Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comUno de los grandes equipos de la historia que ha sido injustamente relegado en la memoria futbolera es el St. Etienne de mediados de los setenta. Con Osvaldo Piazza en sus filas, fue campeón francés tres años seguidos, pero el temible Bayern Munich dejó a los santos sin corona europea.

 

Entre los equipos que hacen historia, los primeros que nos vienen a la mente son aquellos que se ganaron una Champions League o una Copa Libertadores. En esta oportunidad, se rinde homenaje a un equipo que sin obtener un título continental se convirtió en un gran cuco europeo de la década de los setenta. El Saint Etienne francés, con un conocido crema como Osvaldo Piazza en el plantel, dejó su huella como campeón francés entre 1974 y 1977. En la Copa de Campeones de Europa se quedaron sin títulos por culpa del monstruoso Bayern Munich.

Se conocían de una vida

La columna vertebral del Saint Etienne de los setenta en pleno. Era un palntel que se empezó a acoplar con el paso de los años (Foto: pari-et-gagne.com)Como todos los equipos que pretenden funcionar óptimamente, el Saint Etienne se comenzó a armar algunos años antes. La columna vertebral la hicieron hombres que hoy son leyendas del fútbol francés. En la portería estuvo Ivan Curkovic que defendió a los verdes desde 1972 hasta 1980. Por la defensa pasaron varios hombres importantes, como el ex técnico de Universitario, Osvaldo Piazza, quien se desempeñaba como back central. El “Pelado” jugó en la zaga desde 1972 hasta 1979. Otros que destacaron en la defensa fueron los seleccionados galos Gerard Janvion (muchos años lateral derecho de los “bleus”), Christian Lopes quien podía cumplir las funciones de lateral izquierdo y defensa central. En el ataque, Dominique Bathenay, Dominique Rocheteau, Hrevé Revelli y Georges Bereta (quien sólo estuvo hasta 1974) saciaron su instinto demoledor hasta cansarse de anotar.

La historia de este gran grupo comenzó en la temporada 1973-74 en la que ganaron el título de liga por obra y gracia de su entrenador Robert Herbin (jugador muy querido en el club, retirado un año antes). El debut fue más que auspicioso, pues en la primera fecha derrotaron a domicilio al Olympique de Marsella por 0-2. Fue el inicio de una racha de cuatro victorias consecutivas, cortada inesperadamente por el Angres que lo goleó en su feudo por 4-0.

Osvaldo Piazza, ex técnico de Universitario, era un referente del bloque posterior del Saint Etienne. Eran pues, sus años mozos (Foto: pari-et-gagne.com)El mejor resultado en la temporada lo logró ante el Nancy de Michel Platini (quien se perdió ese encuentro, aunque en el segundo partido ayudó al empate en la fecha 33). El Saint Etienne pudo tomar la retomar la punta, para no soltarla hasta el final, recién en la fecha 32 gracias a la victoria obtenida en casa ante el Troyes por 2-0 con goles de Lopes y Larqué. Pero sólo pudieron festejar el título en la penúltima fecha cuando golearon por 6-1 al Bastia recibiendo tres puntos en vez de dos. Entonces, en Francia se había implantado un sistema bonus que otorgaba tres puntos a los equipos que ganaban por tres o más goles de diferencia).

Inocente santidad

Con la marca de campeón llegaron a jugar la antigua Copa de Campeones en la que derrotaron al Sporting de Lisboa en la primera eliminatoria (un 2-0 en casa y el empate 1-1 en Lisboa bastaron para poner a los verdes en la siguiente ronda). Lo mejor estaba comenzando. En un increíble partido cayeron goleados en Croacia ante el Hadjuk Split. Los santos hicieron el milagro en casa, tras un 1-1 transitorio (anotados por Larqué y Jovanic para ambos equipos) llegaron los goles de Bathenay, Bereta y Triantafilos que dejaron emparejada la cuenta. El gol que quebró la paridad fue anotado por el mismo Triantafilos cuando se jugaba el primer tiempo suplementario.

Equipo verde del Saint Etienne que se coronó campeón en el fútbol francés. Destacaban Curkovic, Piazza, Janvion, Bathenay y Rocheteau (Foto: pari-et-gagne.com)Saint Etienne volvió a caer como visita, esta vez ante el Ruch Chorzow por 3-2. Nuevamente se recuperó ganando en casa por 2-0 donde los héroes fueron esta vez Janvion y Revelli. Como ya se mencionó, los verdes aún estaban “verdes” para derrotar al poderoso Bayern Munich. Solo empataron 0-0 en casa para ir a perder 2-0 en el Olympiastadion ante 60 mil espectadores.

Lograron sacudirse la desilusión de la Copa de Campeones en las espaldas, al conseguir la Copa de Francia ganándole al Lens en el Parque de los Príncipes en la final por 2-0 con un gol de Osvaldo Piazza.

La temporada 1974-75 comenzó mal (derrota como visitante por 1-0 ante el Troyes), pero vió nuevamente campeón a los verdes, que sin embargo tuvieron que empeñarse más. Partieron como coleros y pudieron alcanzar la cima de la tabla sólo en la fecha 17 cuando vencieron al Paris Saint Germain por 3-2, con una nueva anotación de Piazza. Este nuevo campeonato lo cerraron vengándose del rival que los había derrotado en la primera fecha: la goleada al Troyes por 5-1 puso la cereza sobre la torta en la consecución de una nueva liga.

Y seguían verdes

 

El desafío de una nueva Copa de Campeones era el objetivo principal de Herbin. Esta nueva edición los tendría como protagonistas por más tiempo, precisamente hasta la final. Sin embargo, tuvo el mismo epílogo que la anterior: una nueva derrota ante el Bayern Munich los privó del que hubiera sido el único título europeo de la historia del club verde.

El camino a la final se inició con sendas victorias ante el Copenaghen por 0-2 y 3-1. Dos nuevas victorias llegarían ante los escoceses del Rangers Glasgow, esta vez 2-0 y 1-2 que veían como Hervé se metía entre los goleadores del campeontato (aunque al final quedaría con 5 goles, dos menos que el goleador de la Copa de Campeones, Jupp Heynckes).

Alineación del Saint Etienne que disputó las semifinales de la Copa de Campeones 1975-1976 ante el PSV. Luego llegarían a la final, siendo derrotados por Bayern Munich (Foto: pari-et-gagne.com)Dinamo Kiev fue su primer verdugo al derrotarlo por 2-0, pero la vuelta sería otro partido espectacular para los verts, quienes lograron emparejar la cuenta ganando 2-0, para una vez más vencer en tiempo suplementario con gol de Dominique Rocheteau. El 1-0 en casa y el 0-0 en Eindhoven dejaron al Saint Etienne en una nueva final tras superar al PSV.

La final se jugó esta vez a un sólo partido en el Hampden Park de Escocia (estadio en el que habían derrotado al Rangers). Nuevamente el Bayern Munich les hizo sentir que el rojo y no el verde es color de madurez. Bastó un gol de Franz Roth para terminar con el ciclo de los franceses. Es cierto que ganarían la siguiente liga de Francia -por tercera vez consecutiva- y la Copa de Francia -por segunda vez también consecutiva- pero no fueron suficientes para parar el tramo de bajada que le tocaría vivir al Saint Etienne y que nunca más logró levantar. Así pasó la que fue la etapa más brillante del club en sus casi 80 años de existencia.

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com

Fotos: pari-et-gagne.com

Comentarios (1)add
...
escrito por lolo de caujul , agosto 29, 2011
Está en la continuidad de aquellos grandes cuadros franceses que practicaban un futbol romantico pero no ganaban nada, caso del "cuadrado magico" de Platini que nunca gano el Mundial-sí la Eurocopa en 1984-o la Francia de Kopa en Suecia 1958. Los galos cambiaron de filosofia a mediados de los noventa, adoptando un futbol mas practico y mas fisico y apostando por esquemas con hasta tres volantes de contencion. Jacquet ganó el Mundial en casa en 1998 con esa estrategia-sin menoscabar el aporte técnico de Zidane-e impuso esa idea de futbol en todos los centros de formacion. A corto plazo fue un éxito porque la seleccion gala hizo el doblete Mundial 1998/Europeo 2000 pero a largo plazo el futbol francés se estanco. Vemos las consecuencias hoy dia, las escuelas francesas solo saben formar recuperadores muy fisicos (de alli la presencia masiva de jugadores de origen africano tipo Lass. Diarra o Abou Diaby) o arqueros (especificidad francesa). Despues del vergonzante fracaso en Sudafrica, el nuevo DT Laurent Blanc estuvo tentado de imitar a la escuela española, mas tecnica, de jugadores mas habilidosos, regresando pues a las raices del futbol frances. Si bien la seleccion francesa juega ahora mucho mejor-no era dificil despues del fiasco de Domenech-las iniciativas de Blanc de reformar en profundidad el futbol galo se fueron al traste despues de las acusaciones de racismo al cual fue-injustamente-sometido.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy