Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comRusia estuvo en los ojos del mundo gracias a la magnífica organización de la Copa del Mundo, pero lejos del gran escenario la realidad es distinta. FC Tosno y Amkar Perm desaparecieron luego de competir en la Premier League 2017/18, dejando expuesta la pobreza institucional de muchos clubes que compiten en el país de los zares.

Adrián Cabrejo | @adriancabp
Editor

La liga rusa no vive sus mejores años. Si bien todavía existen clubes que cuentan con una gran cantidad de ingresos, entre ellos el Zenit gracias al dinero de Gazprom y el Krasnodar de Christian Cueva gracias a la inversión de un millonario, el resto de clubes no vive en un mundo de abundancia.

La liga fue noticia este año debido a la desaparición de dos equipos que compitieron la temporada pasada en la Premier League, la máxima categoría del fútbol en ese país. Lejos de ser un caso aislado, los problemas económicos amenazan y la lista de clubes que pasan por el cementerio podría incrementarse en el mediano plazo.

Eso es Tosno, amigos

El 9 de mayo del 2018 el FC Tosno escribió la página más gloriosa de su cortísima historia luego de ganarle la final de la Copa de Rusia al Avangard Kursk. Para entonces el club ya venía sumido en una gravísima crisis económica. Los jugadores no recibían su sueldo y el problema parecía no tener solución.

Ganar la Copa de Rusia en 2018 no le aseguró nada al Tosno. (Foto: Prensa FC Tosno) 

Los futbolistas, encabezados por el veterano delantero Pavel Pogrebnyak, decidieron escribirle al presidente Vladimir Putin para que intercediera ante la directiva que decía no tener dinero para pagar sus deudas. Así llegaron a la final de la Copa de Rusia, con un déficit que alcanzaba los 60 millones de rublos, unos 875 mil dólares. La copa se fue a las vitrinas del Tosno, aunque finalmente no lograron mantener la categoría en la liga.

El penúltimo lugar condenó al club a jugar la temporada venidera en la segunda categoría, algo que no se concretó porque la directiva de la Russian Premier League (RPL) les negó la licencia para jugar en categorías profesionales. En un principio debían inscribirse en la Tercera División, algo que finalmente no hicieron.

La desaparición se concretó el 9 de junio, exactamente un mes después de ganar la Copa de Rusia y apenas cinco días antes del inicio de la Copa del Mundo. Así concluyó la historia de un club que se fundó en 2013 en la ciudad de Tosno, ubicada en el Oblast de Leningrado, apenas a 57 kilómetros de San Petersburgo, la segunda urbe más importante del país de los zares. Fue la consecuencia de apostar desesperadamente por llegar a la máxima categoría sin sentar las bases para construir institucionalidad.

No hay Perm-anencia

¿Qué sucedía en Rusia mientras Bélgica aplastaba a Panamá? (Foto: AFP)

El 18 de junio del 2018 los ojos del mundo estaban concentrados en lo que iba a ser la jornada mundialista del día. Suecia le ganó 1-0 a Corea del Sur, Inglaterra venció 1-2 a Túnez y Bélgica goleó 3-0 a Panamá. Lo que muy pocos mencionaron fue que ese día se concretó la desaparición del Amkar Perm, un clásico de la liga rusa desde 2004, año en el que logró el ansiado ascenso.

El Amkar Perm se fundó el 8 de mayo de 1993 en la Open Joint Stock Company, una fábrica de fertilizantes. Empezaron a competir en 1994 en campeonatos de su ciudad con jugadores que en realidad eran trabajadores de la empresa. Ascendieron poco a poco hasta que en 2004 dijeron presente en la Premier League rusa. Desde entonces se convirtieron en un habitual participante de la máxima categoría; incluso ganaron la Copa de Rusia 2008 y participaron en la primera edición de la UEFA Europa League.

Los problemas llegaron en 2017. El club sufrió un fuerte recorte en su presupuesto por parte del Krai de Perm, su principal apoyo económico. El argumento del nuevo gobernador fue que el club generaba muy poca rentabilidad, lo que se veía reflejado en la pobre asistencia al estadio en el que solía jugar como local.

Amkar Perm llegó a ser un animador en el certamen ruso. (Foto: Getty Images) 

En enero del 2018 la directiva informó a la liga que podían retirarse del campeonato porque no contaban con el dinero para solventar la segunda mitad de la campaña. El club finalmente consiguió los fondos necesarios para mantenerse e incluso salvó la categoría tras superar al Tambov en una repesca.

El Amkar mantuvo la categoría deportivamente, pero los problemas económicos no desaparecieron. La directiva no consiguió financiamiento privado y la RPL le negó la licencia para competir en el fútbol profesional. En principio el club debía presentarse a jugar en la Tercera División, algo que finalmente no hizo.

Su lugar en la Premier League rusa fue ocupado por el descendido Anzhi, equipo que actualmente atraviesa una grave crisis que puede desembocar en su desaparición. Sería una raya más al tigre en un fútbol ruso que nos mostró una cara moderna durante el Mundial, pero que por dentro se cae a pedazos.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: Prensa FC Tosno, AFP, Getty Images


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy