Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comEn día de brujas, toca hacer referencia a la mejor época de un equipo en el que alguna vez militaron Andrés Mendoza y Daniel Chávez. Acá, la cúspide dentro de la historia del Brujas: tricampeón de Bélgica y dos veces subcampeón europeo en los setenta.

 

Si la Noche de Brujas es la celebración popular a nivel mundial en todo 31 de octubre, la fecha, sin duda, trae a colación a un equipo que se creó en una ciudad que lleva dicho nombre y que, obviamente, no guarda ninguna relación hechicera. El Club Brujas, por el que alguna vez jugaron los peruanos Andrés Mendoza y Daniel Chávez, fue fundado el 13 de noviembre de 1891 bajo el nombre de Brugsche Football Club y consiguió el primer título de su historia en la temporada 1919/1920. No obstante, tuvo que esperar 53 años para conseguir la segunda estrella. Afortunadamente para ellos, luego de esa corona al conjunto de azul y negro le esperarían sus mejores años.

Que empiece el hechizo

En el encuentro de vuelta por la final de la Copa UEFA, Lambert adelantó al Brujas, pero Kevin Keegan se encargó de sellar el empate y darle el título a Liverpool. (Foto: Up and Down)Para la temporada 1975/1976, Brujas se reforzó con el delantero liechtensteiniano Konrad Holenstein y el zaguero-mediocampista austríaco Eduard Krieger, jugador que sería vital al formar parte del plantel durante todos los años gloriosos. Al equipo había llegado una temporada antes el también austríaco y reconocido entrenador Ernst Happel, quien hasta ese entonces había dirigido a la selección de su país, al ADO Den Haag holandés, al Feyenoord y al Sevilla. Él es, al día de hoy, uno de los cuatro entrenadores del mundo en ganar la Champions League (antes Copa de Europa) con dos equipos diferentes, junto con José Mourinho, Ottmar Hitzfeld y Jupp Heynckes.

En aquella temporada, Brujas consiguió el tercer título en su historia al superar al Anderlecht por cuatro puntos luego de 36 partidos jugados. El equipo contaba, entre otros, con Rene Vandereycken, Roger Van Gool y Raoul Lambert. Fue vital durante esa campaña la racha de ocho partidos invictos que mantuvo desde la jornada 11 hasta la 19, fecha en la que perdió en casa por la mínima frente al Antwerp. De esa racha, siete fueron triunfos de manera consecutiva, los cuales le permitieron afianzarse en la punta del campeonato. También resalta la goleada sobre el rival de la ciudad, el Cercle, al cual apabulló con un contundente 1-5 en condición de visitante.

Ese título, sin embargo, no sería lo más resaltante de la temporada 1975/1976 para el Brujas. Por tercera vez en su historia, el club belga participó de la Copa de la UEFA (hoy llamada Europa League) y, luego de eliminar a poderosos equipos como la Roma, el Milan o el Hamburgo, enfrentó en la final al Liverpool, que contaba en ese entonces con el mítico delantero Kevin Keegan. La ida, jugada en Anfield Road, terminó 3-2 a favor de los Reds cuando, apenas en 15 minutos, Brujas iba 0-2 arriba en el marcador. Para la vuelta, en Bélgica, las expectativas eran altas. Más aún tras el primer gol del partido anotado por Lambert de penal a los 11 minutos. Sin embargo, a través de una eficiente jugada preparada desde un tiro libre, Keegan empató tan solo cuatro minutos después, resultado que no se movió y coronó al legendario equipo inglés como campeón.

 

 

En aquella magistral temporada, Ernst Happel había impuesto un sistema de 4-3-3, con tres volantes centrales mixtos como Julien Cools, Rene Vandereycken y Daniël de Cubber; dos wings, Roger Van Gool y Ulrik Le Fevre,  dejando a Lambert como único referente de área.

¿Para qué uno si puedes tener dos?

Para la temporada 1976/1977, la partida Van Gool por medio millón de dólares al Colonia alemán significó un primer dolor de cabeza para Happel. En su lugar pidió el fichaje de Roger Davies, quien venía de tener buenas actuaciones en el Derby County. El fichaje del delantero inglés fue un éxito por donde se vio: en la única temporada que pasó en el club jugó 34 partidos y convirtió 21 goles, siendo premiado como jugador del año en la Primera División belga. Dicho torneo fue también ganado por el Brujas, consiguiendo el mismo puntaje y la misma diferencia que la alcanzada la temporada anterior ante el mismo escolta: Anderlecht.

 

 

Haber obtenido el primer lugar el año anterior le permitió al Brujas disputar la segunda Copa de Europa de su historia. De hecho, tuvo una decente participación, alcanzando su pico al eliminar al Real Madrid, que contaba en sus filas con el alemán Paul Breitner. En cuartos de final se toparon con el Borussia Moenchengladbach, equipo que finalmente quedó subcampeón, perdiendo en última instancia con el Liverpool que volvía a consagrarse en Europa.

Embrujados por Los Beatles

Con la incoporación de jugadores con renombre, Brujas comenzó a hacer de un nombre no solo en el torneo local, sino en las competiciones internacionales. (Foto: ligadecampeones.com)El Brujas, a pesar de sus buenas campañas en los setenta, no llegó a ser un equipo de primer nivel en el prestigioso fútbol europeo. Por ello, le resultó difícil retener a sus mejores jugadores ante ofertas de clubes más poderosos. La temporada 1977/1978 empezó con el regreso de Roger Davies al fútbol inglés, siendo adquirido por el Leicester. Además, quien también volvió a su país fue el puntero izquierdo, Ulrik Le Fevre, tras firmar contrato con el Vejle Boldklub.

Sin embargo, si se fue un danés, trajeron a otro quien terminó quedándose cinco años en el equipo: Jan Sorensen. El otro jugador que llegó al club fue el volante húngaro Lajos Ku, quien años atrás había sido parte del plantel de Hungría que quedó cuarto puesto en la Eurocopa de 1972, anotando incluso el gol de descuento en el partido por el tercer lugar.

En la temporada 1977/1978, Sorensen aportó con siete goles en los 32 partidos que disputó y el Brujas finalmente terminó en el primer lugar, tan solo un punto por encima del perseguidor de siempre, el Anderlecht, y a dos del Standard de Lieja. Como toda gran campaña, el Blauw-Zwart (azul-negro) contó con una gran racha como invicto. Pasó 17 partidos sin conocer la derrota, alternando doce triunfos y cinco empates entre las fechas 12 y 29, en la que finalmente cayó por 3-1 ante el Lierse.

Brujas y Liverpool se volvieron a ver las caras en la Copa de Campeones 1977/78. Los ingleses, con gol de Kenny Dalgish, volvieron a coronarse campeones. (Foto: Up and Down)Al igual que la temporada anterior, el haber sido campeón le dio la posibilidad al Brujas de participar nuevamente en la Copa de Europa y tentar mejorar la campaña reciente. Tras eliminar al Kups Kuopio finlandés con un contundente 9-2 global, al Panathinaikos griego, al Atlético de Madrid en cuartos y a la Juventus en semifinales tras un agónico final que se terminó definiendo con un gol de Rene Vendereycken al minuto 116, se topó en la final con un viejo conocido: Liverpool.

Historia embrujada

El partido, que contaba con un equipo inglés claramente favorito  luego de haber ganado Copa UEFA y Copa de Europa los dos últimos años, tenía un fuerte añadido de revancha, debido a la derrota del club belga ante el mismo rival en la final de la UEFA mencionada líneas arriba.

Muchos jugadores repetían el partido; sin embargo, por parte del Liverpool cabe mencionar que ya no se encontraba entre sus filas quien había sido el héroe la final anterior, Kevin Keegan. En lugar del crack que se había marchado al Hamburgo, llegó, procedente del Celtic de Glasgow, el mejor jugador de la historia del fútbol escocés, Kenny Dalglish, quien terminó siendo vital en la definición del partido.

 

 

El encuentro se jugó en un abarrotado estadio de Wembley y contó con un ritmo rápido, con ocasiones para ambos bandos y un Birger Jensen notable, que evitó, con grandes atajadas el primer gol de Liverpool. Sin embargo, sobre el minuto 64, un rebote al borde del área belga fue recogido por Graeme Souness, quien cedió rápidamente para Dalglish. El escocés no se puso nervioso y, cuando parecía reventarle el arco a Jensen, la picó suavemente por encima del golero para anotar el primer y único gol del partido.

Brujas no llegó a consagrarse internacionalmente; sin embargo, quedará para la historia y la memoria de los hinchas no solo el tricampeonato de la mano de Ernst Happel, sino también el consuelo de ser, hasta el día de hoy, el único equipo belga en la historia que ha llegado a la final de la Copa de Europa.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Foto: Up and Down, ligadecampeones.com

 

Comentarios (4)add
...
escrito por Gonzalo , noviembre 01, 2013
Buena nota sobre el Club Brujas, donde jugaron Juan Carlos Oblitas, Andrés Mendoza y Daniel Chávez; con el agregado que en esta temporada vendieron al Colombiano Baca al Sevilla un delantero a seguir en el futuro.
...
escrito por Hector , noviembre 01, 2013
Gracias DeChalaca por la nota, Oblitas si mal no recuerdo jugo en el Ceresien junto con el trucha rojas.
...
escrito por Jose , noviembre 02, 2013
Gonzalo: Oblitas no jugo en el Brujas, mas si lo hizo (junto a Percy Rojas) en el Seresien (o Seraing)
...
escrito por mencheli , noviembre 03, 2013
Me parece que en Brujas solo jugaron Mendoza y Chavez pero el Condor si era titular ... en realidad aca en Perú le han dado muy fuerte e injustamente al Negro (el que quisiera meterla con el pie izquierdo en el inolvidable partido con Ecuador, fue mas culpa de sus entrenadores que de el) que afuera era considerado un jugador muy competitivo
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy