Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEste 5 de diciembre -en la final del la Sudamericana 2018- el arbitraje peruano dirigirá su décimo séptima final continental a nivel de clubes. Diego Haro impondrá justicia en el Junior - Atlético Paranaense y se unirá a una selecta lista de jueces nacionales que estuvieron presentes en los capítulos más importantes del balompié sudamericano.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

La presencia de réferis peruanos en las finales de los torneos de clubes más importantes de Sudamérica, se puede decir, está muy relacionada con el presente futbolístico de nuestro país. Basta ver que en décadas pasadas, en las que a la selección le fue mejor; era asiduo ver a peruanos impartir justicia en las finales continentales.

Así se justifica que en la década de los noventa ningún árbitro peruano haya pitado en la instancia más decisiva de los torneos sudamericanos. La década perdida de la selección peruana fue  también la decena de años en los que los jueces nacionales fueron, por decirlo de alguna forma, olvidados y dejados de tomar en cuenta para estos importantes partidos.

Nuevo milenio ¿nuevo comienzo?

Tras la llegada del año 2000 el sufrimiento peruano pareció cortarse, al menos en el arbitraje sí. Pues Gilberto Hidalgo, árbitro nacional, dirigió en un mismo año dos finales continentales. En ambas ocasiones fue en el encuentro más determinante: el duelo de vuelta. El 28 de junio arbitró la final de la Libertadores 2001 y el 20 de diciembre el último encuentro diputado por una Copa Merconorte.

Mientras 'Paco' Palencia celebra el gol de Cruz Azul ante Boca en 'La Bombonera', en segundo plano y opaco aparece Gilberto Hidalgo. (Foto: Getty Images) 

En el primero de estos duelos vio a Boca Juniors levantar por cuarta vez la Copa Libertadores. En dicho encuentro los xeneizes cayeron de local por la mínima diferencia ante Cruz Azul pero ganaron por 3-1 en la definición por penales. En el segundo presenció la reafirmación de la hegemonía colombiana en la Copa Merconorte. Luego de empatar 1-1 en el Estadio George Capwell, Emelec y Millonarios definieron al campeón desde los doce pasos; saliendo victorioso el elenco cafetero.

El segundo peruano que dirigió en una final de un torneo Conmebol fue Víctor Hugo Carrillo. El árbitro aún en actividad, dirigió la vuelta de la Recopa Sudamericana 2016. El 25 de agosto de 2016 en el Estadio Monumental de Buenos Aires, River Plate derrotó por 2-1 a Independiente de Santa Fe con goles de Sebastián Driussi y Lucas Alario. Para el elenco colombiano descontó Horacio Salaberry. Esta es hasta ahora la última presencia de un juez peruano en una final.

Dame esos cinco

Se dice que todo tiempo pasado fue mejor; al menos en el arbitraje nacional si lo fue. La valoración que tenían los jueces peruanos a nivel internacional en las décadas de los años 80, 70 y 60 lo ratifican. Dos peruanos tienen, conservan el récord de presencias de réferis peruanos en finales de campeonatos sudamericanos de clubes. Los mundialistas Edison Pérez y César Orozco son los propietarios de dicha distinción.

En 1974, Édison Pérez se encargó del decisivo Independiente - Sao Paulo. (Foto: Tesoros Deportivos) 

Pérez manejó los hilos en las finales de la Copa Libertadores 1983, 1980, 1978, 1975 y 1974. Salvo en este último, en las demás ediciones pitó en los partidos definitorios del torneo, es decir el partido de vuelta o de desempate. En 1983 arbitró en la victoria por 2-1 de Gremio sobre Peñarol que significó la primera estrella del elenco de Porto Alegre en la Libertadores.

En 1980 dirigió la victoria por la mínima diferencia de Nacional de Uruguay sobre Internacional de Porto Alegre. Aquella vez, el gol de Waldemar Victorino hizo estallar al Estadio Centenario que celebró por segunda vez un título continental. La final de 1978 la disputaron Boca Juniors y Deportivo Cali. El partido de vuelta en el Alberto J. Armando fue arbitrado por Edison Pérez. El partido terminó 4-0 a favor del cuadro bonaerense que gritó campeón por segunda vez.

Para la final de 1975 Independiente de Avellaneda y Unión Española de Chile tuvieron que disputar un partido de desempate tras ganar cada uno su partido en casa. El tercer duelo de dicha final fue encomendado a Pérez que dio el pitazo final en el 2-0 del cuadro argentino en el Defensores del Chaco. Un año antes arbitró la ida de la final de 1974 disputada entre Sao Paulo e Independiente. Dicho duelo terminó a favor de los brasileños que derrotaron a los de Avellaneda por 2-1.

Fue casi un cambio de posta: Orozco se encargó de arbitrar el desempate entre Independiente y Sao Paulo en 1974. (Foto: Antonio Ubilla) 

Dicha final se resolvió en un tercer partido y el árbitro de dicho encuentro de desempate también fue peruano. El 19 de octubre de 1974 César Orozco impartió justicia en la victoria del 'Rojo' por la mínima diferencia. Otro duelo de desempate por una final de Libertadores en el que Orozco dijo presente fue el que protagonizaron Estudiantes de La Plata y Palmeiras en el Estadio Centenario de Montevideo. El 16 de mayo de 1968 gracias a los goles de Felipe Ribaudo y Juan Ramón Verón el elenco pincharrata levantó por primera vez la Libertadores.

En 1967 Orozco arbitró tanto la ida como la vuelta de la final. Los empates sin goles en el Estadio Presidente Perón y el Centenario el 15 y 25 de agosto respectivamente obligaron a Racing y Nacional definir en un partido extra en el que ya no estuvo el juez peruano. La final que completa el quintuplete de Orozco fue la vuelta de 1977. Cruzeiro derrotó por 1-0 a Boca Juniors con tanto de Nelinho en el Estadio Mineirao y obligó a recurrir a un tercer encuentro.

Abran paso a la leyenda

El único árbitro peruano en dirigir en tres mundiales distintos y sin lugar a dudas el más famoso y exitoso es Arturo Yamasaki. El experimentado réferi dirigió las tres finales que se disputaron para definir al campeón continental de 1965. Dichas finales fueron disputadas por Peñarol e Independiente los días 9, 12 y 15 de mayo.

Yamasaki fue el designado para las tres finales entre Peñarol e Independiente en 1965. (Foto: Conmebol) 

La primera de ellas desarrollada en el Estadio La Doble Visera terminó 1-0 a favor de los locales con tanto de Raúl Bernao. La segunda en el Estadio Centenario terminó 3-1 a favor de los locales que con goles de Néstor Goncalves, Miguel Reznik y Pedro Rocha obligó a disputar un partido de desempate. Para los de Avellaneda descontó Vicente de la Mata.

El partido definitivo se disputó en el Estadio Nacional de Santiago y terminó en goleada de 4-1 de los argentinos. Independiente se hizo presente en el marcador por intermedio de un autogol de Carlos Pérez y tantos de Raúl Bernao, Roque Avallay y Osvaldo Mura. Para el cuadro mirasol anotó el peruano Juan Joya.

El próximo peruano que entrará a la historia de los torneos contientales será Diego Mirko Haro Sueldo. En el juez, muchas veces criticado por su desempeño en el campeonato peruano, la Conmebol ha depositado la confianza de llevar la justicia sobre el césped del Metropolitano de Barranquilla cuando Junior rivalice con Atlético Paranaense. Depende de Haro estar a la altura.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Getty Images, Tesoros Deportivos, Antonio Ubilla, Conmebol


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy