Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.comEl presente brillante de Atlético Mineiro tuvo un primer brote hace poco más de cuarenta años. De la mano de su joven técnico, Telé Santana, fue campeón del primer Brasileirão, su única corona hasta ahora en el torneo nacional.

 

Los antagonismos futbolísticos en Brasil cobran mayor volumen a escala regional. Los torneos estaduales son los más antiguos en el país de la samba y son los que albergan las más potentes rivalidades. Flamengo y Fluminense, en Río de Janeiro, Corinthians y Palmeiras, en Sao Paulo, y el Gremio e Internacional, en el torneo gaúcho, conforman los derbys más representativos en el Brasil. Cruzeiro y Atlético Mineiro son el reflejo de estos en el campeonato mineiro. Sin embargo, allá por inicios de los años setenta, tras la época más gloriosa del ultra laureado fútbol brasileño, se plasmó definitivamente un campeonato que engloba a los representantes de cada región: el Campeonato Brasileño de la Serie A, mucho mejor conocido como el Brasileirão.

Este torneo tuvo antecedentes, como la Taça Brasil (que se disputó entre 1959 y 1968) y la Taça de Prata (llamado también "Torneio Roberto Gomes Pedrosa" o "Robertão") pero que no llegaron a cuajar como sí lo hizo el Brasileirão que se disputa hasta estos días y que clasifica a los equipos brasileños a la Copa Libertadores. La primera edición se jugó en 1971, con 20 equipos provenientes de ocho estados diferentes. Ese primer Brasileirão fue ganado por el Atlético Mineiro del legendario Darío, que se impuso a grandes rivales como el Santos de Pelé, el Corinthians de Rivelino, el Botafogo de Jairzinho y el Cruzeiro de Tostao, quienes habían brillado el año anterior en el Mundial de México que ganó el Scratch. Conozcamos la campaña que dejó a los Galos (gallos) del Mineiro como los primeros campeones nacionales del Brasil, mucho antes de que Ronaldinho vista su camiseta.

De diez en diez

Una de las formaciones que en 1971 presentó Atlético Mineiro (Foto: imortaisdofutebol.com)Los veinte equipos participantes fueron divididos en dos grupos de diez cada uno que empezaron a jugar el 7 de agosto de aquel año. El Grupo A tenía a Corinthians, Cruzeiro, Internacional, Coritiba, Palmeiras, Vasco da Gama, Santa Cruz, Fluminense, Portuguesa y Ceará; este fue el orden en la tabla de posiciones al final de esta primera etapa. En el Grupo B estuvo el héroe de la historia, Atlético Mineiro, que compartió el primer lugar con el Gremio; detrás quedaron, en orden de mérito, América (RJ), Santos, Botafogo, Sao Paulo, Bahía, Flamengo, América (MG) y Sport.

La primera estación del Brasileirão no empezó bien para los gallos pues apenas pudo empatar 1-1 contra el América (MG) que con el correr de las fechas probaría su falta de poder. Siete días después repitió el score en cancha de Gremio, lo cual significó una mejora, pero seguía sin poder ganar, cosa que logró recién en la tercera fecha, en la que se impuso por 0-1 a Flamengo en el mismísimo Maracaná. No fue un equipo que se caracterizara por marcar muchos goles, solo pudo conseguir tres goleadas en toda la campaña; la primera de ellas fue en la cuarta fecha, ante el Bahía, al que venció por 4-0 en el Mineirao. Otra la consiguió ante Portuguesa, en el mismo estadio, por 5-1, a falta de solo tres fechas para el final de la etapa. Antes de ello, solo perdió tres partidos, todos como visitante del Fluminense, del Coritiba y del América de Río de Janeiro. Su tercera goleada se la guardaría para más adelante en un momento clave.

 

 

Actualmente se contempla el descenso de los últimos cuatro equipos, pero no lo hubo en aquella primera edición. Sí se consideró que los seis primeros de cada grupo accedieran a la siguiente etapa, derecho que el Mineiro ya había obtenido con anticipación, por lo que en sus últimos dos encuentros se relajó y empató sin goles consecutivamente en la cancha de Vasco y ante Palmeiras en condición de local. De haber apurado un poco más el paso, quizás no hubiera compartido el liderato del grupo con Gremio, que sumó los mismos 23 puntos pero que obtuvo una menor diferencia de gol. Al otro lado, solo Corinthians obtuvo un puntaje superior (26 unidades) pero el Timao nunca llegó a ser su rival.

De cuatro en cuatro

Humberto Ramos, una de las figuras del Mineiro campeón del Brasileirao (Foto: terceirotempo.bol.uol.com.br)Como todo en el mundo, en sus inicios el Brasileirão no fue de lo más claro. La segunda etapa dividió en tres grupos de cuatro equipos cada uno a los doce clasificados de la primera etapa. Quizás por este tipo de características es que los clubes paulistas (con excepción de Palmeiras) renunciaron a participar de él en 1979. No obstante en ese 1971 aún no se ponía atención a tales “pequeñeces” pues existía una gran expectativa por ver a los mejores times del país enfrentándose entre sí.

Los tres grupos quedaron dispuesto de la siguiente manera: Sao Paulo, Corinthians, América (RJ) y Cruzeiro en el A; Atlético Mineiro, Inter, Santos y Vasco da Gama, en el B; y, Botafogo, Gremio, Palmeiras y Coritiba, en el C. En este caso solo avanzaba uno por cada grupo al triangular final que disponía el reglamento.

En su llave, Atlético Mineiro estuvo sobrio, seguro. Arrancó seguro derrotando a Vasco por 2-1 en el Mineirao, para después permitirse un traspié en el Pacaembú ante Santos por el mismo marcador. Sin embargo, los gallos no iban a permitir que se les escapara nadie; siendo conscientes de que el cuadrangular era un mini torneo muy difícil por su escasa cantidad de partidos, apretó el acelerador y consiguió su última goleada del campeonato, en el Beira Río, cuando visitó al Inter. Poco pudo hacer el cuadro colorado para evitar caer por 1-4 ante un Mineiro que extrajo uno de los resultados más importante de la campaña pues significó un punto de inflexión para enrumbarse a la etapa final del torneo.

Ronaldo, Humberto Ramos, Darío, Beto y Romeu, el letal ataque que alternó de forma regular esa temporada en el Mineiro (Foto: imortaisdofutebol.com)Luego le devolvió el favor al Santos y lo derrotó 2-0 en casa y después se fue al Maracaná para igualar 1-1 con el Vasco da Gama. Por cómo se habían dado los demás resultados, Mineiro llegó holgado a la fecha final. El único que podía desplazarlo del primer lugar era el Inter. Ni siquiera el Santos, que ganando llegaba a seis puntos (Mineiro ya tenía siete); el Peixé igual derrotó 4-0 al Vasco y se despidió con dignidad. Mineiro, por su parte, esperó al Inter que debía sacar el mismo resultado como visitante de los gallos para igualarlo en puntos y superarlo en la diferencia de gol. No lo logró, pero se fue con el gusto de ser el único equipo que derrotó al equipo de Santana en el Mineirao, por 0-1.

Dos más

El triangular final le puso como rivales al Sao Paulo y al Botafogo; un paulista y un carioca, como para hacer más clara la superioridad a nivel nacional. El Tricolor ganó su grupo de manera invicta, tuvo tres triunfos y tres empates, sin marcadores finales memorables. El Fogao sí fue más espectacular en su llave: como local le ganó 3-0 a Coritiba, 3-1 a Gremio y empató 3-3 con Palmeiras; de visita ganó 0-1 al Palmeiras, empató 1-1 con Gremio y cayó 1-0 en la cancha del colero Coritiba. Marcó once goles, siendo el equipo que más anotó en la segunda etapa; mientras que Sao Paulo solo recibió dos, con lo que fue el equipo que menos goles recibió. Un desafío grande para cualquiera, pero que el Mineiro estaba preparado para superar.

 

 

En la primera fecha, el 12 de diciembre, enfrentó al blindado Sao Paulo en el Mineirao. Cada equipo jugaba solo dos partidos, era un triangular a una sola rueda, y en uno de ellos ejercía la localía: era vital lograr la victoria en dicha condición. Sao Paulo salió a hacer lo que mejor le salía y pudo mantener el empate sin goles por un pasaje largo, lo que angustió más de la cuenta a los 53, 903 torcedores que alentaban a los gallos. Sin embargo, a 15 minutos del final, Oldair, el lateral izquierdo logró poner el 1-0 con que terminó el partido. Tres días después, en el Morumbí, el Tricolor se recuperó con una sorprendente goleada de 4-1 sobre Botafogo. Con ello, el empate en cancha de la Estrella Solitaria, le bastaba a Mineiro para ser campeón; pero también una derrota por cualquier marcador lo dejaba sin campeonato.

Darío anotó así el gol que definió el campeonato a favor del Atlético Mineiro (Foto: imortaisdofutebol.com)La fe ya estaba inmersa en los corazones mineiros y fueron diez mil los que viajaron desde Belho Horizonte hasta Río de Janeiro para presenciar lo que presentían iba a ser la gloria. Ellos fueron parte de los 84,698 espectadores aquel 19 de diciembre en el Maracaná. El partido se presentó como mejor le convino al Gallo porque pasaban los minutos y los goles no aparecían. Era campeón, pero para hacer completa la leyenda había que ganar: a los 61’, Humberto Ramos sacó un centro preciso desde la izquierda a la cabeza del goleador Darío quien batió la portería de Wendell y abatió el alma de los casi 75 mil torcedores del Fogao. Darío llegó a los 15 goles y se convirtió en el máximo artillero del torneo que se fue definitivamente a las vitrinas del Atlético Mineiro.

 

Para siempre en el recuerdo

La Copa del Brasileirao en las manos de Telé Santana luego de alcanzar su primer título (Foto: D.A Press)Imposibles de olvidar, para los suyos, esos que solían conformar el equipe campeón: Renato, Humberto Monteiro, Grapete, Vantuir, Oldair, Vanderlei, Humberto Ramos, Ronaldo, Lola (o Spencer), Darío y Tião (o Beto). La mitad de este equipo ya se había dado el gusto de ganarle 2-1 a la mismísima selección de Brasil, en un partido amistoso, dos años antes, justo a poco de que vaya a México a ser campeona del mundo. Darío repitió el logró de ser el goleador del Brasileirão al año siguiente y Telé Santana, que en paz descanse, se quedó cinco años más en el club. No pudo aumentar el palmarés, pero el cielo ya había sido suyo.

Composición fotográfica: Roberto Gando / DeChalaca.com
Fotos: imortaisdofutebol.com, terceirotempo.bol.uol.com.br, D.A Press; Video: Youtube / Usuarios: 00vini, Aloisio Lopes

Comentarios (2)add
...
escrito por SpecialNeeds , abril 09, 2013
Comentario un pequeño error, el nombre de la ciudad es Belo Horizonte.
Y el mas grande de BH es Cruzeiro, el mineiro tan solo gano el 1er Brasileirao experimental nada comparable con todo lo que hizo Cruzeiro.
...
escrito por marco , abril 09, 2013
excelente articulo y muy bien buscados los videos de los momentos claves de la campaña,lamentablemente despues de eso el atletico no gano ningun titulo importante mas y es conocido x eso en todo brasil como un cuadro ke no gana nada,por todo eso va tener que remar contra toda esa historia para lograr esta libertadores,el mismo dt cuca es conocido tambien x caerse en tramos decisivos y perder titulos,será esta la oportunidad de vengar a la generación de 1980-81 de toninho cerezo.
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy