Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEn 2008, Barcelona quedó eliminado en las semifinales de la Champions ante el Manchester United, que posteriormente alzó la copa. ¿Cómo se habría afectado el presente si el entonces equipo de Rijkaard no hubiera caído ante los red devils?

 

Después de una temporada sin levantar un solo trofeo, el Barca afrontó con buena cara el grupo E, en el cual terminó primero con 14 unidades, repartidos en 4 triunfos y 2 empates. Una vez en octavos de final se midió con el Celtic escocés, el cual dejó en el camino con un 4-2 en el agregado. Su siguiente rival, el Schalke 04, le jugó partidos muy parejos, por lo que los dirigidos por Rijkaard solo pudieron llevarse las victorias por un escueto 1-0. Una vez en la semifinal, los azulgranas recibieron al poderoso Manchester United, que en ese entonces contaba con Cristiano Ronaldo en sus filas.

La llave entre españoles e ingleses se pudo definir desde el primer partido de no haber errado Cristiano Ronaldo un penal (Foto: dailymail.co.uk)El primer partido en el Camp Nou fue muy reñido y terminó sin que el marcador se abriera. Aunque la más clara la tuvo el cuadro inglés por medio de un penal que Cristiano Ronaldo mandó a las nubes. Todo se definió en Londres seis días después. Una vez en Old Trafford, el Manchester impuso su poderío e hizo respetar la localía. A los 14’ de iniciado, una corrida de ‘CR7’ fue interceptada por la defensa del Barcelona y Gianluca Zambrotta quiso comenzar el juego desde atrás y trató de salir con un pase al medio que interceptó Paul Scholes. Con el arco en dirección recta y sin marca encima, el colorado sacó el latigazo que de cuando en cuando pintaba las redes de los rivales del United y volvió a hacer una pinturita. Víctor Valdés voló, pero estuvo lejos de atajar el potente disparo. Fue el primer y único gol de la ronda, con lo que le bastó al equipo de Ferguson para hacerse dueño del boleto a la final, dejando a un desconsolado Barcelona en el campo que por segunda temporada consecutiva se iba a su casa con las manos vacías; cero trofeos.

Marca italiana

Paul Scholes le cumplió otro sueño a los hinchas del Manchester en su estadio con este remate que cerró la llave ante el Barcelona y el pase a la final de los red devils (Foto: dailymail.co.uk)De no haber cometido Zambrotta el error que le costó al Barca el pase a la final de la Champions League 07-08, tal vez el mundo del fútbol como hoy lo conocemos sería una realidad  que difícilmente se le acercaría a lo que se experimenta cada fin de semana. En aquella jugada, la intercepción del italiano no se le fue tan lejos y pudo evitar que Scholes tomara la pelota sin marca. Los culés siguieron teniendo la pelota, pero no podían superar la horizontalidad que se había implantado en su juego en aquella temporada.

Pese a ello, el cuadro catalán habría roto el empate con tanto de su, hasta entonces, venerado goleador, Samuel Eto’o. Una espléndida jugada táctica como las que se le recuerdan con la camiseta culé habría sellado el pase a la final que se hubiera metido al bolsillo de la mano de sus futbolistas más talentosos y representativos del momento: Ronaldinho y Deco. Las constantes asistencias del brasileño y portugués le habrían ganado la batalla a la muralla formada por Nemanja Vidic y Rio Ferdinand para que un nuevo título se inscriba en los anales de la historia del FC Barcelona.

No tardó mucho 'Pep' en marcar su primera huella en el club de su vida al obtener el título de la tercera categoría del fútbol español con el filial del Barcelona (Foto: fcbarcelona.cat)Después de salvar una campaña negativa –recordemos que no levantó ni la Liga ni la Copa del Rey ese año y el anterior- Barcelona levantaría el título que, hipotéticamente, habría significado una gran diferencia para el Barca y el fútbol mundial: la permanencia de Frank Rijkaard en el banquillo. Es decir, Josep Guardiola no hubiera sido contratado como técnico de los azulgranas y se hubiera mantenido como técnico del equipo B que estaba por conseguir su regreso a la Segunda B de España.

La figura de Guardiola, muchas veces comparado con Mourinho, esconde detrás de sí una realidad con la que pocos estarán de acuerdo, pero que por ello no deja de serlo: cambió el fútbol de nuestra época. Habría que entender, para ello, que no se posiciona a ‘Pep’ como el mejor técnico del mundo, de la historia o el revolucionario del fútbol. No es así. Lo que sí se postula, postura innegable para quien escribe, es que su presencia, sus planes, su metodología y su carácter han generado un cambio en el fútbol que, por más que se intente revertir y genere más de un reniego, no deja de ser verdadero.

Una temporada después de la partido de Rijkaard Lionel Messi empezó a asumir por completo su nueva función en la cancha, la misma que desde entonces le ha generado dolores de cabeza a muchos defensas (Foto: FIFA)El hoy técnico del Barcelona creó un estilo de juego no tan distinto al que proponía su antecesor. Usaba un esquema un tanto similar, aunque bordeó la intención y efectividad de su juego alrededor de una figura que hoy genera expectativa cada vez que sale a la cancha: Lionel Messi. El argentino no tuvo con Rijkaard la continuidad ni el protagonismo que hubiera deseado, y tal vez, de mantenerse en el cargo el holandés, no hubiera sido considerado como la figura descollante que por el contrario Guardiola sí ha decidido que sea.

A partir de la llegada de ‘Pep’, Messi fue puesto a jugar de falso nueve, una posición que lo haría famoso. Con ‘Lio’ jugando detrás de la posición de un atacante ‘neto’, llamémoslo, Guardiola arma el resto del equipo en función de lo que Messi pueda hacer. Es decir, construye un equipo a su alrededor. Esta es una postura que Rijkaard nunca hubiera adoptado. Sin Messi como eje del equipo, y una promoción de jugadores nuevos y locales para rodearlo, el FC Barcelona sería hoy otra historia. Evidentemente un jugador con la calidad de Messi, el mejor del mundo para algunos, no habría pasado desapercibido y tarde o temprano hubiera destacado y ganado una posición irrefutable en el once titular. Sin embargo, el esquema que hoy tiene el equipo no hubiera sido empleado ni en el más utópico de los sueños.

Una de los mejores sociedades ofensivas de los últimos tiempos es la que tienen Xavi Hernández con Messi en el Barcelona (Foto: AFP)De acá se desprende otra cuestión tan y más importante: ¿habría llegado Messi a ser lo que es hoy? Como se ha dicho y se va a repetir hasta el cansancio, es uno de los mejores que ha pisado un terreno de fútbol en los últimos años. Pero, a pesar de ello, el jugador es lo que es gracias al equipo que tiene atrás -léase Iniesta, Xavi y Busquets, tridente que maneja el mediocampo y trabaja en función a Messi-. Sí, es de los mejores, pero mucho se lo debe a las fantásticas asistencias de sus asociados y la química de juego que tienen entre ellos. El ejemplo perfecto para demostrarlo es la selección argentina, en la cual ha sido duramente criticado por no jugar como lo hace en España. Claro, fácil es cuando se juega con quien se juega y se diseña un equipo para que le deje hacer y moverse en la cancha como desee.

Entonces, ¿habría ganado tres balones de oro seguidos para los 24? Viéndolo de esta manera ya no parece tan probable, lo cual le abriría el paso a otros jugadores a recibir el premio que tanto merecen. Samuel Eto’o, el delantero y jugador estrella del Barcelona hasta la mencionada Champions, es uno de los primeros que viene a la mente. El camino del ‘qué hubiera pasado’ parece dejar en claro que ‘Sammy’ se hubiera llevado su -merecido- Balón de Oro después de dos temporadas como el mejor jugador azulgrana y un promedio de gol altísimo para un delantero. Xavi Hernández, el engranaje central de la volante, también podría haber recibido el suyo en vez de tenernos a muchos reclamándolo por él hoy.

Este festejo pudo ser compartido por Frank Rijkaard si al técnico holandés le hubieran dado continuidad en el club catalán (Foto: EFE)Así, tras alzar la tercera ‘orejona’ en la historia del club y la segunda como DT, Rijkaard hubiera pasado a ser de esos entrenadores de culto que han pasado por el banquillo blaugrana. Pese a las acusaciones de complacencia y poco dominio de vestuario, todo hubiera sido tapado ante el triunfo en la máxima competición continental. Poco hubiera importado el bicampeonato del Madrid y la terrible cuarta ubicación en la Liga. Ahora, esto habría dejado a Guardiola en el Barca B y al holandés nuevamente salvado de una salida. Con ello, la presencia de Ronaldinho y Deco dentro del equipo estaría asegurada. Esa temporada llegaría igual Dani Alves y Aliaksander Hleb, aunque la salida de Belletti y Edmílson igual podrían haberse dado con la llegada de Alves y el crecimiento en su juego de Touré Yayá.

Desaparece la estrella

La historia del fútbol español tuvo su momento cumbre tras este gol de Iniesta, el que le valió a su selección alzar la Copa del Mundo en 2010 (Foto: Reuters)En Sudáfrica 2010, España alcanzó la gloria máxima. Con un solitario gol de Iniesta en la final, España plasmó en su primera estrella una ‘temporada’ de tremendo éxito y supremacía en el globo. De los once titulares de ese equipo, siete provenían del Barcelona, tres de Real Madrid y un solitario Capdevilla del Villareal. Siete jugadores de 11; Puyol, Piqué, Busquets, Iniesta, Xavi, Villa y Pedro. Todos ellos, a excepción de Villa, jugadores formados en las inferiores del club azulgrana y de los cuales la mitad tuvieron su oportunidad y aparición gracias a Guardiola que promovió –y sigue haciéndolo con la repatriación de Fábregas y las incursiones de Tello, Thiago, Cuenca, etc.- el uso de jugadores de la cantera. Piqué sustituyó a Milito, Busquets a Touré y Pedro a Henry. Este último, así como posteriormente Ibrahimovic, tuvo un paso no tan satisfactorio por el equipo ya que no estaba ‘diseñado’ para servirle a Messi. Lo cierto es que la llegada del sueco podrían no haberse dado con Rijkaard en el banquillo en vista que Eto’o se hubiera mantenido como el ‘9’ de área y Henry podría haber compartido la banda derecha n Ronaldinho o esporádicamente la posición de delantero centro por Eto’o. A todas luces, igual hubiera sido una delantera temible si se le suma a Messi por derecha.
 
La llegada de Guardiola al banquillo azulgrana permitió iniciar un recambio en la plantilla, necesario luego de los títulos conseguidos por su antecesor (Foto: AFP)Si Guardiola no recibía el cargo de DT ninguno de los jóvenes españoles mencionados hubiera sido parte del equipo, no a tan corto plazo en todo caso. Sin ello, no hubieran sido parte del seleccionado español, y sin tantos jugadores de la misma casa, acostumbrados a jugar juntos, viejos conocidos del tipo de juego de cada uno, la proposición de Del Bosque no hubiera tenido la solvencia y creatividad de juego que tuvo en el país africano. Es decir, España, muy probablemente, no hubiera alzado la copa del mundo.

Así como estas, hay muchísimas más rutas alternas en las que nuestra historia pudo haber derivado si Barcelona hubiera ganado esa Champions; si Zambrotta no hubiera cometido ese error. El fútbol seguiría siendo fútbol, de eso no cabe duda. Solo que en los años siguientes no hubiera surgido ese súper equipo que existe hoy por hoy y que ya ha entrado a la lista de los grandes de la historia. Por supuesto que probablemente Rijkaard no hubiera pasado de ganar una Liga más, y que los problemas disciplinarios de Ronaldinho igual hubieran terminado por sacarlo del equipo. Ante ello, la pequeña crisis que tuvo el Barca –con intento de moción de censura en contra de su presidente, Joan Laporta- hubieran sucedido un tiempo después tal vez con repercusiones más serias de las que tuvo.

Eso sí, Guardiola podría haberse involucrado más con el equipo de menores y con ello, más canteranos hubieran llegado al primer equipo. Obviamente, algunos jugadores igual hubieran llegado por haber estado desde mucho tiempo en la agenda de Laporta, como David Villa y Francesc Fábregas, pero difícilmente Alexis Sánchez, Martín Cáceres y el ucraniano Dmytro Chygrynskiy habrían tenido su paso por Cataluña. En resumidas cuentas, puede que un gran equipo igual se hubiera armado a las órdenes de ‘Pep’, pero probablemente los laureles no hubieran llegado. 

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: dailymail.co.uk, fcbarcelona.cat, FIFA, AFP, EFE, Reuters

Comentarios (1)add
...
escrito por Hugo Noriega , abril 11, 2012
Con ese panorama... Fox Sports de seguro mandaba los partidos del Barza a Fox Sports y tenia a los del Madrid como estelar

pero uno de los canteranos que no se mencionó fue Bojan... que fue uno de los mejores del Mundial U17 2007 si mal no me acuerdo... creo q el jugaba en el mismo puesto que Messi y fue promocionado justo cuando Messi explotó

La mayoria de los canteranos del Barza logran acoplarse al equipo rapidamente... Pedro, Tello y Cuenca son los mas representativos... pero esto no paso con Bojan... muy probablemente xq jugaba en la misma posicion que Messi

Quizas si messi no explotaba... Bojan pudo haber tenido mas chances xq supuestamente era la perla de la nueva generacion del futbol Español
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy