Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEste sábado, Chelsea puede alcanzar su primera Liga de Campeones. Por ello, es una buena oportunidad para recordar su primer título profesional: la Football League First Division, conquistada en 1955 de la mano del primer revolucionario blue, Ted Drake.

 

A puertas de su segunda final de Champions  DeChalaca.com aprovecha la coyuntura para recordar al primer equipo blue que logró alzarse con un título profesional. Fue en 1955, cuando conquistó la  Football League First Division (hoy Premier League) en una fecha por demás especial: los 50 años de fundación del club.

La primera revolución azul

Ted Drake logró que la insignia del Chelsea brillara con luz propia en Inglaterra (Foto: theshedend.com)Hasta inicios de la década del cincuenta, el máximo hito deportivo en la historia del Chelsea había sido un subcampeonato logrado en la FA Cup durante la temporada 1914-1915.  De ahí en más, la situación deportiva del club londinense fue más que discreta, llegando incluso a permanecer durante tres periodos (de 1905 a 1907; de 1910 a 1912; y de 1924 a 1930) en la  Second Division.

Sin embargo, la situación del club cambió en 1952, cuando el exatacante del Arsenal, Ted Drake, fue nombrado nuevo técnico en sustitución de Billy Birrell, quien dejó al equipo luego de la eliminación sufrida a manos precisamente del Arsenal en las semifinales de la FA Cup.

Uno de los mejores goleadores de su época, sin embargo Hughie Gallacher no obtuvo mayor celebración que la de sus propias conquistas con el Chelsea (Foto: chelseafc.com)Con la llegada de Drake, el cuadro del oeste de Londres sufrió una reestructuración en su imagen y política de juego. Así, una de las primeras acciones del nuevo técnico fue la de introducir el nombre ‘The Blues’ como apodo del equipo, dejando de lado la imagen de pensionistas que tenía la institución. Mientras tanto, en la parte netamente futbolística, el exatacante dispuso la ejecución de un programa de apoyo a las divisiones menores, abandonando la política de contratar jugadores de renombre la cual había caracterizado al club durante la década del treinta y del cuarenta, donde se gastaron cerca de 47,000 libras esterlinas en la contratación de seis jugadores: Hughie Gallacher, Alex Jackson, Alec Cheyne, Tommy Lawton, Len Goulden y Tommy Walker, los mismos que no lograron darle al equipo logros deportivos.

Ahora, durante los primeros años de Drake al frente del nuevo Chelsea, el conjunto azul tuvo poco éxito al punto de casi descender en la temporada 1952-1953, donde terminó salvándose en la última fecha gracias a una victoria de 3-1 sobre el Manchester City. Dicho resultado le permitió al Chelsea sumar 35 puntos, tan sólo uno más que el Stoke City que terminó perdiendo la categoría. Para la siguiente temporada, Drake continuó al frente del equipo y logró un honroso octavo lugar en  la liga al sumar 42 puntos.

La hora de la coronación

Uno de los mejores jugadores de aquel Chelsea campeón fue Roy Bentley, quien aquí conecta de cabeza un balón (Foto: chelseafc.com)Para la temporada 1954-55, el Chelsea afrontó el torneo con un plantel formado mayoritariamente por jóvenes, así como por algunos veteranos, dentro de los cuales destacaban Ken Armstrong, que jugaba como wing derecho, Stan Willemse, que se desempeñaba como lateral izquierdo, John Harris, que hacía las veces de central o lateral derecho, y el atacante Roy Bentley, acaso la única estrella del equipo. Además de los jugadores mencionados, el equipo base de Ted Drake estaba compuesto por el portero Charlie Thomson, los defensores Peter Sillett y Ron Greenwood, y los mediocampistas Johnny McNichol, Eric Parsons y Frank Blunstone.

En el inicio del torneo, Chelsea consiguió sacar un punto de su visita al Leicester City al igualar 1-1. Tras ese arranque, los blues se mantuvieron invictos por cinco fechas, consiguiendo dos victorias consecutivas en condición de local al imponerse al Burnley y al Bolton Wanderers por 1-0 y 3-2, respectivamente, y dos empates más. Recién en la sexta fecha el cuadro azul cayó por primera vez en el campeonato al perder por la mínima en condición de local ante el Preston North End. Tras ese resultado, el Chelsea inició una irregular performance que lo llevó a sumar cinco derrotas en las siguientes 10 fechas. Justamente durante este periodo, el proyecto de Ted Drake alcanzó su momento más dramático cuando en la fecha 16 llegó a la cifra de cuatro derrotas consecutivas, al caer en condición de local 1-2 frente al Charlton Athletic.

Peter Sillett, baluarte en la retaguardia londinense, va a la disputa de un balón (Foto: chelseafc.com)Pese al momento complicado por el cual atravesaba el equipo, el técnico de los blues fue ratificado en el cargo y la derrota ante el Charlton se convirtió en el punto de partida para el inicio de una recuperación en el campeonato. Así, el Chelsea entró en una racha de buenos resultados, que lo llevaron a pelear el campeonato con el Wolverhampton Wanderers. Justamente, ante los Wolves el cuadro azul protagonizó el 9 de abril de 1954 un partido que bien pudo ser considerada la final adelantada de la Liga, debido a que faltaban sólo cuatro jornadas para la culminación del campeonato.  Aquel día en Stamford Bridge, ante más de 75,000 espectadores, el cuadro azul dio un paso crucial hacia el título tras imponerse por la mínima gracias a un tanto de penal convertido por Peter Sillett.

Eric Parsons convierte uno de sus dos goles al Sheffield Wednesday la tarde que Chelsea se alzó con el título (Foto: chelseafc.com)Luego del gran triunfo ante el  Wolverhampton, el Chelsea igualó en la fecha siguiente 1-1 ante el Portsmouth, resultado que lo acercó aún más al título. Finalmente, el 23 de abril en su estadio y a falta de una fecha para el fin de la Liga, con anotaciones de Peter Sillett de penal y con un doblete de Eric Parsons, el Chelsea se impuso por 3-0 al Sheffield Wednesday y se alzó con su primer título profesional en sus 50 años de existencia. 

Ahora, pese a perder en la última fecha por 1-2 ante el Manchester United el cuadro azul logró cerrar el campeonato con 52 puntos, cuatro más que el Wolverhampton, luego de totalizar 20 triunfos, 12 empates y tan sólo 10 caídas, anotando 81 goles y recibiendo 52.  Dentro de las individualidades que destacaron durante la campaña estuvieron Roy Bentley, quien fue el goleador del equipo con 21 anotaciones, el volante escocés John McNichol, quien se situó como segundo anotador del equipo con 14 tantos, Peter Sillett y Eric Parsons.

Una serie de eventos desafortunados

Con el campeonato en sus manos, el Chelsea tuvo la oportunidad de competir en la primera UEFA Champions League, bautizada en ese entonces como Copa de Campeones de Europa, que se organizó en la siguiente temporada. Incluso ya se conocía a su primer rival: el Djurgårdens de Suecia. Sin embargo, la intervención de la Football League provocó que el cuadro londinense no se presentara al certamen so pretexto que los equipos ingleses debían darle primacía a las competiciones nacionales. 

Chelsea le dio la oportunidad a Tommy Docherty de iniciar su propia historia como manager en el fútbol inglés (Foto: soccerlog.net)Ante su retiro de la Copa de Campeones, el Chelsea jugó un campeonato no oficial del Reino Unido contra el campeón escocés, el Aberdeen. Sin embargo, el cuadro de Ted Drake terminó cayendo derrotado.

Luego de su frustrada incursión en el novel torneo de clubes europeos y ante la derrota sufrida a manos del Aberdeen, el Chelsea no fue capaz de revalidar su título en la Liga Inglesa y culminó la temporada en una decepcionante decimosexta posición. En los siguientes años y todavía bajo la conducción técnica de Drake, el Chelsea no volvió a los primeros planos, por el contrario, protagonizó discretas campañas tanto en la Liga como en el FA Cup. En 1961, y tras una caída de 4-0 contra el Blackpool, Drake puso punto final en su estadía en Londres al ser reemplazado por Tommy Docherty.

Más allá de su salida por la fuerza falsa, vale reconocer el esfuerzo del primer técnico que fue capaz de sacar campeón a un club como el Chelsea en su aniversario de bodas de oro, con un equipo sin estrellas y lleno de jóvenes. Lejos de la riqueza del plantel que actualmente ostenta el cuadro del oeste de Londres y ante la posibilidad que tiene de obtener su primera ‘orejona’, resulta necesario mirar al pasado para recordar a los que iniciaron la grandeza de este centenario club.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: theshedend.com, chelseafc.com, soccerlog.net; Video: usuario TheGenjho

Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy