Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comLiverpool fue el gran protagonista del año tras conseguir su sexta UEFA Champions League y su primer Mundial de Clubes. Los reds coronaron un 2019 de ensueño en el que también destacó el reencuentro de Flamengo con la gloria continental y el título asiático de Al-Hilal con André Carrillo como figura.

Adrián Cabrejo | @adriancabp
Director periodístico

El 2019 quedará en la memoria como el año en el que gigantes de sus respectivos continentes se reencontraron con la gloria. También se remarcará como el año en el que Oceanía vivió una final histórica que rompió el dominio neozelandés.

Copa Libertadores: Flamengo

Flamengo se reencontró con la gloria sudamericana por primera vez desde 1981. El gigante brasileño por fin reclamó su lugar en la fiesta y ganó el torneo con total autoridad desde la llegada de Jorge Jesus. Pero no todo fue color de rosas: el 'Mengão' consiguió su clasificación solo en la última fecha del Grupo D, tras empatar sin goles con Peñarol en Montevideo. En la ida de octavos de final sufrió su única derrota en el torneo bajo el mando del entrenador portugués: 2-0 en Guayaquil ante Emelec. La vuelta fue una prueba de carácter en la que el ‘Fla’ igualó el global y se impuso 4-2 en penales.

Flamengo (Foto: Prensa Flamengo) 

El rival en cuartos de final fue Internacional, en un duelo con mucho morbo por el reencuentro de Paolo Guerrero con su exequipo. La ida favoreció al cuadro carioca por 2-0 con doblete de Bruno Henrique; la vuelta terminó igualada 1-1 y selló la clasificación de Flamengo. El siguiente rival fue Grêmio, que fue vapuleado tras igualar 1-1 en Porto Alegre. El 5-0 en el Estadio Maracaná fue quizá el punto más alto en rendimiento de un equipo convertido en una auténtica máquina.

La final, histórica por ser la primera a partido único en sede neutral, enfrentó a los rubronegros con otra máquina: el River Plate de Marcelo Gallardo. El gol del colombiano Rafael Santos Borré adelantó a los millonarios, pero dos goles agónicos de Gabriel Barbosa permitieron que los dirigidos por Jorge Jesus gritaran campeones por segunda ocasión en su historia. Como dato curioso, Miguel Trauco también es considerado campeón a pesar de que disputó apenas 5 minutos en dos partidos durante la fase de grupos.

Copa Sudamericana: Independiente del Valle

Independiente del Valle consiguió el primer título internacional de su historia. El camino empezó con una serie igualada ante Unión de Santa Fe: los 2-0 en los que cada equipo hizo respetar su localía desembocaron en una definición por penales ganada por el cuadro ecuatoriano por 4-2. La segunda ronda generó un enfrentamiento ante la Universidad Católica, que venía de la Copa Libertadores. El 5-0 en Quito marcó el rumbo del enfrentamiento, que no se vio afectado por la victoria cruzada por 3-2 en Santiago.

Independiente del Valle (Foto: EFE) 

En octavos de final el rival fue Caracas, contra el que la ida en la capital venezolana terminó igualada sin goles. La vuelta favoreció al conjunto ecuatoriano por 2-0 con tantos de Alan Franco y Cristian Dájome. En cuartos de final fue el turno de Independiente: el 'Rey de Copas' argentino se impuso 2-1 en Avellaneda, pero un gol del español Daniel Nieto le dio la clasificación al IDV gracias al factor del gol de visitante ante la igualdad en el global.

La semifinal contra Corinthians marcó quizás el punto más alto de rendimiento de los dirigidos por el español Miguel Ángel Ramírez. Su victoria 0-2 en la ida ante Corinthians los dejó con pie y medio en la siguiente instancia gracias a los tantos del panameño Gabriel Torres. El empate 2-2 en Quito no alteró los planes: el rival en la gran final de Asunción sería Colón. El triunfo por 3-1 llegó en medio de una lluvia torrencial que no impidió que la también llamada ‘Cantera del Ecuador’ consiguiera el premio a su excelente modelo de gestión deportiva.

Liga de Campeones de la Concacaf: Monterrey

Monterrey consiguió su cuarto título en el certamen de Concacaf. Todo empezó en octavos de final con un cruce complicado ante Alianza de El Salvador, en el que empate 0-0 en la ida dejó todo para ser definido en México. Un gol agónico de penal del uruguayo Nicolás Sánchez le dio el pase al conjunto azteca. En cuartos de final fue turno de Atlanta United: la victoria por 3-0 dejó a Rayados con pie y medio en la siguiente instancia, lo que fue ratificado con la caída 1-0 en Estados Unidos.

Monterrey (Foto: Mexsport) 

Las semifinales fueron una auténtica carnicería. Monterrey se impuso 5-0 en la ida ante Sporting Kansas City, y la vuelta no cambió demasiado victoria 2-5 y clasificación a la final para enfrentar al clásico rival. El derby regiomontano sirvió, entonces, de escenario para definir al campeón. La ida fue favorable a los entonces dirigidos por el uruguayo Diego Alonso por 0-1, mientras que el duelo definitivo se disputó en cancha de Rayados y fue empate 1-1, lo que permitió a los de Antonio Mohamed celebrar con su gente.

OFC Champions League: Hienghène Sport

Hienghène Sport rompió el monopolio de Nueva Zelanda en el certamen continental. El cuadro de Nueva Caledonia hizo historia al convertirse en el primer campeón no neozelandés desde la temporada 2009/10, cuando el Hekari United de Papúa Nueva Guinea dio el gran golpe.

Hienghène Sport (Foto: FIFA) 

El camino del ahora monarca de Oceanía empezó en el Grupo A, que se disputó íntegramente en Nueva Caledonia. Las victorias por 5-0 y 1-0 ante Malampa Revivors de Vanuatu y Tahití y el empate 1-1 ante Lae City de Papúa Nueva Guinea le dieron la clasificación a la siguiente instancia. En cuartos de final, superó por un ajustado 2-1 al Ba de Fiyi.

Las semifinales quedarán para siempre en la historia del fútbol de la mencionada isla del Pacífico. A la sorpresiva victoria por 2-0 ante el Team Wellington, el entonces campeón continental, se sumó el triunfo por 2-1 del Magenta ante el todopoderoso Auckland City. La final regaló asi un derby neocaledonio que finalmente favoreció al Hienghène por 0-1 gracias a un gol de Antoine Roine.

AFC Champions League: Al-Hilal

El gigante saudita consiguió su tercer título continental con el peruano André Carrillo como una de sus figuras. El camino del equipo de la media luna empezó en el Grupo C, en el que fue líder con 13 puntos por encima de Al-Duhail de Qatar, Esteghlal de Irán y Al Ain de Emiratos Árabes Unidos. Curiosamente, Carrillo no fue inscrito para esta instancia.

Al-Hilal (Foto: AFP) 

El cruce de octavos de final entregó un duelo ante otro equipo de Arabia Saudita: Al-Ahli. La ida fue favorable a Al-Hilal por 2-4, pero un mal partido en la vuelta significó una derrota por 0-1 que hizo peligrar la clasificación. El rival de la siguiente instancia fue el otro equipo de Yeda: Al-Ittihad. Se jugaron así dos clásicos sauditas para definir al clasificado a semifinales. La ida terminó igualada sin goles y la vuelta en Riad fue favorable por 3-1 para el equipo azul.

Las semifinales ofrecieron dos duelos interesantes ante Al Sadd de Qatar, dirigido por Xavi Hernández. La ida fue favorable para el equipo saudita por 1-4. Se daba casi por descontado que la vuelta sería un trámite igual de sencillo, pero el conjunto qatarí mostró una cara totalmente distinta y se impuso por 2-4. El global terminó 6-5 a favor de Al Hilal, que clasificó a la final contra Urawa Red Diamonds de Japón. Los duelos fueron una reedición de las finales de 2017, entonces ganadas por el equipo nipón. Esta vez la historia fue distinta: las victorias por 1-0 y 0-2 le dieron el título al equipo de André Carrillo.

Copa AFC: Al-Ahed

Al-Ahed, equipo convencionalmente ligado a Hezbolá, consiguió el primer título continental de su historia y el primero en la Copa AFC para un equipo libanés. De paso sirvió para romper la hegemonía de Al-Quwa Al-Jawiya de Irak, campeón de tres ediciones consecutivas. El cuadro de la capital Beirut lideró el Grupo C con 14 puntos ante rivales como Malkiya de Bahréin, Al Qadsia de Kuwait y Al Suwaiq de Omán.

Al-Ahed (Foto: Prensa Al-Ahed) 

El primer lugar permitió que el elenco amarillo clasificara a las semifinales zonales, en las que se deshizo del Al-Wihdat de Jordania tras imponerse 0-1 y empatar 0-0. En las finales zonales derrotó a otro cuadro jordano: el Al-Jazira, esta vez con empate sin goles de visita y victoria 1-0 en casa. La gran final debía disputarse en Pyongyang ante el local April 25, el equipo del ejército norcoreano, pero fue movida a Kuala Lumpur por motivos de seguridad. Un solitario gol del delantero ghanés Issa Yakogo le dio el título al Al-Ahed.

CAF Champions League: Esperánce

Dicen que en la repetición está el gusto, y Esperánce Tunis lo sabe muy bien. El exequipo del peruano Jorge ‘Loverita’ Ramírez consiguió su segundo título consecutivo y el cuarto de toda su historia. Su camino inició en el Grupo B, el que alcanzó sin muchos problemas el primer lugar con 14 puntos ante rivales como Horoya de Guinea, Orlando Pirates de Sudáfrica y Platinum de Uganda.

Esperánce (Foto: AFP) 

En cuartos de final le ganó los dos partidos al Constantine de Argelia por 2-3 y 3-1. Las semifinales, ante el gigante congoleño Mazembe, fueron mucho más peleadas: la victoria 1-0 en casa y el empate sin goles en Lubumbashi le dieron al cuadro tunecino una nueva clasificación a la final. En los últimos dos partidos se ratificó el favoritismo del campeón vigente y doblegó al Wydad Casablanca de Marruecos tras empatar 1-1 de visita y ganar 1-0 en Túnez con gol del argelino Youcef Belaïli.

CAF Confederation Cup: Zamalek

Zamalek se quedó con el segundo trofeo en importancia en el continente africano. Fue un buen premio consuelo para el segundo equipo más importante de Egipto, cuyo camino empezó en la primera ronda clasificatoria, en la que dejó fuera al ASCOT de Chad: lo goleó 7-0 en casa y cayó 2-0 de visita. En la repesca se enfrentó al Ittihad Tanger de Marruecos, al que eliminó tras un empate 0-0 y una victoria por 3-1.

Zamalek (Foto: Prensa Zamalek) 

El Grupo D fue complicado. Si bien Zamalek terminó en el primer lugar ante rivales como Gor Mahia de Kenia, NA Hussein Dey de Argelia y Petro de Luanda de Angola, lo hizo con solo 9 puntos, apenas un par más que el peor ubicado. Las series de cuartos de final y semifinales fueron bastante disputadas, como que ambas se definieron con la misma fórmula: empate sin goles de visita y victoria 1-0. Las víctimas fueron Hassania Agadir de Marruecos y Etoile du Sahel de Túnez.

La final no fue muy distinta del resto del camino del conjunto egipcio. La ida en Marruecos terminó con victoria 1-0 del RSB Berkane, y la vuelta reeditó el marcador, pero esta vez a favor de Zamalek. El campeón se definió por penales, que favorecieron al cuadro de la capital egipcia (5-3).

UEFA Champions League: Liverpool

Liverpool consiguió su sexto título en el máximo certamen europeo. Los reds superaron con mucha angustia un grupo duro con PSG, Nápoli y Estrella Roja. El segundo lugar con 9 puntos por una mejor diferencia de goles les permitió clasificar por encima del cuadro italiano a octavos de final; en esa instancia, se deshicieron de un irregular Bayern Münich, con el que igualaron 0-0 fuera de casa y al que vencieron por 3-1 en Anfield.

Liverpool (Foto: AFP) 

El cruce de cuartos de final fue mucho menos parejo. Porto fue superado de principio a fin y cayó en los dos partidos por 2-0 y 1-4. Para las semifinales llegaron dos duelos espectaculares: primero los reds cayeron 3-0 en el Camp Nou ante el Barcelona. La ventaja de la ida dejaba al conjunto catalán con pie y medio en la gran final de Madrid, pero un Liverpool con varias bajas puso todo el corazón y, en un partido espectacular, volteó la serie gracias a un soberbio 4-0.

El Wanda Metropolitano fue el escenario de la final inglesa ante Tottenham Hotspur. Un gol tempranero de Mohamed Salah inclinó la balanza para los dirigidos por Jürgen Klopp, que liquidaron el encuentro sobre el final con un tanto de Divock Origi.

UEFA Europa League: Chelsea

Chelsea consiguió su segunda UEFA Europa League de la mano del italiano Maurizio Sarri. Los blues ganaron el Grupo L sin demasiados problemas por encima del BATE Borisov de Bielorrusia, Videoton de Hungría y PAOK de Grecia. El cruce de dieciseisavos de final fue ante Malmö de Suecia, al que vencieron por 1-2 y 3-0. El siguiente rival fue Dinamo Kiev, al que golearon por 3-0 y 0-5.

Chelsea FC (Foto: UEFA) 

Los cuartos de final no fueron tan sencillos a pesar de que el conjunto londinense se impuso en ambos partidos. Slavia Praga fue un gran rival, aunque cayó por 0-1 y luego por 4-3. Las semifinales fueron sumamente parejas: Eintracht Frankfurt recién sucumbió en los penales por 4-3 luego de igualar los dos partidos por 1-1. La final fue un derby de Londres en el que golearon 4-1 al Arsenal gracias a los goles de Olivier Giroud, Pedro Rodríguez y Eden Hazard en dos ocasiones.

Mundial de Clubes: Liverpool

Liverpool tenía una deuda en este torneo. A las dos finales perdidas de la Copa Intercontinental, se sumaba la caída en el Mundial de Clubes 2005 a manos del Sao Paulo. Los reds se hicieron esperar, pero por fin levantaron el título tras dos duelos bastante agónicos. En semifinales apenas tuvieron fuerza para superar a Monterrey por 1-2 gracias a los goles de Naby Keita y Roberto Firmino, este último en los descuentos.

Liverpool (Foto: AFP) 

La final fue una reedición de la Copa Intercontinental de 1981 ante Flamengo. En aquella ocasión el cuadro carioca se había impuesto por un contundente 3-0 en Tokio. Esta vez la historia fue distinta: Liverpool encontró el gol recién en el noveno minuto del primer tiempo suplementario por intermedio de Roberto Firmino. Así, el título fue a parar a las vitrinas de Anfield, lo que extendió por sétimo año consecutivo el dominio europeo.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy