Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.comMucho antes de esta generación de ganadores, el Real Madrid vivió entre la glorias y las sequías internacionales. Sin embargo, una de las últimas grandes campañas del conjunto merengue permite remontarnos a 1998, cuando obtuvo el título de la Champions luego de pasar 32 años sin consagrarse.

Diego Urbina | @diegourbina1495
Redactor

Veinte años, igual número de ediciones de Champions League, 16 técnicos distintos y cinco nuevas ‘Orejonas’ después; el Real Madrid vuelve a disputar una final del máximo torneo de clubes europeos. Hace dos décadas, el cuadro madridista logró su séptima orejona bajo la dirección técnica de Jupp Heynckes cortando una sequía de 32 años sin acariciar el máximo trofeo de clubes de Europa. Cuatro lustros después y en Kiev, los de la Casa Blanca -por un capricho del destino- buscarán adjudicarse una nueva Champions ante el último rival que lo derrotó en una final continental: el Liverpool.

En la temporada 1997/98, el sorteo colocó al cuadro de la Casa Blanca en el grupo D junto al Rosenborg de Noruega, el Olympiakos de Grecia y el Porto de Portugal. En aquel entonces la ‘Orejona’ se disputaba en seis grupos con cuatro integrantes cada uno y clasificaban a los cuartos de final los primeros de cada serie acompañados de los dos mejores segundos. Por ello para asegurar la clasificación era imprescindible ubicarse en la punta del grupo.

En la previa el rival del Real Madrid en esa disputa debía ser el Porto, pero éste no dio la talla en los dos duelos que mantuvieron. En tierras lusas -por la segunda fecha- el conjunto español doblegó a su rival con goles de Fernando Hierro a los 14’ y Raúl González. En el Santiago Bernabéu el resultado fue más abultado, con tantos de Fernando Hierro (6’), Roberto Carlos (48’) y un doblete de Davor Suker (29’ y 73’) el elenco capitalino cerró el grupo con un contundente 4-0. De local ante Olympiakos, el conjunto madridista goleó por 5-1 -con volteada incluída-nuevamente con una gran actuación del croata Davor Suker que aportó con un doblete a los 34’ y 66’. La goleada la completaron Fernando Morientes, Víctor Sánchez del Amo y Roberto Carlos a los 44’, 85’ y 90’ respectivamente. Por su parte, en el Estadio Olímpico de Atenas el score fue un 0-0 que dejó sin chances de pasar a los locales y afianzó en la punta a los de Heynckes.

Uno es ninguno

 

La campaña del equipo dirigido técnicamente por Jupp Heynckes pudo ser perfecta de no ser por el Rosenborg de Noruega. El cuadro escandinavo realizó una gran fase de grupos que le permitió ubicarse en la segunda casilla de la serie sin que esto signifique lograr acceder a la siguiente fase del torneo. De los seis partidos que disputó, resalta -sin duda alguna- la victoria ante Real Madrid en la quinta fecha del grupo por 2-0 con goles de Daniel Berg a los 42’ y de Harald Brattbakk a los 53’. Aquel resultado adverso para la escuadra blanca, el cual no le impidió clasificar a cuartos, fue el único revés que sufrió en la Champions 1997/98. Es más, a partir de allí jugó seis encuentros de los cuales ganó cinco y solo empató uno.

Ya en cuartos de final el rival que tuvo al frente fue el Bayern Leverkusen. El primer enfrentamiento se realizó en la casa del conjunto alemán, el BayArena. El trámite del partido al igual que el resultado fue igualado. El primero de la noche lo puso Stefan Beinlich a los 18’ y cuando la victoria alemana empezaba a concretarse apareció Christian Karembeu para poner la igualdad definitiva a los 74’. El duelo de vuelta tuvo un desarrollo parecido pero resultado totalmente distinto pues el elenco español en apenas siete minutos destrabó una serie que se estaba complicando. A los 50’, el héroe del empate en Alemania Christian Karembeu, puso el primero y Fernando Morientes a los 57’ puso el segundo. Fernando Hierro a los 90’ puso la cereza del pastel desde los doce pasos.

Del arco caído al arco del triunfo

El segundo equipo alemán que le tocó enfrentar en aquella edición de Champions League fue el vigente campeón continental, Borussia Dortmund; la instancia: semifinales. El primer duelo se llevó a cabo el 1 de abril de 1998 en el Santiago Bernabéu, día en que el mundo del fútbol presenció uno de los hechos más anecdóticos de la historia. Cuando se realizaba el sorteo de capitanes, un grupo de hinchas radicales del Real Madrid se trajo abajo el arco que colindaba con la tribuna sur. Este acontecimiento ocasionó un retraso de más de 60 minutos del partido ya que se debió recoger un arco de la entonces Ciudad Deportiva de la Casa Blanca.

 

En cuanto al fútbol, el conjunto de Heynckes obtuvo una importante victoria de 2-0 sobre su similar alemán. Los goles madridistas fueron anotados por Fernando Morientes a los 25’ y Christian Karembeu a los 67’ Así el Real Madrid daba un importante paso hacia la final, algo que se concretó el 15 del mismo mes con el 0-0 de la vuelta en el Signal Iduna Park.

Goliat versus Goliat

Si en la semifinal el Real Madrid eliminó al campeón de la Champions anterior, en la final de Ámsterdam debía hacer lo propio con el subcampeón, la Juventus de Italia; un equipo que jugaba su tercera final consecutiva habiendo salido victoriosa de la primera y derrotada de la segunda. Pero eso no era todo pues tenía que hacerle frente al ataque más letal del torneo conformado por Alessandro del Piero y Filippo Inzaghi que llegaban al partido definitorio con 10 y 6 goles respectivamente. Para su beneficio, el plantel madridista supo hacerle frente a dicho ataque además de controlar a la volante rival conformada por jugadores Edgar Davids, Didier Deschamps -actual entrenador de la selección de Francia- y Zinedine Zidane, ahora técnico del Real Madrid.

En partido bastante parejo, el que hizo el gol ganó. Para intereses merengues el único tanto de dicha final lo hizo Predrag Mijatovic a los 67’ quien aprovechó un rebote de la defensa italiana tras un remate de Roberto Carlos. Un gol fue suficiente para que los capitalinos sigan afianzándose como el club más ganador de la historia de la Champions League. Un solo tanto bastó para terminar con 32 años de espera en la que el Real Madrid vio pasar la ‘Orejona’ por diferentes mano entre las cuales nunca estuvo la suya.

Composición fotográfica: Aldo Ramírez / DeChalaca.com
Fotos: AS, Getty Images


Comentarios (0)add
Escribir comentario
quote
bold
italicize
underline
strike
url
image
quote
quote

busy