Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.comUn legendario club inglés opacado por otros, el Tottenham Hotspur, ha llegado al fin a la Champions. Por ello, vale recordar la mejor oncena de su historia: la de inicios de los ochenta, que de la mano de 'Ossie' Ardiles brilló hasta alzar la Copa UEFA en 1984.

 

Tottenham, norte de Londres. El clásico rival del Arsenal. El primer club inglés en ganar un doblete (liga y copa en el mismo año). El primer club inglés en alzar un trofeo en Europa (la Recopa en 1963) y el primero en ganar dos tipos distintos de trofeo europeo (la Copa UEFA en 1972). Pero que jamás, hasta este 2010, había jugado la Champions League. A cuento de esta generación dorada que hoy inscribe el nombre de los Spurs en la galaxia europea, vale recordar al que acaso haya sido, antes de hoy, el mejor equipo de la historia del Tottenham. 

Un par de chés entre los lords

Osvaldo Ardiles y Julio Villa, dos argentinos que marcaron época en el Tottenham de los ochenta (Foto: fotolog)Cuando en agosto del 1978 se conoció la decisión de los Spurs de contratar a los argentinos campeones mundiales Osvaldo Ardiles y Ricardo Villa, la revuelta fue general. ¿Qué se podía esperar de individuos de un país del tercer mundo con quienes tantas diferencias se habían tenido en el ámbito deportivo y -sobre todo- se comenzaban a gestar en lo extradeportivo? Sin embargo, la calidad de ambos hizo rendirse al público a sus pies desde su debut ante el Nottingham Forest, encuentro por la liga que terminó igualado 1-1.

Unos años después la historia les daría su lugar a estos dos gauchos en el corazón británico, concretamente en Londres, donde se disputan las finales de la FA Cup. A inicios de 1981, debutaron por este torneo ante el Queens Park Rangers como visitante, ante el cual consiguieron un empate sin goles. Pero los hombres de Keith Burkinshaw reservarían las alegrías para gozarlas en casa. Sucedía que además de la magia argentina, jugadores como los internacionales Chris Hughton (irlandés) Steve Archibald (escocés) o Glenn Hoddle (inglés) podían inclinar cualquier partido a su favor. Así, en el segundo encuentro, les propinaron un contundente 3-1 a los hoops con goles de Tony Galvin, el mencionado Hoddle y Garth Crooks.

Seguirían los triunfos ante el Hull City, el Coventry City y el Exeter. El freno llegó con 2-2 ante el Wolverhampton, pero este sucumbiría cuatro días después, en la vuelta: un doblete de Crooks y un tanto de Villa cerrarían el 3-0 definitivo a favor del Tottenham.

En la villa del señor

El partido final en Wembley ponía a los Spurs delante del poderoso Manchester City. Los albos salieron a la cancha con Milija Aleksic; Chris Hughton, Paul Miller, Graham Roberts y el capitán Steve Perryman en defensa; Osvaldo Ardiles, Steve Archibald y Glenn Hoddle en el medio; Ricardo Villa, Tony Galvin y Garth Crooks en el ataque. Es decir, lo mejor de su vidriera. A los 30’, el City se puso en ventaja con gol de Tommy Hutchinson; sin embargo, sería el mismo Hutchinson quien empataría el partido a través de un autogol a los 79’. De esta manera, se forzaba el tiempo suplementario, que concluyó igualmente en paridad.

Las reglas de definición establecían un vencedor en cancha y no por lotería de penales. Así, cinco días después se jugó en Wembley un nuevo partido -sería el número 100 de las finales de FA Cup- que Villa se encargó de inclinar tempranamente a favor de los Spurs con un gol a los 8’. McKenzie empató a los 11', mientras que Reeves, de penal, puso en ventaja al City por primera vez. La reacción del Tottenham llegó de manera maravillosa: el goleador Crooks, a falta de 20 minutos para el final, anotó el 2-2, y Villa a los 76’ selló el de la victoria -con un gol que a la postre sería elegido como el mejor del siglo anotado en Wembley-, para una volteada que le daría al Tottenham su sexta FA Cup en su historia.

Que la pelota no se manche

El tradicional saludo a la Reina en la Final de la Copa FA. En la imagen, Steve Perryman, capitan del Tottenham en la final de 1982 (Foto: AFP)Ardiles, una de la estrellas mundiales del momento, viajó por ese periodo a Estados Unidos, donde junto a otras estrellas del balompié como Pelé, Bobby Moore, John Wark, Kazimierz Deyna y Paul Van Himst, entre otros, filmó la famosa película Escape a la Victoria. En ella aún se recuerda la espectacular bicicleta que con gran elegancia ensayó Ardiles ante la marca de un jugador alemán, jugada que intentó repetir -sin éxito- en algunos partidos. Quedaba claro que para el argentino, el fútbol era arte.

El mismo camino recorrería el elenco londinense al año siguiente al alcanzar el bicampeonato de la FA Cup. No obstante, se vio obligado a marginar del equipo casi toda la primera mitad del año a los argentinos debido al conflicto armado sostenido por la disputa de las  islas Malvinas entre gauchos y británicos.

De hecho, se cuenta que Ardiles jugó un partido ante el Leicester que los Spurs ganaron 2-0, y regresó dos días después a la Argentina para enterarse de la pérdida de un primo hermano suyo -piloto de avión- que estaba en combate. Ardiles fue cedido entonces al Paris Saint Germain mientras los hinchas londinenses cantaban en el estadio: “We don´t want Falklands, we want Ossie” (“No queremos las Malvinas, queremos a 'Ossie' (Ardiles)”.

La postal del equipo que repitió el plato en la Copa FA de 1982 venciendo al Queens Park Rangers (Foto: fa-cupfinals.co.uk)No obstante, esta sensible baja no dejó mutilado al equipo, que con la excelente conducción de Hoddle y Archibald y los goles de Crooks, superó los turnos iniciales. Tuvo un complicado debut en el clásico londinense ante el Arsenal, al cual derrotó, precisamente, con gol de Crooks. Victorias seguidas ante Leeds United, Aston Villa y Chelsea lo catapultaron hasta las semifinales para enfrentar al Leicester, al que venció también por 2-0.

El título estaba vez disputado ante el Queen Park Rangers, el mismo rival ante el cual se inició el camino en 1981. Un Wembley repleto volvió a presenciar un empate, aunque definitivamente más emocionante que el anterior. Esta vez el 0-0 permaneció por 110 minutos (suplementario de por medio) hasta que Hoddle adelantó a los ‘Spurs’, pero Terry Fenwick se encargó de sellar el empate final a los 115’.

Por ende, un segundo partido definitorio, otra vez,  fue necesario. El Tottenham ya contaba en la puerta con Ray Clemence, quien fue uno de los pocos cambios que Burkinshaw hizo en el esquema del equipo. El experimentado portero fue decisivo, ya que después del penal anotado por Hoddle a los 6’ cerró su valla y mantuvo la ventaja. Los Spurs volvían a dar la vuelta.

Copa de vino blanco

Para la temporada 1983-1984, el Tottenham logró clasificar a la Copa UEFA. En esa temporada también regresó Ardiles, identificado ya como uno de los jugadores más emblemáticos de la historia de los Spurs. El inicio del campeonato no pudo ser mejor: con 14 goles anotados y ninguno en contra, despachó a casa al Drogheda de Irlanda. En esta temporada aparecerían también como figuras Alan Brazil y Gary Mabbutt.

Días después, el Tottenham venció también al Feyenoord tanto en casa como de visitante, con Tony Galvin como estrella de dichos cotejos. La primera derrota la sufrió en su visita a Münich, donde el Bayern lo derrotó por 1-0. Más tarde, en casa, los bávaros caerían por 2-0 dejando a los ingleses en cuartos de final. Después eliminarían al Austria Viena y Hadjuk Split en cuartos y semifinales, respectivamente.

El Anderlecht era el último escollo entre la copa y los Spurs. Los belgas, locales en el primer encuentro, contaban con renombradas figuras entre sus filas como el golero Jacques Munaron, Georges Grun, Morten Olsen, Rene Vandereycken, Erwin Vanderbergh, Kenneth Brylle Larssen, Vincenzo Scifo y Alex Czerniatynski. En el Tottenham, en cambio, ya no estaba 'Ricky' Villa y Ardiles no había aparecido con frecuencia en su real dimensión. No obstante, un sorprendente gol de Paul Miller puso arriba a los ingleses a los 56’. El empate para los belgas llegaría desde la defensa con Morten Olsen -seleccionador de Dinamarca en el Mundial-.

Los 'Spurs' en pleno festejo tras superar a Anderlecht y consagrarse campeón de la Copa Uefa 1983-1984 (Foto: photobucket.com)La definición, pues, se dio en el White Hart Lane. Las incidencias del partido anterior prácticamente se repitieron pero en sentido contrario: el Anderlecht adelantó a los 60’ con gol de Czerniatysnki, pero Graham Roberts a los 84’ hizo explotar la euforia londinense al emparejar el cotejo 1-1. Después de un suplementario sin novedades, la serie de penales era la que sellaría la suerte blanca. Fue Graham Roberts quien abrió la tanda con soberbio tiro angulado, mientras que por el Anderlecht el héroe de la ida, Morten Olsen, veía como su disparo era atajado por Tony Parks. Los penales posteriores fueron ejecutados con precisión, hasta que llegó el turno del inglés Danny Thomas para rematar el quinto y definitivo, el cual fue atajado por Munaron, lo que dio una esperanza más al cuadro belga. Sin embargo, Tony Parks se encargó de apagar la ilusión momentánea al atajar el último disparo del islandés Arnor Gudhjohnsen -padre de Eidur- y celebrar la conquista de su segunda Copa UEFA (ganada por el Tottenham anteriormente en 1972).

Hoy, sin 'Ossie' Ardiles y 'Ricky' Villa, los Spurs vuelven a los primeros planos de Europa, por primera vez en la Champions y con el mismo fuego que ardía en el corazón de cada integrante. ¿Serán los Crouch, Defoe, Gallas, Van der Vaart, King, Dos Santos, Pavlyuchenko o Keane los llamados a recontar la misma historia ganadora?

Composición fotográfica: Gian Saldarriaga / DeChalaca.com
fotolog, AFP, fa-cupfinals.co.uk, photobucket.com
Videos: YouTube / Usuarios: mcfcvideos, chesneyincognito 

Comentarios (5)add
...
escrito por MENF , septiembre 28, 2010
Que gran artículo. Que bueno sería que otros grandes equipos de antaño como los spurs volvieran a lo más alto del fútbol europeo.
...
escrito por aliper , septiembre 29, 2010
Osvaldo Ardiles, un grande que no ha sido reconocido en su justa medida...lucia la numero 1 en el mundial del 78 gracias a la numeracion en orden alfabetico que se imponia
...
escrito por Jose , septiembre 29, 2010
Ardiles lucio el #1 en 1982. En el 78 fue el #2; Alonso fue el #1.
...
escrito por burrin , septiembre 29, 2010
Un grande sin duda!!!

Mi equipo favorito en Inglaterra es el Manchester City, espero q este año por fin llegue a la champions
...
escrito por lolo de caujul , marzo 11, 2011
Si el futbol britanico domino Europa en esa época, basta recordar que los clubes ingleses ganaron consecutivamente seis ligas de campeones de 1977 a 1982 incluido.
Pareciera que Tottenham esta renaciendo de sus cenizas como lo demuestra su reciente clasificacion a cuartos de la Champion's League. Me cae bien el cuadro actual con el profesor Mancini y las figuras Gareth Bale y Peter Crouch. Suerte y éxitos.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy