Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comUn 20 de octubre de 1979 se fundó La Masía, la institución más conocida del fútbol de menores a nivel mundial, perteneciente al FC Barcelona y que alberga a las grandes estrellas del mundo del balompié. Acá, detalles sobre su historia.

Fundación

La Masía fue uno de los terrenos adquiridos por el FC Barcelona para la construcción del Camp Nou en 1950. Tras darle una serie de usos al lugar, como el de taller de confecciones para arquitectos o albergar la sede social del club, la directiva presidida por José Luis Núñez, apoyada en Johan Cruyff, decidió mudar las oficinas institucionales para darle paso a La Masía como la residencia de jóvenes del Barcelona, que hasta el momento vivían dispersos en distintos lugares.

Así, el 20 de octubre de 1979 se hizo oficial la inauguración del establecimiento, que luego cambió de sede por la Ciudad Deportiva Joan Gamper (2011). Allí actualmente se encuentra La Masía - Centre de Formación Oriol Tort, o simplemente La Nueva Masía.

La institución

En 1979 se hizo oficial el cambio de sede por la Ciudad Deportiva Joan Gamper (Foto: Prensa FC Barcelona)

La Masía alberga a 80 jugadores de las divisiones menores del Barcelona, provenientes de diversas partes del mundo: cerca del 40% es extranjero. La edad mínima de ingreso para las futuras promesas es de 6 años y el tope máximo para los becados es de 18. Las habitaciones que comparten cuentan con una cama, baño, armario y mesa de estudio para cada uno, y están divididas en cuartos entre dos y cuatro personas -estas últimas corresponden a los menores-. Entre médicos, psicólogos, nutricionistas, cocineros y fisioterapeutas se cuentan 56 empleados que trabajan en conjunto con más de 40 entrenadores y distintos profesores que brindan asesorías educativas, uno de los trabajos a los que más énfasis se pone.

El FC Barcelona se encarga de pagar a sus residentes absolutamente todo lo relacionado con educación, de modo de conseguir colegios para sus jugadores o pagar universidades para los mayores. La única condición al respecto es no suspender sus cursos: de hacerlo cada uno se tendrá que pagar las materias suspendidas. En total anual, el club invierte entre 15 y 16 millones de euros en la materia.

Infrastructura

La Ciudad Deportiva Joan Gamper tiene una superficie de 136.839 m². El establecimiento cuenta con nueve campos de fútbol (ocho de fútbol 11 y uno de fútbol 7, cinco de césped natural y cuatro artificial), distintos espacios de entrenamiento específico de portero y tecnificación y un pabellón polideportivo. Además, hay un edificio de cinco pisos donde se encuentra el albergue de jugadores y que cuenta con zona de gimnasio, vestuarios, sala de reuniones, departamento médico, cabina de radio, bar, etc.

La Ciudad Deportiva Joan Gamper cuenta con toda una infraestructura de primer mundo (Foto: Prensa FB Barcelona)

El modelo

No hay institución sin su propia identidad. Más allá de los matices propios que ha logrado imponer el FC Barcelona con La Masía, nada de esto sería tan relevante sin el lado deportivo que reina dentro de esta organización. El fútbol como principal baluarte y dominar el balón como primera medida.

Laureano Ruiz es el principal ideólogo dentro de las inferiores del Barcelona. Llegó en los setenta y le dio la prioridad al talento y la técnica sobre el estado físico. Se encargó de implementar los rondos y el juego de posición. Un revolucionario de la época. Quien pulió esto años después fue Johan Cruyff, que sentía el fútbol de la misma manera, pero le agregó la identidad de juego a la institución. El holandés instauró la esencia actual del fútbol culé. Finalmente, el tercer y último entrenador del que se potencia La Masía es Josep Guardiola. La etapa formativa del exentrenador del Barcelona le permitió acoplarse rápido a lo que la institución demanda: hizo algunas reformas, sobre todo en el Barcelona B, del que era director técnico y al que devolvió a Segunda División B luego del descenso a Tercera sufrido un año antes.

Sin embargo, los citados no son los únicos entrenadores que dejaron huella en su paso por el club. Oriol Tort, al que rinde tributo el actual nombre de La Masía, fue otro revolucionario de la institución. Trabajó por 40 años ahí y generó un gran espacio para la captación de nuevos talentos en el club. Además de él, nombres como los de Guillermo Amor, Albert Beinages, Carles Rexach, Carles Folguera o el mismo Louis van Gaal, un gran utilizador de canteras y el primero en soñar ganar una Champions League solo con jugadores de las inferiores de este club, son parte importante del desarrollo de lo que hoy se conoce como La Masía.

La captación

Oriol Tort, el alma de La Masía (Foto: bcn.cat)

El descubrimiento de Oriol Tort dio pase a lo que hoy existe como un departamento principal en La Masía: la captación. Gran parte del éxito de la institución parte de las personas que trabajan en captar a los nuevos talentos del fútbol. La evaluación de jugadores empieza con la edad mínima de 7 años y finaliza con posibles refuerzos para el equipo principal. El procedimiento consiste en definir el perfil de lo que buscan, observar, seguir y elegir al jugador para luego hacer la evaluación final y la captura del talento.

Cataluña es el primer territorio de captación, seguido de España en general y terminando con todo el planeta. Un total de 21 scouts se reparte la sacrificada tarea de hacer estas evaluaciones, que demanda, solo en los primeros tres meses de la temporada, ver un estimado de 1,186 partidos en la misma cancha.

Su ascenso

La gran exposición mediática de La Masía se dio hace unos años. España fue campeón mundial con siete jugadores surgidos de esta cantera, de los cuales seis fueron titulares. Además, la ceremonia de Balón de Oro en 2011 dejó en el podio a tres jugadores formados por la misma institución: Lionel Messi, Xavi Hernández y Andrés Iniesta. Incluso, el 26 de noviembre de 2012, en la visita al Levante por la Liga, Tito Vilanova pudo hacer realidad un sueño: al lesionarse Dani Alves en el minuto 13, hizo ingresar a Martín Montoya y el primer equipo del Barcelona tuvo en cancha a once titulares canteranos formados en La Masía. Víctor Valdés, Montoya, Piqué, Puyol, Jordi Alba, Busquets, Fábregas, Xavi, Iniesta, Pedro y Messi hicieron historia.

La Masía ganó en mediatismo, con los logros deportivos en España (Foto: gurusdeportivos.com)

El gran trabajo logrado conforme pasan los años hacen de La Masía una de las mejores escuelas del mundo, sino la mejor. Lejos de intentar llevar a sus integrantes al fútbol profesional de cualquier forma, el principal objetivo es la formación de deportistas, la formación de personas. Lo asombroso es que su principal éxito, aunque se hable de una institución deportiva, está fuera de las canchas.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Prensa FC Barcelona, bcn.cat, gurusdeportivos.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy