Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comUna vez, un equipo chimbotano arruinó la buena marcha de Cristal: fue en 1993, cuando un 0-0 ante Sipesa le impidió alcanzar el subcampeonato. ¿Cómo habría cambiado la historia si los celestes clasificaban a la Libertadores de 1994?

 

En 1993, Sporting Cristal acabó quinto en el Descentralizado, que consagró bicampeón a Universitario. Tras eliminar a Municipal en llaves directas, en la liguilla enfrentó a Alianza Lima (que comenzó con un punto de bonificación), Sport Boys y Deportivo Sipesa de Chimbote. Un inesperado empate con los chimbotanos forzó a Cristal a jugar contra Alianza un desempate por el subcampeonato, que terminó perdiendo. ¿Qué habría pasado si Cristal le hubiera ganado a Sipesa, tal como se esperaba?

Lo que pasó: Empate que sí pesó

Julio César Balerio corta un centro ante la carga celeste que no encontraba la forma de superar al portero de Sipesa (Recorte: revista Estadio)Sporting Cristal había jugado una discreta fase regular, pero en la liguilla pareció destaparse: en las dos primeras jornadas, el conjunto rimense aplastó por un categórico 7-0 a Boys y derrotó por 2-1 a Alianza Lima con goles de Flavio Maestri y Pablo Zegarra; en la última fecha, dependía de sí mismo para obtener el segundo cupo a la Copa Libertadores. Jugaba contra el rival aparentemente más débil: Deportivo Sipesa, que, tras dos derrotas, ya se encontraba eliminado.

El domingo 19 de diciembre de 1993 se programó el doblete: Sporting Cristal vs. Deportivo Sipesa como preliminar y el Alianza Lima vs. Sport Boys como encuentro de fondo. Tan inevitable parecía el triunfo celeste que la revista Estadio regaló un poster del equipo bajopontino con la edición del día siguiente; en tanto, el conjunto aliancista solo pensaba cumplir con el calendario. Apenas 10’156 espectadores acudieron al Estadio Nacional; en su mayoría, fueron hinchas cerveceros que aguardaban festejar una nueva clasificación a la Libertadores. Sin embargo, todos los pronósticos cayeron: entre el exceso de confianza de los rimenses, la ausencia por lesión de Julinho, la discreta actuación de Roberto Palacios y Flavio Maestri, y la notable actuación del portero uruguayo de Sipesa, Julio César Balerio, se fraguó un sorpresivo 0-0: un remate de Pedro Garay en el travesaño fue la chance más clara de los rimenses.

Aquí, una de las atajadas que Balerio tuvo ante Cristal, en esta ocasión frente a Pedro Garay cuando el tiempo apremiaba a los rimeneses que no conseguían anotar (Recorte: revista Estadio)Alianza, que se preparaba para un encuentro de mero trámite, se encontró de pronto con un milagro: derrotó 2-0 a Sport Boys y forzó el desempate. Tres días después, en la tanda de los penales, los íntimos vencieron a los rimenses: la aparición de los ‘potrillos del 93’ se selló con una clasificación a Copa Libertadores después de seis años de ausencia.

Lo que pudo ser: Triunfo libertador

Waldir Sáenz, goleador de 1993, afronta la marca de Javier Valdiviezo en el partido de fondo que le dio un nuevo aire al equipo aliancista (Recorte: revista Estadio)Imaginemos que Sporting Cristal hubiera salido airoso en aquel cotejo contra Sipesa. De haber conseguido el triunfo, el cuadro rimense habría redondeado una liguilla perfecta y obtenido el cupo restante a la Copa Libertadores 1994; habría caído en el grupo peruano-ecuatoriano, junto a Universitario, Barcelona de Guayaquil y Emelec.

Este escenario habría generado que la pretemporada se planificara de otra manera, pues el club celeste se habría preparado para disputar dos torneos en simultáneo. Es probable que Cristal no hubiera tenido el tiempo suficiente para armar la base del equipo de aquel año, que fue muy superior al resto, pues habría priorizado la participación en el torneo continental. Así, podría haber jugado con suplentes el Apertura, que, como se recuerda, fue un banco de pruebas para definir el once ideal con el que logró el tricampeonato 1994-1996 y el posterior subcampeonato de la Copa Libertadores 1997 (a pesar de perder, para este último torneo, a Flavio Maestri y Roberto Palacios). 

Nada fácil la tuvo Alianza para batir a un Boys que puso pierna fuerta tal como aquí se aprecia entre el rosado Segundo Barreda y Juan 'Peluquita' Saavedra (Recorte: revista Estadio)En segundo lugar, es presumible que, de no haber sido figura en aquel 0-0 entre Sporting Cristal y Sipesa, Julio César Balerio no hubiera convencido del todo a Juan Carlos Oblitas ni a la dirigencia celeste para contratarlo un año después. No sabemos, a ciencia cierta, cuánto tiempo más el arquero uruguayo habría permanecido en el conjunto chimbotano, por lo que quizás, de no haber llegado al equipo rimense, no se habría nacionalizado ni formado parte de la selección peruana que jugó las eliminatorias del mundial Francia 1998. Con ello, el portero titular podría haber sido Miguel Miranda o, en todo caso, se habría apurado la nacionalización de Óscar Ibáñez, quien hacia el inicio de aquel proceso (1996) ya comenzaba a destacar en la ‘U’.

Finalmente, por el lado de Alianza Lima, no haber clasificado a la Copa Libertadores 1994 habría neutralizado el recuerdo de la camada de ‘potrillos’, en la que destacaban, por ejemplo, Waldir Sáenz, Darío Muchotrigo, Juan Jayo o Marco Antonio Valencia. Aquel equipo no sería tan evocado, como es hasta ahora, por los hinchas aliancistas. Asimismo, tal vez Miguel Ángel Arrué no habría gozado de la confianza de la dirigencia aliancista y no habría extendido su vigencia en otros clubes peruanos (Sipesa, Boys, Alianza Atlético, Cristal, Melgar y un regreso a Alianza Lima).

Para unos y otros, un triunfo de Cristal sobre Sipesa habría cambiado muchas cosas en la historia del fútbol peruano.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Recortes: revista Estadio

Comentarios (7)add
...
escrito por Gustavo , septiembre 27, 2012
Sipesa tambien eliminó a Cristal del Intermedio 93
...
escrito por Alfonso , septiembre 27, 2012
No entiendo muy bien cuál es el fin de este tipo de artículos. "Si esto no pasaba" entonces "pasaba lo otro". Obvio pues, es lo normal en todos los ámbitos de nuestras vidas. Pero nunca sabremos qué hubiese pasado porque simplemente NO ocurrió.

Y peor es aquel tonto razonamiento que dice que si Pizarro metía el penal contra Argentina, con el gol de Zambrano y un supuesto 2 a 0 a favor, hubiésemos ganado ese partido. No pues. Así no se dan las cosas. Si Pizarro metía ese penal, el partido tomaba un rumbo totalmente distinto, y Argentina pudo haberlo remontado, o Perú haberlo ganado. Pero nunca lo sabremos porque NO ocurrió. Punto.

Y no va a faltar alguno que siga pensando en Mendoza y el gol fallado contra Ecuador...
...
escrito por joule , septiembre 28, 2012
mejor era que no opines por que caiste en lo que criticas como argentina pudo haber remontado siempre se hacen suposiciones quieras o no

...
escrito por Alfonso , septiembre 28, 2012
Joule, si LEES BIEN verás que no me contradigo, sino que concluyo que no se puede saber cuál hubiese sido el resultado.
Las suposiciones inmediatas son naturales, yo no las condeno. Pero de ahí a escribir un artículo de "qué hubiese pasado" hace casi 20 años me parece totalmente irrelevante.
...
escrito por Alex H , septiembre 28, 2012
Solo para aportar: yo fui a todos los partidos de esa liguilla, el SC-AL de la liguilla acabó 1-0 con gol de Pablo Zegarra de cabeza en el primer palo (luego el Chorri falló un gol increíble luego de llevarse a varios jugadores, al arquero y tropezarse antes de definir). Y Cristal no subestimó a Sipesa, salió a ganarlo desde el inicio pero Balerio tuvo uno de los partidos de su vida (y el que motivó su posterior contratación).

Si eso hubiera cambiado la historia que ocurrió luego... nunca lo sabremos!
...
escrito por Guy King , septiembre 28, 2012
¿"Neutralizado"? Esa Copa Libertadores no distinguió a los jóvenes valores de Alianza Lima del 93, más bien todo lo contrario. Para ser una apuesta tan arriesgada la de Alianza ese año de jugar en su mayoría con juveniles, logró grandes cosas (11 fechas seguidas invicto hasta la caída con SC), y esa sola campaña ya era un buen resultado. No creo que decir que haber alcanzado la libertadores fue lo que permitió entrar en el recuerdo.

Además quizás si no se llegaba a la Libertadores, no se hubieran buscado rfuerzas tan disímiles como Wirth y Delucca, se hubiera seguido confiado en los potrillos y quizás se hubiera hecho una campaña más auspiciosa en el 94.

Más decisivo que ese empate 0-0 de Sipesa con Cristal, fue en realidad esa tonta salida de Jacinto Espinoza en el partido contra León de Huánuco en la fecha 24, donde empezó la caída libre de Alianza en el 93.
...
escrito por schubi , septiembre 30, 2012
En esta nota sobre ese empate sin goles falta decir algo importante, que no debería faltar: hubo un legítimo gol del SC que no fue convalidado por el árbitro del encuentro. No recuerdo si fue ese remate de Garay que mencionan y chocó en el travesaño; pero recuerdo claramente que un balón similar pareció caer sobre la línea de meta, pero las repeticiones televisivas mostraron (en el mismo momento del encuentro) que había sido gol. Balerio embolsó abajo, arrodillado, y vivísimo movió la pelota con una mano para ponerla sobre la raya de gol, que habia traspasado completamente. Fue uno de esos goles que los árbitros se comen por falta de auxilio tecnológico.

Pero ponerse a escribir "qué hubiera sido si ese gol se pitaba" es ejercicio inútil, como ya han comentado.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy