Composición Fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comEl Sao Paulo que vendrá a Lima llega precedido de una fama conferida, principalmente, por una generación. La que entre 1991 y 1994 dirigió Telé Santana, un grande del fútbol mundial que cosechó dos títulos de Libertadores y dos de Intercontinental con el 'Tricolor'.

 

El de 1990 fue un año duro para el Sao Paulo. Le fue muy mal en su estado, por lo que fue relegado al grupo amarillo del Campeonato Paulista, que conformaban los equipos más débiles de la región. Se trataba de una realidad inaceptable para un club que había triunfado en el Brasileirao de 1986 y que se había coronado campeón del Torneo Paulista cinco veces en la década anterior. En medio de ese presente divorciado de su gran historia, la directiva decidió contratar a Telé Santana da Silva para salir del hoyo.

Telé no era cualquiera. En 1982, había dirigido a uno de los mejores equipos de la historia de Brasil en el Mundial de España, para muchos incluso superior a la generación que se quedó con la Copa Jules Rimet de la mano de Edson Arantes do Nascimento 'Pelé'. El equipo que en 1991 consiguió el primer título de Telé Santana en tienda tricolor: el del Brasileirao (Foto: tricolornaweb.com)Sin embargo, ese Brasil fue eliminado por la Italia de Paolo Rossi, y Telé y su respeto al jogo bonito comenzaron a ser desacreditados por los discursos que calificaban esa tendencia como antigua y desfasada. "Juega lindo, pero pierde", se decía. Hasta que Sao Paulo demostró lo contrario.

Conquistadores y vengadores

Bajo la dirección de Telé, Sao Paulo no tardó en reencontrarse con el éxito. En el año 1991 volvió a ganar el ‘Brasileirao’ y el Campeonato Paulista. Este último fue un logro que repetiría en 1992. Ese mismo año, ganaría algunos campeonatos internacionales pequeños, al inicio de la temporada, en España, como el Ramón de Carranza, el Teresa Herrera y el Ciudad de Barcelona. Fue el inicio de un año glorioso: el mismo en el que terminaría enfrentando al Barcelona FC.

Gracias a los campeonatos locales conseguidos en 1991, el 'Tricolor' clasificó a la Copa Libertadores de 1992. Allí fue sembrado en el Grupo 2, donde clasificó Criciúma en primer lugar (eliminaría a Cristal en octavos), Sao Paulo en segundo y Bolívar tercero. Ya destacaban en el cuadro paulista, entonces, las figuras de Zetti, Cafú, Antonio Carlos, Ronaldao, Raí, Elivelton y Muller.

En la segunda fase los paulistas no tuvieron inconvenientes para despachar al Nacional de Uruguay: lo derrotaron 0-1 en Montevideo con gol de Elivelton y 2-0 en el 'Morumbí'. Los cuartos de final tuvieron que jugarlos contra el Criciúma, obligados por el sistema, que forzaba que dos elencos del mismo país se encontraran en dicha instancia. Esa vez no hubo carnaval de goles, sino encuentro cerradísimos que acabaron 1-0 en Sao Paulo, a favor de los locales con tanto de Macedo, y 1-1 en Santa Catarina, donde Criciúma era local. En las semifinales chocaron con el Barcelona (de Ecuador, como preámbulo para lo que vendría más adelante): lo vencieron 3-0 en el Morumbí y excedidos de confianza cayeron 2-0 en Guayaquil, pese a lo cual dijeron presente en la final.

Raí y Muller: el abrazo de dos piezas capitales del mejor Sao Paulo de la historia (Foto: taringa.net)El choque decisivo sería contra el argentino Newell’s Old Boys de Marcelo Bielsa. La clásica rivalidad entre los grandes de Sudamérica se daba esta vez a través de representantes ansiosos de conseguir la consagración internacional. El primer partido se jugó en Rosario: acabó 1-0 para el local con gol de penal del 'Toto' Berizzo, pero Sao Paulo respondería en la vuelta de la misma manera, con tanto de Raí. Más y más penales definieron que el campeón sería el paulistano. Raí, Iván y Cafú, convirtieron goles, mientras que Scoponi le atajó su remate a Ronaldo. Zamora y Llop y hicieron los goles de Newell’s, Zetti detuvo el remate de Gamboa y Berizzo y Mendoza desviaron sus tiros. Era la justa consagración internacional de un multicampeón.

Catana al catalán

El 12 de diciembre de ese año, Sao Paulo se presentó en el estadio Olímpico de Tokio para disputar la final de la Copa Intercontinental frente al poderoso Barcelona de Johan Cruyff. Los catalanes habían conseguido por fin ser campeones de Europa, tras derrotar a la Sampdoria de Mancini y Vialli. En ese Barça brillaban Zubizarreta, Koeman, Stoichkov, Guardiola, Laudrup, Bakero y Salinas.

Toda esa maquinaria blaugrana no pudo con el jogo bonito de los de Telé. El búlgaro Stoichkov marcó el gol de los catalanes, pero Raí fue el héroe del partido al dar vuelta al marcador con las dos anotaciones que consagraron a Sao Paulo como el mejor del mundo.

Un nuevo bicampeón de América

El 1993 fue menos fructífero en los torneos locales, pero la campaña también se inició con triunfos en pequeños torneos internacionales, como el Ciudad de Santiago, Santiago de Compostela, Trofeo de Jalisco y Ciudad de Los Ángeles. Una cábala que funcionaría.

Palhinha, quien luego jugaría en Cristal y Alianza, fue un refuerzo clave para Sao Paulo en 1993 (Foto: acervotricolor.br)Como campeón vigente, Sao Paulo entró a disputar la Copa Libertadores directamente en los octavos de final. Ahí se vieron las caras con el Newell’s Old Boys, que quería cobrarse la revancha de la final de la edición anterior. Pero los rosarinos estaban más débiles y Sao Paulo, más fuerte con la incorporación del experimentado Toninho Cerezo. Los brasileños ganaron 0-2 en Argentina y 4-0 en el Morumbí. En cuartos de final se puso al frente otro grande de Brasil, el Flamengo. Pero el ‘Fla’ no fue rival en Río de Janeiro, donde no pasó de la igualdad a un gol -tanto de Palhinha- y menos en Sao Paulo, donde cayó sin atenuantes por 2-0. Mucho más complicado resultó el Cerro Porteño paraguayo en las semifinales: el 'Tricolor' se impuso apenas por 1-0 en Sao Paulo con tanto de Raí, y en su visita a Paraguay consiguió un angustioso 0-0, en partido arbitrado por Alberto Tejada.

Por segunda vez consecutiva, Sao Paulo se anotaba en la final de la Libertadores, esta vez frente a la Universidad Católica de Chile. En aquella oportunidad, los mapochinos consiguieron la mejor clasificación de su historia. Pero es justo acotar que no habían enfrentado a rivales de fuste a lo largo de la competición. Ganaron el grupo que enfrentó a chilenos y bolivianos, luego venció al Atlético Nacional de Colombia, a un disminuido Barcelona de Ecuador y al increíblemente salado América de Cali. No fue rival para el Sao Paulo, que le dio una tunda de 5-1 en el partido de ida: un autogol de López, Dinho, Gilmar, Raí y Muller le dieron forma a una de las finales más disparejas de la historia. La vuelta en Chile estuvo de más: el 2-0 para la Católica solo sirvió para la estadística. El equipo de Telé Santana se puso en lo más alto del fútbol continental otra vez. Solo para no perder la costumbre de ganar, también se hizo de la Recopa Sudamericana ese año, en doble partido, ante el Cruzeiro .

El último bicampeón intercontinental

El 12 de diciembre es una fecha muy especial para el cuadro tricolor. Al igual que en la temporada anterior, ese día jugó la final de la Copa Intercontinental. Ahora, tenía al frente al AC Milan, subcampeón europeo, que reemplazó al Olympique de Marsella, fue suspendido por un asunto de corrupción en su torneo local. Entre los rossoneri destacaban Costacurta, Baresi, Maldini, Desailly, Donadoni, Massaro y Papin.

Nuevamente, toda esta maquinaria, ahora italiana no pudo hacer nada contra el jogo bonito del Sao Paulo, que aunque había perdido a Raí después de la Libertadores ya contaba con Palhinha. Justamente este, quien luego haría carrera en el Perú, abrió la cuenta en un partido que se recuerda como uno de los más espectaculares de la historia. Massaro igualaría a los tres minutos de iniciado el complemento, pero Toninho Cerezo lograría una nueva ventaja a los 59’. Massaro no quería perder por nada y habilitó a Papin, quien marcó la nueva igualdad a nueve minutos del final. Ya se preparaban todos para el alargue, pero Müller encontró una ventana a los 88’ y marcó el 3-2 definitivo. Ese que le dio el bicampeonato intercontinental a su equipo. Fue el cuarto equipo en conseguirlo en la historia (después del Santos de Brasil, Internazionale de Italia y el mismo Milan) y también el último que lo logró.

Todo tiene su final

La etapa grande del Sao Paulo en la Libertadores empezó frente a un argentino nuevo, el Newell’s, y fue uno nuevo el que la terminó, el Vélez Sarsfield. Siendo el campeón vigente entró en octavos de final nuevamente en 1994. Allí eliminó al Palmeiras, en cuartos al Unión Española de Chile y en semifinales al Cerro Porteño paraguayo, cada vez en series más cerradas. Telé Santana inmortalizado en el recuerdo de los hinchas tricolores (Imagen: omaisquerido.br)Lo más duro sucedió en la final, cuando aguantó el 1-0 en Liniers, para ganar por el mismo marcador en el Morumbí. Pero ahora, los penales no fueron generosos.

Al iniciar la serie, el héroe de la Intercontinental pasada, Müller, quiso atarantar a Chilavert, arquero de Vélez. El delantero le dijo al oído "Esta es mi final número 13, ya llevo ganadas 12 y no voy a perder ninguna”. ¡Para qué! El paraguayo nunca se callaba nada y le respondió “Olvídate muchacho, el 13 es el número de la mala suerte. Ahora le atajo el primero a Palhinha y ganamos…”. Así sucedió, y con el quinto penal convertido por el 'Tito' Pompei, se acabó el imperio paulista en la Libertadores. Igual quedó consuelo ese año: la consecución de la Copa Conmebol -en la que Sao Paulo venció en cuartos de final a Cristal, con un golazo del 'Chorri' Palacios en el 'Morumbí' de por medio- y de la Recopa Sudamericana, ahora en un solo cotejo ante el Botafogo.

Luego de eso empezó el penoso proceso de isquemia, la enfermedad del técnico Telé Santana, quien por este motivo tuvo que dejar la dirección del Sao Paulo en 1996. Ya no podía trabajar en la plenitud de sus facultades. El declive se hizo notorio en el rendimiento del equipo. No pudo volver a ganar nada sino hasta años después. Ya se había evaporado la magia de ese grupo ganador que supo revivir el fútbol alegre típico de Brasil. Pero que quedó en la historia -y en los temores de muchos- solo gracias a Telé.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Fotos: tricolornaweb.com, taringa.net, uol.com.br, omaisquerido.com.br

Videos: YouTube / Usuario: videosspfc

Comentarios (5)add
...
escrito por PP , abril 23, 2010
Gran técnico, Telé Santana!
...
escrito por Mykel , abril 23, 2010
Recuerdo esa Libertadores del 93', Cristal quedó fuera de carrera por el América de Cali, una llave muy ajustada. Y la 'U' por Barcelona de Guayaquil; en ese momento también los dos representantes peruanos tenían buenos equipos a diferencia de ahora contaban con los goleadores de la Copa al finalizar la fase de grupos: Flavio Maestri y Ronald Baroni.

En esa Copa, la actuación de la Católica fue muy buena más que nada por el tridente argentino conformado por Lunari, Reynoso y Acosta; y al fondo de la zaga Vásquez (que era igualito a Charly García). Empero, Sao Paulo estaba en otro nivel y Raí era el mejor del mundo, algo que no pudo ratificar en el Mundial 94'.


...
escrito por Roberto M. Gando , abril 23, 2010
El tridente de la Católica el 93´ era Ricardo Lunari, Gerardo Reynoso y Juan Carlos Almada (goleador de esa copa). El "Beto" Acosta llegó para el 94´ junto a Gorosito.

...
escrito por lenin , abril 24, 2010
A todo esto, contra quién va jugar Sao Paulo ahora q pasa a cuartos de final?
...
escrito por Miguel , abril 24, 2010
Recvuerdo q en la final contra Velez, en la vuelta en el Morumbi, cobran penal a favor del Sao Paulo

Se acerca a cobrar la falta Muller y le dice a Chilavert "la voy a patear para alla" y chilavert le contesta
"si la pateas para alla yo la atajo" o algo asi, en eso patea el delantero hacia el lugar q habia prometido y el paraguayo se lanza para el otro lado Gol y asi quedo el partido 1 - 0

ya en los penales cuando le toca patear a Muller tmb se produce el mismo enfrentamiento y el mismo reto. patea el brasileño para el mismo lado y chilavert va para el otro, un calco del primer penal. Muller pasa al lado del guardameta celebrandole en la cara los dos goles q la habia anotado.

Una pena q no obtuvieran el Tri

el primer partido televisado q vi y que recuerde de manera completa fue el Sao Paulo - Milan del 92
mi hermano me levanto domingo casi a las 5.0am diciendo ... despierta ya va empezar el partido!!
...aquellos tiempos

Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy