 55’: Terry, desmarcado, cabeceó fuerte tras un córner servido por Navarrete.

El cuarto gol peruano llegó con un golpe de cabeza obra de Alberto Terry luego de un tiro de esquina (Recorte: diario La Crónica)La cereza de la torta fue a los 66’: Terry le sombreó un balón a Livingstone y, cuando la pelota llegaba donde Drago, el arquero se arrojó sobre él y lo derribó. Mr. Dean cobró penal. Heredia remató fuerte y cerró la cuenta.

Goleada voraz

Los últimos minutos sirvieron solo para los ‘oles’, pero el sexto no llegó. En muestra de la bipolaridad que reina en nuestra prensa (tanto como la gitanería en nuestros jugadores), La Crónica tituló: “Regalo de Fiestas: 5-0 a Chile”, añadiendo que “ayer no solo afloró el artista en la cancha, sino que hubo jugadores con habilidad y emoción”.

Culminado el partido René Rosasco y Guillermo Delgado sostienen la 'Copa del Pacífico' (Recorte: diario La Crónica)Óscar Paz, periodista del diario, aseguraba que un colega chileno le había indicado, antes del encuentro, que “ustedes deben tener paciencia; en Chile, pasaron quince años de transición hasta dominar las tácticas”. Paz defendía que los cinco goles en contra evidenciaban el fracaso de los sistemas defensivos.

Por diferencia de goles, la Copa del Pacífico se quedó en Lima y el resultado gestó uno de los espacios más legendario de nuestro balompié: con ese score fue bautizado el restaurante 5-0 del estadio Nacional.

Para este viernes 22, aunque el apetito peruano sea voraz, nos conformamos con el 1-0. Aunque si llega la goleada, sobrarán restaurantes para bautizar.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: diario La Crónica

Comentarios (2)add
...
escrito por Julio , marzo 21, 2013
Ojalá se repita, pero con actitudes como la de Juan Vargas, que se para lesionando cada vez que juega perú (como digno jugador perteneciente a las pobres canteras de ese equipito de Ate), no llegaremos muy lejos. Necesitamos más Guerreros (Paolos) para eso...
...
escrito por msioux75 , marzo 24, 2013
Excelente nota!!!

Me hubiera gustado un poco mas de precision porque mencionas a Chile como un avanzado en la tactica de ese entonces.

Aparte de eso, mencionar que Cremaschi era Interior Derecho (ya veterano) y el Puntero Derecho era Cua Cua Hormazabal (expulsado tempranamente) y de lejos el mejor jugador chileno de esa decada.

Peru formo con un 3-2-5:
C.Velasquez - E.Velasquez, Delgado, Calderon - Lavalle, Heredia - Navarrete, Terry, Drago, F.Castillo, Da Guia.

Hay que mencionar que Felix Castillo ya no jugaba de 10 en ese tiempo, pero lo probaron ahi en ese partido. Tito Drago no jugaba de Centrodelantero desde la epoca de los "Tres Gatitos" y Terry solia jugar de Interior Izquierdo. Luego en otros partidos se probo a Terry como Centrodelantero.

Saludos
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy