Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comJuan Aurich arranca este jueves su participación en la Copa y Diego Umaña buscará repetir su mejor campaña internacional como técnico. Recordemos al América de Cali de 1996, subcampeón de la Copa Libertadores.

 

No solo los une el color rojo; un personaje recorre las páginas más exitosas de su historia. Es Diego Edison Umaña. El único técnico que sacó campeón a Juan Aurich. El último entrenador que llevó a América de Cali a una final de Libertadores. Es a este equipo al que aquí recordaremos: al América de Cali que, en 1996, gozó uno de sus últimos pasajes gloriosos, antes de derrumbarse en la decadencia que el año pasado lo mandó a la Segunda División colombiana.

Cima caleña

Este equipo fue el que, de la mano de Diego Umaña, llevó al América de Cali hacia una nueva final de la Libertadores (Foto: revista Conmebol)Ciertamente, América de Cali vivió su apogeo continental a mediados de los ochenta, con tres subcampeonatos de Libertadores consecutivos (en 1985, 1986 y 1987) y una semifinal en 1988. El inicio de los noventa también lo tuvo al tope: estuvo en los cuatro primeros puestos de la Copa en 1992 (con el propio Umaña de técnico) y 1993. Pero fue en 1996 cuando volvió a encumbrarse hacia una final.

¿Quiénes conformaban aquel plantel? Dos nombres saltan a la vista: Óscar Córdoba y Jorge ‘El Patrón’ Bermúdez, arquero y defensor colombianos que, muy poco después, jugarían y pasarían a la historia de Boca Juniors. Otros más: entre los más jóvenes, el veinteañero Giovanni Hernández; entre los experimentados, Anthony ‘El Pitufo’ De Ávila. También integraba el plantel Álex Escobar, hoy asistente de Umaña en el ‘Ciclón’.

No era equipo junior

En la primera fase, América, como subcampeón colombiano de 1995, fue emparejado junto al Atlético Junior de su país y los bolivianos San José y Guabirá. El debut fue el 13 de marzo en Barranquilla y no fue nada auspicioso: Junior le ganó 1-0 con gol de Víctor Pacheco. El viaje a Bolivia trajo resultados dispares: sacó los tres puntos de Santa Cruz, derrotando 0-2 a Guabirá (goles de Foad Mazzirí y De Ávila), pero no pudo con la altura de Oruro y cayó 1-0 ante San José. La diferencia tenía que sacarla en el Pascual Guerrero y así lo hizo: los escarlatas golearon 5-0 al Guabirá, y luego vencieron 2-0 a Junior y a San José. El resultado: clasificaron en el primer lugar.

Papá pitufo

Un gran año tuvo Anthony de Ávila con el América, ya que acabó como el goleador en esa edición de la Libertadores (Foto: AFP)Al liderar su grupo, América tuvo un rival más accesible en octavos: Minervén de Venezuela. La visita a Puerto Ordaz, sin embargo, no fue sencilla: los ‘Diablos Rojos’ rescataron un empate 1-1 gracias a un gol de penal de Alex Escobar. La vuelta sí trajo un resultado abultado: una goleada 4-1, con hat trick del ‘Pitufo’ De Ávila, puso a América en los cuartos.

Otra vez el destino lo cruzó con Atlético Junior, que venía de eliminar a Cerro Porteño. En el Metropolitano de Barranquilla, el resultado fue 1-1: Wilmer Pérez marcó el gol escarlata. La vuelta en Cali fue sufrida y reñida: América clasificó con un angustioso 1-0 gracias, otra vez, al olfato goleador de De Ávila.

Patrones continentales

Los caleños sacaron una ajustada derrota en su visita al Gremio, por entonces vigente campeón del torneo (Foto: gremio1983.blogspot.com)Fue en semifinales cuando remó, por primera vez, contra el favoritismo del rival: le tocó Gremio, vigente campeón de la Libertadores. Primero, el 4 de junio, visitó Porto Alegre: perdió 1-0 con gol de Luis Carlos Goiano, pero se mantuvo con vida. La revancha, en Cali, fue durísima: Gremio pareció consolidar su ventaja y anotó a través de Mario Jardel; al final del primer tiempo, los brasileños ganaban 0-1.

Pero llegó la reacción histórica; empujando desde atrás, América no solo igualó la serie, sino que la superó. El ‘Patrón’ Bermúdez subió cual delantero y marcó un doblete; el restante, de Alex Escobar, selló el 3-1. Tres goles en 45’ dieron a los caleños su cuarto pase a una final de Libertadores.

Con los crespos hechos

El otro finalista fue otro club que hoy pulula en la Segunda de su país: River Plate. La ida se jugó 19 de junio, en un abarrotado Pascual Guerrero. América ilusionó a sus hinchas y sacó ventaja en la ida: un pelotazo largo encontró a De Ávila incursionando en el área, por izquierda; Germán Burgos salió a su encuentro, el ‘Pitufo’ enganchó a su izquierda, hacia afuera, dio media vuelta y, con la pierna derecha, por el primer palo del arquero millonario, decretó la única conquista de esa noche.

Oscar Córdoba sale del terreno de juego luego de perder la segunda final ante River. En ese partido, un error suyo acabó por costarle uno de los goles a su equipo (Foto: AFP)Pero el sueño se derrumbó el siguiente miércoles: fue el 26 de junio, en Buenos Aires, y fue rápido: a los 6’ River se puso en ventaja 1-0 con gol de Hernán Crespo, tras impecable habilitación del ‘Burrito’ Ortega. El segundo llegó en el complemento, a los 59’: un pelota larga cayó por derecha y Óscar Córdoba cometió un grosero error: el arquero, neutralizado por la presión de Hernán Díaz, despejó muy corto y el balón llegó a los pies de Marcelo Escudero, quien, en primera, la metió al área: allí esperaba la cabeza de Crespo, que solo la añadió. América y Umaña se despedían del título: el subcampeonato copero quedaba como consuelo.

Por entonces, América de Cali quedó bautizado como el “eterno subcampeón de la Libertadores”; a fines de ese mismo año, la Federación de Historia y Estadística eligió a Juventus como el mejor club de 1996; el segundo puesto, adivinó bien, fue de los escarlatas.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: AFP, gremio1983.blogspot.com; Recorte: revista Conmebol
Video: YouTube / Usuario: AsmodeoXIII

Comentarios (1)add
...
escrito por juan david , febrero 09, 2012
Gracias por la entrada, yo soy hincha del America de Cali ese equipo es la muestra de lo que pueden lograr malas administraciones, llevarón al equipo al mismisimo infierno, realmente una lastima que el que en algún momento fue "El segundo mejor equipo del mundo", hoy se encuentre en la B del fútbol colombiano

Un saludo
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy